Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

impresión digital

El Nespresso de la comida 3D

5/12/2019 - 

MURCIA. Imagínese: la comida del futuro vendrá en cápsulas desechables y la podrá imprimir en su propia máquina 3D. ¿Ciencia ficción? El mundo de la impresión digital cada vez es más diverso y ambicioso como se pudo ver este miércoles en el congreso nacional Aditiva 4.0 que acogió el Auditorio Víctor Villegas de Murcia. Juguetes, mobiliario, piezas dentales o la comida de un restaurante con estrella Michelin. La fabricación aditiva en la actualidad tiene un abanico de posibilidades casi infinito y se utiliza en sectores tan distintos como el aeroespacial, el automotriz, el sanitario, el industrial o el gastronómico.

El Nespresso de la comida 3D está más cerca de lo que parece. Natural Machines es la empresa que ha impulsado este innovador proyecto en colaboración con el Centro Nacional de Tecnología y Seguridad Alimentaria (CNTA). “Estamos trabajando unas fórmulas alimentarias imprimibles en 3D con una vida útil amplia, que estén en el stand de un supermercado en una cápsula desechable y tú puedas comprarla e imprimirla en casa”, explica Amanda Belarra, del departamento de I+D+i del CNTA.

Para ello, claro, hace falta una impresora digital de comida como la que fabrica Natural Machines, que mostró en vivo y en directo en la cita Aditiva 4.0 lo rápidamente que se puede transformar un simple puré en una pieza 3D comestible y atractiva visualmente. Su leiv motiv, "Comida real, recién impresa". En la actualidad, los principales usos se dan en hospitales, para ayudar a comer a personas con disfagia; en restaurantes creativos, en los que se diseñan platos muy visuales con ingredientes novedosos, y en centros tecnológicos, donde experimentan con nuevas proteínas, sobre todo vegetales.

“Los profesionales de la salud nos dicen que les está resultando muy útil. Con cualquier ingrediente que sea triturado o líquido, podemos levantar estructuras bastante grandes”, explica Juan Casellas, de Natural Machines. Esencialmente, la maquina sigue un sistema que empuja los alimentos hacia abajo de la cápsula, a través de la boquilla, y los imprime. Un sistema de control mueve la cápsula de una manera muy precisa, creando formas que luego se pueden apilar capa sobre capa para convertirse en verdaderas creaciones tridimensionales. Además, la máquina incluye un recetario con múltiples opciones y el software permite realizar tantas creaciones como se quiera.

Cuándo llegará esta novedad a los hogares es algo que no se atreve a predecir, aunque es lo que persigue el proyecto. “Ahora mismo estamos en un mercado profesional pero el objetivo es llegar a un usuario de supermercado y que se pueda imprimir su propia comida en casa”, asegura Casellas.

next