Hoy es 15 de julio

BALONCESTO. UNICAJA DE MÁLAGA, 83; UCAM MURCIA CB, 101 

Festival murciano en Málaga: el UCAM CB vuelve a imponerse al Unicaja y está a un triunfo de la final

Fotos: ACB PHOTO

30/05/2024 - 

MURCIA. Un auténtico festival murciano en Málaga para estar a un triunfo de la final de la Liga Endesa. El UCAM Murcia Club Baloncesto venció por 83-101 su segundo partido frente al Unicaja en apenas 48 horas y estableció el 0-2 a su favor en la semifinal, programada al mejor de tres victorias. Después de llevarse el primer partido de la serie el martes por 79-88 en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena este nuevo triunfo acerca a los de Sito Alonso a un objetivo que sería más histórico todavía. El tercer episodio de esta gran historia será el sábado a las seis de la tarde en Murcia.

La determinación con la que jugó, de las que asustan a sus contrincantes, y la coralidad de su baloncesto -todos los integrantes del quinteto anotaron más de 10 puntos- resultaron claves en un envite en el que los del banquillo también aportaron lo suyo. 

El encuentro arrancó muy bien para el UCAM CB, que doblaba a su oponente en el marcador: 9-18 superado el ecuador del primer periodo tras otro gran inicio de partido del equipo murciano, muy intenso y atacando de forma resolutiva y ya con dos triples anotados por Rodions Kurucs y Ludde Hakanson.

Ibon Navarro se vio forzado a pedir tiempo muerto y el Unicaja reaccionó a lo que le pedía su técnico. Sin embargo, la tremenda voracidad de Yannis Morin yendo al rebote ofensivo y llevando ya nueve puntos hizo que el cuadro universitario llegase al primer parón obligado del encuentro todavía por delante, en concreto cuatro tantos arriba (21-25).

Los granas, hoy nuevamente con uniforme de color crema, seguían mandando merced a su acierto exterior -Dustin Sleva, Troy Caupain y Moussa Diagne- y el colchón volvió a ser interesante (25-33). Sí, pero enfrente estaba un rival potente y, además, jugando con todas las alertas puestas y arropado por su bulliciosa afición.

Varios errores no forzados del UCAM CB dieron pie a la reacción de los verdes, que, con un triple de Kendrick Perry, igualaron el choque a 35. El choque era una batalla, algo lógico por lo mucho que había en juego, y un golpe de Dylan Osetkowski en la cara a Morin propició que éste se retirase al vestuario sangrando. La jugada se saldó con la señalización de la falta del francés, quien además fue castigado con una técnica por hacer una reverencia al público. Decisiones arbitrales cuanto menos controvertidas.

Lo mejor que le podía pasar al equipo de Sito, quien por cierto recurrió durante algunos segundos primero al canterano Will Falk y luego a David Jelínek, poco utilizado durante el curso, era que llegase el descanso y lo alcanzó por detrás pero estando absolutamente en la pelea (45-44).

Morin, quien estaba siendo el jugador más productivo del UCAM CB, recibió seis puntos de sutura y volvió a la cancha en el quinteto de la segunda parte con aparatoso vendaje en la cabeza.

Con Rodions Kurucs enchufado, además de infiltrado para jugar, el UCAM CB continuó apretando y de qué manera. Sendos canastones de Morin y Dylan Ennis y un par de triples del propio Kurucs y de Hakanson devolvieron la máxima ventaja a los murcianos (56-65, un bonito marcador capicúa en el minuto 26).

Ibon Navarro lo paró de nuevo pero los de la Universidad Católica no cesaron y, con un ataque muy fluido, pusieron el +13 (51-74) con el que concluyó el cuarto

En los diez minutos finales la firme defensa del UCAM CB frenó el ímpetu de su rival y un triple de Caupain supuso el 65-80 a seis minutos y medio del final. Lo tenía muy cerca pero no lo tenía hecho.

Con 68-83 Alberto Díaz salió al rescate de su equipo como buen capitán y un triple y una bandeja del pelirrojo hicieron creer a sus compañeros que aún podían salvarlo. Sito, muy rápido, llamó a sus jugadores para darles un respiro y algunas instrucciones con cinco minutos por jugar y un +10 (73-89). E hizo muy bien. Seis puntos seguidos y 16 arriba. Con tres minutos y medio para la conclusión ya sí que estaba el 0-2 casi asegurado. Ahora ya sí. El encuentro acabó con festival murciano en Málaga. Buena parte de la afición local, que se marchó antes del bocinazo final, no terminó de ver el 83-101 con el que concluyó la contienda -llegaron a ser 20 los puntos de diferencia con el 77-97-. El centenar largo de aficionados que viajaron desde la capital del Segura lo gozaron a base de bien. El sábado, en casa, se les sumarán otros 7.000. La ocasión lo merece.

Ficha técnica:

Unicaja de Málaga, 83: (21+24+16+22): Perry (12), Carter (7), Barreiro (-), Thomas (-) y Kravish (8)  -cinco inicial-, Alberto Díaz (15), Osetkowski (12), Kalinoski (1), Taylor (7), Djedovic (3), Sima (8) y Ejim (10).

UCAM Murcia Club Baloncesto, 101 (25+19+30+27): Hakanson (14), Ennis (13), Rodions Kurucs (21), Sleva (16) y Morin (15) -cinco inicial-, Sant-Roos (3), Radebaugh (4), Diagne (6), Caupain (8), Jelínek (-) y Falk (1).

Árbitros: Juan Carlos García González, Martín Caballero Madrid y Francisco Araña Santana. Sin eliminados.

Incidencias: Segundo partido de las semifinales de la Liga Endesa de baloncesto que se disputó en el Palacio de los Deportes José María Martín Carpena de Málaga ante 10.681 espectadores, más de 100 de ellos desplazados desde Murcia.

Noticias relacionadas

next