tribuna libre / OPINIÓN

Evitemos un Corredor Mediterráneo de segunda clase

12/10/2021 - 

MURCIA. Ferrmed se opone rotundamente al trazado de vía única de la nueva línea Murcia Almería

El tráfico global de mercancías en el sector Murcia – Algeciras, considerando las autopistas A-91/92 y A-7/AP-7, se halla dentro de la red viaria/ferroviaria que acapara el 65% del tráfico en España y, por lo tanto, es una zona de actuación prioritaria indiscutible. Bastante más que otras líneas de otros territorios de España que con menos tráfico potencial disfrutan, desde hace años de líneas de doble vía. 

"La Huerta de Europa no se merece este trato por parte del Gobierno Central"

En esta sección de la línea, según el estudio que Ferrmed está desarrollando, hacen falta tres terminales intermodales de primer nivel para poder absorber los tráficos previstos en el horizonte de 2030. Disponiendo de un ferrocarril de mercancías eficiente en el año 2030, más de 50 trenes diarios de mercancías circularían por esta sección del Corredor Mediterráneo. 

En lo que concierne a los pasajeros, las directrices europeas son claras: para vuelos de una hora o hora y media de duración el ferrocarril debe substituir progresivamente al avión. Resulta claro que Madrid, Barcelona, Valencia, etc, están a menos de hora y media de Almería por avión, por lo que, si se dispone de una buena infraestructura ferroviaria, una parte significativa de los viajeros que toman el avión pasarían a utilizar el ferrocarril. 

Así mismo, está claro que una línea mixta con trenes de alta velocidad a 300 km/hora y trenes de mercancías que no alcanzan los 100 km/hora son incompatibles en una línea de vía única. 

El 'Ferrmed Study of Traffic and Modal Shift Optimization in the EU' plantea criterios muy novedosos sobre la combinación de tráfico de carretera-ferrocarril, que serán un acicate para transportar los productos de la zona con trailers que viajarán en tren en los largos recorridos que son los que, en buena parte, efectúan los camiones que salen de esta zona con destino al centro y norte de Europa. Hay que tener en cuenta que el ferrocarril permitiría además, al ser más rápido, ensanchar el mercado de los productores almerienses y murcianos, lo que redundará en más tráficos adicionales.  

La Huerta de Europa no se merece este trato por parte del Gobierno Central. 

Hay que recordar también que lo que se está haciendo en todo el Corredor Mediterráneo son actuaciones "de mínimos" pretendiendo hacer circular trenes de mercancías por líneas de cercanías en las zonas de Barcelona y Valencia sin ninguna previsión de los tráficos futuros que, si se cumplen las directrices de la Unión Europea, saturarán estas líneas en muy pocos años. 

Volviendo al caso de los trenes de viajeros, no es de recibo que toda el Área Mediterránea Española, que contiene más del 40% de la población del Estado, la parte más significativa de la producción agrícola e industrial, las instalaciones logísticas más importantes (incluidos los puertos) y las áreas turísticas más relevantes, no disponga de una línea de AVE que la recorra de punta a punta uniendo Gerona, Barcelona, Tarragona, Castellón, Valencia, Alicante, Murcia, Almería, Málaga y Algeciras (sin olvidar una conexión directa Murcia - Granada), con trenes de altas prestaciones con velocidades de 300 km/h, tal como ocurre en otras partes de España menos dinámicas. 

Por todo ello, con todo el respeto pero también con toda la firmeza, Ferrmed exige que la sección Murcia – Almería se construya en vía doble y se incluya también la conexión Lorca – Granada por el Valle del Almanzora. Además el Estudio del Sector Sur del Corredor Mediterráneo encomendado por nosotros a empresas consultoras de prestigio en el año 2011, demuestra que las inversiones en este sector son altamente rentables, con un beneficio anual del orden de los 600 millones de euros solo en ahorro de energía, mano de obra, tiempo y emisiones de gases de efecto invernadero.

Joan Amorós 

Presidente de Ferrmed 

Noticias relacionadas

next