Hoy es 24 de julio

como ayer / OPINIÓN

En el aniversario de la Facultad de Medicina

19/05/2022 - 

MURCIA. Un catedrático de la Universidad de Murcia escribía a finales del año 1966 que resultaba "descabellado" pensar en una Facultad de Medicina o intentar la creación de una Facultad de Económicas. Pero lo cierto es que en el verano de 1968 era creada la primera y en 1971 la Escuela de Empresariales, antecedente de la segunda, que nació en 1981. Lo que él quería era una expansión de Ciencias que incluyera la sección de Biológicas. También estos estudios llegaron, pero en 1975.

La Diputación Provincial fue quien elevó al Ministerio de Educación y Ciencia la petición de que se creara la Facultad de Medicina en Murcia, y poco después recibió la adhesión de diversas instituciones y organismos, entre ellas la imprescindible de la Universidad y la no menos relevante del Colegio de Médicos.

Fue en la sesión plenaria del lunes 9 de octubre de 1967 cuando se formalizó la propuesta, a partir de dos acuerdos: que se solicitara oficialmente la creación de la Facultad de Medicina y que se ofrecieran al Ministerio los terrenos precisos para su construcción y las instalaciones de todos los centros sanitarios dependientes de la Diputación para la práctica de los alumnos.

"Cipriano Baños Flores fue su primer alumno matriculado entre los 201 inscritos"

El histórico telegrama dirigido al ministro por el presidente del organismo provincial, Ramón Luis Pascual del Riquelme, especificaba cuáles eran los centros de los que podría disponer en aquellos días, hace 55 años: "Hospital médico-quirúrgico, hospital psiquiátrico, maternidad, casa-cuna y centros de recuperación de niños subnormales y rehabilitación de niños minusválidos". Aún no regía el lenguaje correcto, o correctivo.

El 30 de octubre, en un discurso del ministro, que lo era Manuel Lora-Tamayo, la petición murciana encontró pronta respuesta: "Al mismo tiempo que se hace indispensable que todas las Universidades cuenten con una Facultad de Medicina, reitero el anuncio de que han de crearse con este criterio en Oviedo, Murcia y La Laguna, al menos inicialmente, para impartir en ellas las enseñanzas preclínicas y médicas".

El Consejo de Ministros del 9 de febrero del año siguiente acordó enviar a Las Cortes el Proyecto de Ley por el que se creaban las citadas Facultades de Medicina, y el 26 de junio era dictaminado por el órgano legislativo. El mismo día, por cierto, que el Pablo VI anunciaba el hallazgo de los restos del apóstol San Pedro en las cripta del Vaticano. El 24 de julio aprobó el Pleno el Proyecto de Ley, a la vez que la apertura del proceso de independencia de Guinea Ecuatorial.

El Boletín Oficial del Estado hizo oficial el 29 de julio la Ley aprobada, en cuyo artículo tercero se determinaba que la implantación de las enseñanzas se realizaría de forma paulatina, de los cursos inferiores a los superiores, a medida que se fuera dando cumplimiento a las previsiones presupuestarias y se habilitaran las instalaciones necesarias.

A pesar de que Diputación, Ayuntamiento y demás instancias apostaran decididamente por el inicio inmediato de los estudios en el curso 1968-69, lo cierto es que hubo que esperar al siguiente. Y mientras se hablaba de los terrenos y los presupuestos precisos para la edificación de la nueva Facultad, que se deseaba próxima al Hospital Provincial. Por eso se barajó el entorno del futuro Hotel 7 Coronas, inaugurado en 1971, y el Polígono de San Juan, "cuyos terrenos se entregarían urbanizados".

En un Pleno celebrado en el mes de noviembre, se anunció que la Diputación aportaría 13 millones de pesetas y que se señalaba que el espacio necesario podría irse hasta los 15.000 metro cuadrados. Pero lo cierto es que a finales de abril de 1969 se anunció una visita del ministro Villar Palasí, que había reemplazado a Lora-Tamayo, para conocer las instalaciones que el Hospital Provincial ponía a disposición del Ministerio para poner en funcionamiento la Facultad de Medicina, así como los solares que la Diputación cedía para el edificio definitivo para dicha Facultad en el Complejo Residencial de Espinardo. Así comenzó a gestarse el actual Campus.

Y en junio, el comisario-decano de la nueva Facultad de Medicina, doctor Gomar Guarner, visitó las instalaciones provisionales que se habilitaron a la espalda del Hospital Provincial y comunicó al presidente de la Diputación Provincial que comenzaría a funcionar a partir del curso académico 1969-70, por lo que a partir del 1 de septiembre quedaría abierto el plazo de matrícula.

Las obras para la adaptación de los espacios disponibles en el Hospital Provincial fueron dirigidas por el arquitecto Enrique Sancho Ruano y el aparejador Juan Pedro Conde. El acceso, independiente del resto de las instalaciones hospitalarias, se llevaba a cabo por la calle de Luis Fontes Pagán, donde en el actual Reina Sofía se emplaza el área de Urgencias, y disponía de una zona ajardinada. Fueron instalados los escudos en bronce de la Diputación y de la nueva Facultad en la fachada.

Y allí fue donde arrancó el primer curso universitario de Medicina en Murcia, que tuvo, según reseñó la prensa de la época, en Cipriano Baños Flores a su primer alumno matriculado entre los 201 inscritos. De ellos, catorce obtuvieron becas, cuyo importe oscilaba entre las 30.000 y las 40.000 pesetas. Y alcanzaron matrícula gratuita, por escasez de recursos, diez; por ser hijos de funcionarlos del Ministerio de Educación y Ciencia, diecinueve; y cuatro becarios. Las asignaturas de este primer curso de la carrera eran: Matemáticas, Física, Química, Biología y un idioma moderno.

La mayoría de los matriculados residían en las provincias de Murcia y Albacete, pero había también un grupo de Orihuela y otras poblaciones de la Vega Baja, y de Almería, que por su proximidad a Murcia no cursaban la carrera en la Universidad de su distrito. Aquel histórico curso dio comienzo el día 16 de octubre, a las 9:30 horas.

Noticias relacionadas

next