Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

NUEVOS PROYECTOS

Emprender en Cartagena: el tortuoso camino hacia la estabilidad laboral

29/06/2020 - 

CARTAGENA. Por desgracia no corren buenos tiempos para lanzarse a una aventura, en solitario o acompañado, para iniciar un negocio. La crisis sanitaria y, por ende, económica ha dejado un auténtico reguero de bajas, personas que arrancaban sus proyectos, que tenían intención de ponerlos en marcha en breve o que veían la luz tras unos meses de ensayo y error.

Emprender nunca es fácil, pero en la etapa poscoronavirus se convierte en un auténtico desafío en el que solo, como bien podría decir el mismísimo el naturalista Charles Darwin, solo los más fuertes, la selección natural con aquéllos mejor preparados, garantiza la superviencia, aunque, seamos claros, a veces ni eso ayuda, al tener que lidiar con infinidad de variantes que el mercado nos aboca.

Los datos del Informe GEM ­- el mayor estudio en curso de dinámica empresarial en el mundo- revelan que tan solo un 29% de la población española percibe que existen oportunidades de mercado. Es un dato claramente inferior a los países de nuestro entorno y que resulta de especial gravedad porque son pocas las personas que emprenden si no ven una oportunidad rentable. 

Parte de la explicación se debe a que nuestro entorno puede no ser el más adecuado para emprender, pero también hay una parte de predisposición cultural que hace que la gente no se fije tanto en las oportunidades que ofrece el mercado. En la misma línea está el dato del miedo al fracaso, uno de los más altos de Europa, que también hace que la gente esté menos predispuesta a crear una nueva empresa. Al igual que lo anterior, la vertiente cultural del fracaso es muy complicada de cambiar en el corto plazo.

El 63% de las personas que arrancan un nuevo negocio en España abandonan en el primer año, indica el Gerente de la Agencia de Desarrollo Local y Empleo Cartagena, Fulgencio Cerón. Dentro del emprendimiento hay un sinfín de problemas que salvar antes de subir la persiana y lo importante es tratar de que aquellos que abran se conviertan en sostenibles y puedan crecer. 

"Mucha gente iniciaba su proyecto, pero se generan abandonos muy pronto, por las deudas que suponen, la inversión que se lleva a cabo se tira a la basura", añade Cerón, quien explica que desde la ADLE se ha tratado de echar un cable a estos emprendedores con la puesta en marcha de la sexta edición del Generación Emprendedora, un programa intensivo que ayuda a personas que viven en Cartagena a montar sus negocios y empresas.

"Cuando uno conoce en profundidad su negocio, tiene experiencia y conocimiento en gestión empresarial, una piedra que pueda aparecer por el camino es capaz de sortearla y no se sale de su trayecto", explica el gerente de la ADLE. "De ahí el fundamento de este programa para que los negocios que se abran en Cartagena puedan desarrollarse".

El sentido común, ese es el aspecto que rige el desarrollo de un negocio, pero también el hecho de que el futuro empresario tengan cierta experiencia sobre el terreno. "Los emprendedores deben conocer todas las alternativas: comprar, alquilar, contratar personal, subcontratar, si se echan un socio, piden un préstamo, etc..: todo ese tipo de dualidades deben conocerlas", reconoce Fuelgencio Cerón, quien añade que los que suelen salir son los que tienen experiencia en el sector. Afirma que en esta etapa hay un buen número de proyectos que arrancan de personas que llegan de un ERTE "conocen el sector y van a emprender en ese sector, por lo que lo normal es que les vaya bien", añade.

El autoempleo, la alternativa al desempleo

Parece una obviedad, pero dice Cerón que hay casos de gente que con un perfil de edad (45 o 50 años) que entiende que si no emprende en ese momento es difícil que se incorpore al mercado laboral. También inmigrantes, que tienen más dificultades de acceder al mercado laboral por cuenta ajena, por lo que la alternativa del autoempleo es mucho más factible. "Además, los inmigrantes tienen una cultura más de emprendimiento y no les asusta montar negocios", explica.

"Al ver que hay muchos abandonos, a nivel nacional, según nos revela el informe GEM y que la mayoría son de estudios primarios, que no tienen formación en gestión empresarial, quisimos hacer este programa para que los que salgan tengan mayor garantía de consolidación", esgrime Fulengcio. "Que cada vez que abran la persiana no les eche para atrás cualquier imprevisto. En cuanto uno inicia un negocio tiene que tomar decisiones sobre un montón de aspectos -recursos humanos, publicidad, financiación, contratación de personal- y es importante tener un plan de navegación", subraya el director del ADLE.

Dentro del programa Generación Emprendedora desarrollado por la ADLE -que cumple su sexta edición entre el 23 de junio y el 16 de julio- incluyen talleres en los que se enseña a los emprendedores las herramientas tecnológicas que tienen a su disposición y se les introduce en el modelo Canvas de desarrollo de negocio, orientando a los emprendedores  en temas jurídicos, laborales y fiscales. Asimismo, el programa se completa con las tutorías individualizadas y el seguimiento  de los técnicos del Departamento de Emprendimiento y Desarrollo Local de la ADLE, que llevan a cabo con cada uno de los proyectos participantes, también incluye una jornada  networking en las que emprendedores de éxito les cuentan sus experiencias.

En las cinco primeras ediciones de Generación Emprendedora Creación han participado ya 63 personas, con 59 proyectos de emprendimiento, siendo  21 emprendedores (15 mujeres y 6 hombres) los que han puesto en marcha con éxito proyectos empresariales centro de pilates, empresa de limpieza, entrenamiento personal, clínica pluridisciplinar, empresa de servicios, inmobiliaria, peluquería, estética, cafetería, productos sanitarios, restaurante, contenidos digitales, fisioterapia, formación, gestión de alquileres, espacios de ocio y formación, comercio de regalos creativos, recursos humanos, empresa de limpieza, comercio on line, comercio de ropa.

Esta última edición han sido seleccionados 11 personas emprendedoras y un total de 9 proyectos, que van desde un locutorio, un comercio de ropa laboral, una empresa de cobro de deudas, una carnicería, realización y mantenimiento de cajas para piscifactorías, un comercio online de regalos, una web de entrenamiento, una cafetería y una academia de formación.

Participantes en las diferentes convocatorias:

Primera edición (2019) 12 emprendedores (7 mujeres y 5 hombres)- 12 proyectos; 2ª edición (2020) 12 emprendedores (10 mujeres y 2 hombres)-10 proyectos; 3ª edición (2020) 11 emprendedores (7 mujeres y 4 hombres)-11 proyectos ; 4ª edición (2020) 13 emprendedores (10 mujeres y 3 hombres)- 13 proyectos y 5ª edición  (2020) 15 emprendedores (8 mujeres y 7 hombres)- 13 proyectos.

Noticias relacionadas

next