Hoy es 20 de junio y se habla de

emplea a ocho trabajadores

Embargos a lo bestia aterriza en Cartagena con una tienda de 1.500 metros cuadrados en Cabezo Beaza

21/05/2021 - 

CARTAGENA. La empresa con base en Alhama de Murcia Embargos a lo Bestia acaba de aterrizar en Cartagena. Más concretamente, lo ha hecho en el polígono Cabezo Beaza, donde hace tan solo una semana -el pasado jueves 13 de mayo- abría una superficie de 1.500 metros cuadrados en la calle Belgrado, junto al supermercado Aldi.

La empresa emplea a ocho trabajadores en este nuevo emplazamiento en Cartagena, donde se estrena, convirtiéndose, de esta manera, en el séptimo centro de la Región, tras los de Alhama, Caravaca, Lorca, Monteagudo, Nueva Condomina y Molina de Segura. 

Reconocen desde la empresa que llevaban tiempo buscando una ubicación apropiada para posicionarse en la ciudad portuaria, porque, además, era una de las reivindicaciones de sus propios clientes, que hasta ahora tenían que desplazarse a las más cercanas, como Alhama o Murcia, para adquirir sus productos.

Hace tan sólo un par de meses ponían en marcha una nueva tienda en Molina de Segura y el pasado mes de abril también abrían la persiana en Alicante. 

La compañía, encabezada por Pablo Franco, tiene una alta rotación en algunos de sus artículos, especialmente en sus tiendas físicas. La empresa cuenta con una veintena de tiendas repartidas entre la Región de Murcia, la Comunidad Valenciana, Andalucía y Castilla-La Mancha, que se suman a su ecommerce.

Embargos a lo bestia, cuyos trabajadores cuentan con una novedosa aplicación móvil que les permite pedir anticipos, inició su andadura en Alhama de Murcia en el año 2014. A pesar de lo que pueda indicar su nombre, la compañía no obtiene su mercancía de embargos, sino de tiendas que finalizan su actividad y a las que compra su stock, del excedente de otros comercios y de mercancías liberadas en los puertos. 

Hay que recordar que la firma es una de las 500 empresas que han encabezado el crecimiento empresarial español en el año 2020, tal y como  la organización CEPYME (Confederación Española de Pequeña y Mediana Empresa).

Ha tenido una tasa de crecimiento anual del 53% desde el año 2017 y un aumento del número de empleados en un 37% frente al ejercicio anterior. La facturación en 2020 se vio aumentada en un 59% frente al 2019.

Destaca el crecimiento exponencial de la venta online que aumentó en un 520% durante la época del confinamiento, derivado de la crisis sanitaria por la covid-19. El e-commerce sigue multiplicando por 5 las ventas con respecto al año anterior, dato que demuestra la resiliencia con la que la entidad se ha adaptado a la situación actual.

Noticias relacionadas

next