Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

FÚTBOL SALA 

ElPozo vuelve a competir en Ferrol 23 días después y tras pasar una cuarentena por la covid

11/01/2021 - 

MURCIA. ElPozo Murcia Costa Cálida volverá a disputar un partido 23 días después, el que le enfrentará este miércoles a las siete de la tarde frente al O Parrulo Ferrol, correspondiente a la sexta jornada de la Liga en la Primera División de fútbol sala que fue aplazado en su día y que el conjunto grana encarará tras haber finalizado la cuarentena a la que se ha visto sometida su plantilla por contagios de covid-19. 

En el pabellón A Malata, donde espera el colista del campeonato, los de Diego Giustozzi no contarán con el lesionado Leo Santana ni con Miguel Sayago "Miguelín" y el portero Juanjo Angosto, quienes no se han podido recuperar a tiempo tras contraer el coronavirus.

El cuadro murciano, que es el séptimo clasificado con 20 puntos sumados en 13 partidos disputados y está a sólo tres del Barça y el Viña Albali Valdepeñas, con tres y un encuentro más que los granas, respectivamente, no compite desde el 21 de diciembre, día en el que empató a uno y dejando buenas sensaciones en la cancha del Jimbee Cartagena en el duelo de rivalidad regional.

Posteriormente llegó el parón por las fechas navideñas y la entrada de la covid en el vestuario murciano, lo que conllevó un aislamiento domiciliario de los integrantes de su plantilla e hizo que se aplazaran los choques que debía disputar en el Palacio de los Deportes ante el Jaén Paraíso Interior y el Córdoba Patrimonio de la Humanidad.

Este tiempo transcurrido sin poder entrenar normalmente genera dudas en torno a un equipo que estaba yendo a más y que visitará a un O Parrulo que es decimoctavo y último clasificado con sólo nueve puntos sumados en 14 encuentros y ante el que no valen excusas, como ha dicho Giustozzi.

"El miércoles por la noche veremos cómo estamos, pues es una incógnita. Tenemos tres bajas seguras y algunos jugadores que aún no están al 100% tras haber pasado el virus, pero tengo confianza en los que están y en que los que no estén nos aporten desde otro lugar", ha apuntado.

"Lo que veo entrenando me gusta, aunque nos faltan partidos y vamos con ganas de sumar los tres puntos y esperanzas de conseguirlos", ha añadido el argentino, quien tirará del filial ante las bajas del cierre brasileño Leo Santana, aún renqueante de la lesión que arrastra; el ala y capitán Miguelín y el portero Juanjo, quienes no se pudieron recuperar a tiempo.

Sin ellos la expedición saldrá esta noche a las diez desde Murcia en autobús hacia Ferrol, donde el equipo entrenará mañana para terminar de preparar el encuentro.

Giustozzi, en la rueda de prensa que ha ofrecido este lunes, no ha ocultado que están viviendo "un año particular", pero ha dicho también que se pueden "sentir privilegiados".

"Esperamos que el viaje salga bien y representemos de la mejor manera a ElPozo. No pongo excusas y siempre hemos querido jugar y dar la cara, pues no nos escondimos detrás de lesiones, contagios o malos estados de forma. Además, no debe ser fácil para la Federación manejar este campeonato y antes que criticar desde fuera hay que mirar en tu casa y resolver el montón de problemas que tienes. No hay nada que reprochar y trataremos de acabar la competición de la mejor manera. A la organización hay que dejarle trabajar", ha apuntado echándole un capote al organismo responsable de la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS).

El aplazamiento de encuentros supone un contratiempo y a ello también ha hecho alusión el de Buenos Aires: "Creo que no tenemos más fechas para recuperar partidos y tal vez haya que recurrir al porcentaje de puntos atendiendo a los encuentros disputados, pero hay mucha incertidumbre, aunque creo que terminaremos la temporada y lo importante es estar bien en los momentos decisivos de cada competición".

Por otra parte, ha afirmado que "nunca más" tendrá a 15 jugadores en una plantilla, "pues es difícil repartir minutos, pero esta es una buena posibilidad para que algunos demuestren lo que valen".

"Tenemos un vestuario fuerte y un equipo fuerte y moriremos con los que tengamos", ha apostillado.

Noticias relacionadas

next