Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

dejarán de facturar abril, mayo y junio

El transporte escolar se ahoga y pide prorrogar tres años los contratos tras el cese de actividad

21/04/2020 - 

MURCIA. El transporte escolar ha sido uno de los que ha pasado al cero absoluto de actividad tras la suspensión de la actividad escolar decretada por el Gobierno y que dura desde el pasado 16 de marzo. Las pérdidas del sector han sido millonarias y de ahí que desde distintos organismos y organizaciones se pidan medidas que ayuden a levantar este cese radical de la actividad. 

De esta manera, Froet (Federación de Empresas de Transporte) va a plantear al Gobierno regional que prorrogue los contratos y considera que al seguir en el aire la posibilidad de que se reanuden las clases antes de terminar el presente curso escolar, podrían prorrogarse para otros tres años, a partir del curso 2021/2022.

"Esta medida no supondría ni desembolso, ni mayor coste económico para las arcas de la Comunidad Autónoma. Igualmente, está contemplada en el pliego del concurso y, por lo tanto, no habría problemas jurídicos para ello", esgrimen desde dicha federación.

En este sentido, desde Froet recuerdan que las empresas de transporte de autobús escolar "van a dejar de facturar abril, mayo y previsiblemente junio, mientras que del mes de marzo sólo facturaron 10 días".

Alargar los años de vida de las flotas de autobuses

Otra medida que serviría para paliar las pérdidas del sector del transporte escolar, que ya se ha solicitado al ministerio de Transportes, a través de la patronal nacional Confebús, es alargar dos años la vida de las flotas de autobuses que se destinan a este servicio.

 En la actualidad, el límite de antigüedad de los autobuses escolares es de 16 años, por lo que muchas empresas tendrían que renovar sus vehículos para ajustarse a la normativa.

Esta situación está generando una "enorme inquietud y preocupación en el sector", ya que la falta de ingresos por el cierre de los colegios ha dejado a las empresas de transporte escolar en una precaria situación económica, imposibilitándoles acometer inversiones para la adquisición de nuevos vehículos, de cara al curso 2020-2021.

Y es que, advierte Froet, "la mayoría de las empresas del sector van a tener dificultades para hacer frente a cualquier renovación de flota acorto o medio plazo". Las propias compañías ven en riesgo su continuidad, y temen por el mantenimiento de los puestos de trabajo y la viabilidad económica,más allá de la pandemia.

De hecho, la antigüedad de los vehículos sigue corriendo pese a la inactividad de las flotas, que mayoritariamente están paradas. En la Región de Murcia hay un centenar de empresas de autobuses, con una flota de cerca de 900 vehículos. La práctica totalidad está acogida a Expedientes de Regulación Temporal de Empleo (ERTE).

Sobre este punto, Froet defiende que este alargamiento de la vida de los autobuses escolares lleve aparejado que se haya superado favorablemente una inspección técnica extraordinaria en una estación ITV, conforme a la normativa reguladora, que versará sobre el cumplimiento de los requisitos técnicos exigibles. En otros países de la UE, como Francia o Alemania, no se aplica limitación alguna en la edad de los vehículos de transporte escolar.

Finalmente, en cuanto a las líneas regulares de viajeros, Froet propone a la Comunidad Autónoma una prórroga de las concesiones de otros dos años, ya que actualmente hay una ampliación del plazo por cuestiones administrativas.

Noticias relacionadas

next