El tráfico total superó los 31 millones de toneladas y mantiene su liderazgo como primer puerto español en importaciones

El Puerto mantiene el pulso en un 2021 inestable y se diversifica con el movimiento de nuevos tráficos

3/02/2022 - 

CARTAGENA. El 70% del tráfico que se mueve en el Puerto de Cartagena procede de los graneles líquidos, y muy especialmente del trabajo que desarrolla la refinería Repsol en el Valle de Escombreras. Por ello, un año marcado por la inestabilidad como este pasado 2021 podía suponer picos porcentuales en negativo muy significativos, motivados por la parada técnica de Repsol -de dos meses de duración- y el acopio de carburantes durante la pandemia, debido a las restricciones de movilidad, que suponía un descenso en el movimiento de este tipo de mercancías. 

Sin embargo, el balanceo, tras un año marcado el desequilibrio, ha conseguido esquivarlo el Puerto de Cartagena con pulso firme. Según los datos provisionales publicados por Puertos del Estado, la caída es de un -4,75 en tráfico portuario (de las 32.894.927 toneladas de 2020 a las 31.332.877 de 2021). El trabajo desarrollado les hace mantenerse en la cuarta posición de los 27 puertos del Estado en tráfico portuario, solo superados por Algeciras, Valencia y Barcelona. Eso sí, Bilbao que ha crecido un 5,8 y, especialmente, Tarragona con un 17,98 de subida, tratan de arrebatarle la posición.

La presidenta de la Autoridad Portuaria, Yolanda Muñoz, ha dicho que "en 2021 el Puerto de Cartagena ha demostrado su capacidad para ofrecer nuevos servicios y la confianza de las empresas consignatarias que siguen apostando por un puerto que ofrece posibilidades de crecer y que es estratégico para la puesta en marcha de nuevo tráficos". En concreto, ha remarcado que "cerramos un año que se ha caracterizado por el crecimiento en el movimiento de nuevos tráficos como aerogeneradores o chatarra, la potenciación de nuevas líneas de corta distancia como la de Canarias, y superando la parada técnica más larga de la historia de la Refinería de Repsol de Cartagena".

En graneles líquidos se han superado 24 millones de toneladas, un descenso del 4,25 por ciento con respecto a 2020. Sin embargo, "Cartagena sigue siendo un puerto clave para el tráfico de combustible sostenibles como el gas natural licuado con más de 2,6 millones de toneladas movidas, un 16 por ciento más que 2020 y convirtiéndonos en su puerta de entrada a Europa", ha destacado la presidenta de la APC.

Chatarra, sal y forrajes

En cuanto a graneles sólidos, las cifras son más de 6,1 millones de toneladas, un 5,42 menos que 2020, superando una buena campaña nacional de cereal que ha mermado su importación este año y con un descenso en carbón y coque, productos derivados del petróleo. Ello se ha compensado con nuevos tráficos que se están afianzando en el Puerto de Cartagena, como la chatarra donde crecen un 142 por ciento, la sal con un aumento del 600 por ciento o la subida del 20 por ciento en piensos y forrajes.

Junto con la mercancía general, que alcanzó las 950.000 toneladas, el tráfico total de 2021 supera los 31,3 millones de toneladas, un 4,75 por ciento menos que en 2020, donde hay que destacar el posicionamiento de Cartagena para el tráfico de aerogeneradores que ha crecido 43% en 2021 con más de 73.000 toneladas y la apuesta del Puerto para ser base de embarcaciones de recreo.

Claves para el crecimiento para este 2022

El objetivo para 2022 es seguir sumando nuevas líneas de negocio gracias a la competitividad y calidad de los servicios que tiene el Puerto de Cartagena. Para ello, Yolanda Muñoz ha recordado que "a pesar de trabajar en optimizar los espacios que disponemos tanto en la dársena de Escombreras como en Cartagena, el puerto necesita crecer, desarrollar todo su potencial para dar respuesta a la demanda de mercancías con la nueva Terminal Polivalente Barlomar, con más hectáreas para el movimiento de graneles sólidos, para seguir creciendo en la industria offshore y para entrar dentro de los puertos que compiten en el tráfico de contenedores".

Noticias relacionadas

next