Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

informe del Servicio de Intervención Municipal 

El PSOE de Murcia lamenta el "abuso de contratos menores y prórrogas" de Ballesta

22/02/2021 - 

MURCIA. El Grupo Municipal Socialista en el Ayuntamiento de Murcia ha calificado de "tirón de orejas" al equipo de Gobierno de Ballesta los datos del último informe presentado por el Servicio de Intervención Municipal y el que ha criticado la "cantidad de contratos menores, prórrogas y hasta un 90% de deficiencias formales de este tipo de contratos", según han informado fuentes de la formación política en un comunicado.

Desde el PSOE de Murcia lo han constatado este lunes en la Comisión de Pleno de Infraestructuras, Hacienda, Gestión Económica y Asuntos Generales, donde se ha tratado el informe de Intervención sobre fiscalización del ejercicio 2020. En este sentido, el concejal socialista Andrés Guerrero ha destacado "deficiencias" en contratos, "bien porque no vienen con presupuesto previo, porque se firman a posteriori de la ejecución de la prestación, porque no se indica la duración de los mismos o incluso porque no se comprueba la capacidad del contratista". Por lo que ha sido calificado por Guerrero de una "gestión del equipo de Ballesta en cuanto a contratación es tan nefasta que recibe un suspenso colosal".

Al respecto, el concejal socialista Andrés Guerrero destaca el nuevo "tirón de orejas de la Intervención municipal al equipo de Ballesta por abusar de los contratos menores y de las prórrogas", tal y como se ha observado en la citada Comisión, donde además de este concejal han participado el portavoz, José Antonio Serrano, y las ediles Carmen Fructuoso y Ainhoa Sánchez.

Además, el edil socialista ha afirmado que del total de contratos menores examinados, "el 90% presenta deficiencias formales, bien porque no vienen con presupuesto previo, porque son contratos realizados a posteriori de la ejecución de la prestación, porque no se indica la duración de los mismos o incluso porque no se comprueba la capacidad del contratista". Por lo que para Guerrero esto es "un escándalo y la Intervención no tiene otra salida que dar un tirón de orejas al equipo de Gobierno municipal".

Es más, ha añadido que, en cualquier caso, "esta forma de operar no es más que un ejemplo claro del modus operandi instaurado por el PP consistente en fraccionar contratos, y esto tiene sus riesgos y, lo que es peor, la duda perenne de que esta contratación municipal tan atomizada no es tan transparente como debería".

Al respecto, Guerrero señala que se han identificado 12.528 contratos menores en el Ayuntamiento, por un importe total de 28.456.791,57 euros, lo que supone que un 19% de toda la contratación tiene carácter menor. Pero es que, además, cerca de un 10% de los contratos analizados tiene su importe en una cifra que se aproxima al 98% del límite legalmente establecido, es decir, "apuran al máximo".

Prorrogar contratos que no llegan a tiempo

También, ha manifestado el concejal, se produce "otro vicio que el equipo de Ballesta ha convertido en norma y es prorrogar contratos porque no sacan a tiempo el nuevo, como es el caso de la limpieza de colegios o de la ayuda a domicilio". Añade que "el problema de todo esto es el incumplimiento sistemático de lo exigido por la Ley de Contratación del Sector Público y, además, que muchas de las deficiencias apreciadas pueden desembocar en una nulidad del contrato con las consecuencias que ello conlleva para el Ayuntamiento".

Guerrero ha declarado que "esta excesiva inclinación por la prórroga tácita denota algo que venimos denunciando de forma reiterada desde hace tiempo, y es la falta de previsión y coordinación por parte de los servicios de este Ayuntamiento y sobre todo por quienes están al frente de los mismos".

Igualmente, en el informe de Intervención sobre fiscalización del ejercicio 2020, "también hemos podido comprobar que las auditorías del Museo Ramón Gaya y Urbamusa son desfavorables, ya que, por ejemplo, en el caso de la urbanizadora municipal los contratos no están suficientemente publicitados".

En cuanto al informe definitivo de las ordenanzas municipales, "se han apreciado defectos que pueden determinar la nulidad de las notificaciones", ha explicado el concejal.

Noticias relacionadas

next