Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El nivel de oxígeno en el Mar Menor baja a niveles similares a días después de la Dana de septiembre

16/06/2020 - 

MURCIA. Que se vuelvan a producir los episodios de anoxia (falta de oxígeno en el agua) en el Mar Menor y que derivaron en la muerte de miles de peces y crustáceos es más que posible. Así lo explicaba el catedrático de Ecología y portavoz del Comité Científico, Ángel Pérez Ruzafa. Pero una circunstancia más que preocupante es que la presencia de oxígeno en la laguna salada ha bajado en los últimos días, especialmente el pasado jueves 11 de junio con 4,35 miligramos por litro, algo que no ocurría desde el 26 de septiembre del año pasado, 10 días después de la Dana, cuando los niveles fueron de 3,9 miligramos, según datos oficiales publicados por el Canal Mar Menor de los que se ha hecho eco Efe.

La medición de oxígeno de este lunes presentaba un leve repunte hasta los 4,8 miligramos, dos menos que el día 1 de junio y tres menos que el 25 de mayo. En cuanto a la turbidez, ha bajado a 1,827 unidades nefelométricas, frente las 2,08 del día 11 de junio, las 2,48 del 1 de junio o las 3,8 del 25 de mayo.

Los parámetros que miden el estado del agua de la laguna salada señalan con respecto a la clorofila que sus niveles subían el lunes hasta 1,471 microgramos por litro cuando el día 11 era de tan solo 0,23, similar al día 1 (0,22) y muy inferior a la que se registró el 25 de mayo (2,76).

La temperatura se mantiene en los 24 grados en junio, un grado menos que la que se pudo obtener a finales de mayo, mientras que la salinidad ha repuntado a 39,8 ayer, pero lejos de los 44,7 que se observaron el 11 de septiembre del año pasado.

La llegada de nitratos y los aportes de agua dulce se han duplicado con respecto a 2016, según expone el catedrático, quien destaca que el problema ya no está sólo en la Rambla del Albujón, sino que hay numerosos puntos de entrada de agua dulce al Mar Menor. "Las administraciones tienen que ponerse de acuerdo y actuar para rebajar el nivel de agua del acuífero", destaca como solución a corto plazo.

Otra voz autorizada para determinar el estado del Mar Menor es el profesor de Ecología de la UPCT y miembro del Comité de Asesoramiento Científico del Mar Menor Javier Gilabert  quien también cree básico que las administraciones se pongan de acuerdo y actúen ya para frenar la entrada de agua procedente de las ramblas y del acuífero al Mar Menor. "Si no se baja el nivel freático, no se podrá evitar que haya crisis distróficas cada verano".



 

Noticias relacionadas

next