viviendas para el alquiler

El modernismo resucita en la calle Gloria con la rehabilitación de un edificio concebido por Beltrí

28/10/2021 - 

CARTAGENA. El edificio modernista situado en la esquina de la calle San Diego con la calle Gloria -ubicado a las espaldas del Palacio de Aguirre y en pleno centro de Cartagena- está de enhorabuena, gracias al proyecto de rehabilitación que se ha puesto en marcha y que resucitará uno de los edificios ahora abandonados más atractivos de la zona. Las obras de rehabilitación planteadas afectan a una superficie construida de algo más de 658 metros cuadrados, están planteadas para hacer dos viviendas por planta y cuentan con un presupuesto de ejecución material de 658.689,80 euros.

El inmueble fue proyectado por Víctor Beltrí en febrero de 1905, por encargo de Antonio Paredes, inaugurándose en el año 1906, según reza en el portal de acceso al edificio. Su rehabilitación tendrá un uso de viviendas de alquiler, el edificio tiene una altura total de cuatro plantas (dos apartamentos por cada una) y un ático bajo cubierta (que también tendrá dos apartamentos). "Para nosotros es una gran noticia que los propietarios de solares y edificios del casco, especialmente de esta zona que es la que presenta un mayor deterioro, estén demostrando interés por salvaguardar nuestro patrimonio y contribuir a embellecer la ciudad", explicaba la vicealcaldesa y concejala de Urbanismo, Ana Belén Castejón.

Eso sí, los nuevos propietarios de la vivienda tendrán que respetar y conservar los restos arqueológicos encontrados hace unos años en el sótano del edificio. Aunque no serán visitables, sí que Urbanismo exige su conservación por si existiera la posibilidad de posteriores estudios de los mismos.

"Los elementos más modernistas del edificio los encontramos en los guardapolvos realizados en piedra artificial con motivos vegetales y florales, así como la coronación del edificio realizada con una cornisa formada por secciones de arco con una cerrajería es la terraza mezclando, como solía hacer Beltrí, formas orgánica de influencia francés y belga, con motivos geométricos extraídos de la sezession vienesa", explica para Murcia Plaza, el arquitecto José Antonio Rodríguez Martín, un auténtico especialista en la edificación modernista de Cartagena.

En los interiores, añade el propietario del estudio JARM Arquitectura, se conserva el acceso original con portada interior de piedra artificial y techos artesonados y pintados. La escalera, con forma curva dispone de zócalo de baldosa hidráulica. Las viviendas originales disponen todavía de elementos originales como pinturas en techos y algunos suelos de baldosa hidráulica.

Su situación en la esquina de Calle San Diego con Calle Gloria permite dar una solución muy satisfactoria en cuanto a iluminación y ventilación a todas las viviendas pese a ser una parcela alargada. 

Tiene su fachada más estrecha a la calle principal, la calle San Diego, donde se concentra el repertorio ornamental modernista. La fachada se modula en esta calle mediante tres ejes, estando situado en el central un mirador de continuo en las tres plantas, sustituido el original de madera por el actual de obra en los años 40. Se espera que con las obras que se van a realizar en breve se volverá a colocar uno similar al original con el que se proyectó. 

El resto de huecos en fachadas, tanto en Calle San Diego como en Calle Gloria se disponen de balcones individuales con cerrajería en forja artística. 

next