Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el límite de gasto asciende a 5.378,5 (un 12,5% más)

El Gobierno aprueba (al fin) el techo de gasto: habrá 600 millones más en 2021... y también más deuda

28/01/2021 - 

MURCIA. Ha tardado más de lo esperado, pero ya está en marcha. El Gobierno regional ha dado luz verde al límite máximo de gasto no financiero, más conocido como techo de gasto. En política, la aprobación del techo de gasto suele marcar el pistoletazo de salida de los Presupuestos. Tradicionalmente se suele acordar a finales de octubre o principios de noviembre. Pero esta vez se ha retrasado su presentación debido, según sostiene el consejero de Hacienda, a la demora del Ejecutivo central. Pero también han influido las negociaciones entre los dos socios del Gobierno regional, PP y Ciudadanos, que hasta la pasada semana no alcanzaron un acuerdo para las cuentas.

El techo de gasto para 2021 ascenderá hasta los 5.378,5 millones de euros. Son casi 600 millones más que el año pasado, un 12,5%, según confirmó el propio Javier Celdrán, el titular de Hacienda. Esta subida permitirá "el refuerzo" de los servicios sanitarios, la educación pública y las políticas sociales. De hecho, la Comunidad prevé obtener -ingresos no financieros- hasta 4.964 millones de euros, 255 millones más que en 2020, lo que supone un incremento del 5,4%.

Este aumento, señaló Celdrán, se debe a dos razones: el mayor margen para el déficit y los fondos de Europa y covid. Por un lado, el déficit disponible se ha colocado en un 1,1%, una asignación extraordinaria por la pandemia que implicará 350,2 millones de euros frente al 0,0% del 2020. Los fondos europeos y el fondo covid dejarán 254,9 millones de euros. El tercer componente del techo de gasto son los ajustes de contabilidad nacional, que serán de 63,8 millones, 5,9 millones de euros menos que el pasado año.

"Este 2021 no es un año más", remarcó el consejero, porque "atravesamos una crisis económica". Por esa razón, añadió, "es fundamental contar con un techo de gasto que no añada restricciones a los Presupuestos que deben encarar la reactivación y alcanzar el ritmo de crecimiento que teníamos antes de la pandemia". Sin embargo, Celdrán lamentó que los 352 millones extras que podrán gastar, derivados del margen del déficit, no son la situación "ideal" porque significarán "más deuda" para las arcas regionales, cuyo pasivo supera ya la barrera de los 10.000 millones de euros. Pero, apostilló, "tenemos claro que no podemos escatimar en gastos para velar por la salud de la sociedad".

El techo de gasto recoge también la estimación de las magnitudes macroeconómicas de la Región. El escenario laboral, indicó Celdrán, apunta a una caída en 2020 del 1,4% frente al crecimiento del 3,6% que se contabilizó en 2019 y que dejó el nivel precovid en los 613.700 empleos. Para este año se prevé un crecimiento del empleo del 2,7% que permitiría alcanzar los 621.500 empleos a final del 2021.

Critica el castigo "sistemático" del Gobierno central

Celdrán fue muy crítico con el Gobierno central y también con el líder del PSOE en la Región, Diego Conesa, a quien acusó de "blanquear" las decisiones del Ejecutivo nacional. Recriminó que la Región "está a la cola del reparto de los fondos covid, cocinados por Moncloa". A su juicio, "Murcia ha sido castigada de manera sistemática en todos los repartos de fondos". Para el consejero, "no serán las cuentas" que el Gobierno quisiera "porque estamos infrafinanciados" y volvió a poner el acento en "el castigo" que tiene la Región por el sistema de financiación.

El consejero lamentó que "en plena pandemia, la Región recibirá menos dinero del sistema de financiación autonómica que el año pasado". En concreto, 3.486 millones de euros. "Esto son 92 millones de euros menos que en 2020, lo que supone una caída del 2,6%", señaló. "Somos la comunidad a la que menos recursos da este Gobierno, junto con Valencia, y este año nos dan menos todavía", reprochó.

Además, en 2022 y 2023 la Comunidad tendrá que enfrentar a la liquidación de las entregas a cuenta de los ejercicios 2020 y 2021, "que darán lugar a saldos negativos".  "Por eso", dijo, "la prioridad tiene que ser la urgente e inmediata reforma de un sistema de financiación autonómica injusto y arbitrario que nos condena a afrontar con menos recursos la lucha contra la pandemia, el mantenimiento de unos servicios públicos de calidad y la salida de la crisis".

Noticias relacionadas

next