Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

1.200 presentados en la región hasta este viernes

El ERTE: ni para todos ni tan fácil ni tan rápido

21/03/2020 - 

CARTAGENA. Los expedientes de regulación temporal de empleo (ERTE) crecen de forma exponencial en la Región de Murcia. Las cifras actualizadas hasta este viernes desde la consejería de Empleo eran de 1.200, -600 de ellos entre el miércoles y el viernes-.

Tal es la avalancha, que la consejería ha creado un equipo especial para tramitar el gran número de solicitudes de expedientes. No obstante, ya se están dando un buen número de casos de empresas en el que se está rechazando el expediente por diferentes motivos: no ajustarse a las causas de fuerza mayor o no presentar toda la documentación que precisan por desconocimiento y prisa.

Miles de empresas se han acogido al decreto del gobierno de España que fue aprobado el miércoles y en el que se han modificado los supuestos para poner en marcha el ERTE. De esta forma, se suspenden los contratos de toda o parte de la plantilla durante el tiempo de alarma o una posible disminución de la jornada laboral.  

Las empresas que lo presenten estarán exoneradas del abono del 100% de la cotización para aquéllas de menos de 50 trabajadores y del 75%, para las que más de 50. Además, se reconoce el derecho a la prestación contributiva por desempleo a las personas trabajadoras afectadas, aunque carezcan del período de ocupación cotizada mínimo necesario para ello.

Los autónomos pueden acogerse al cese de actividad y tramitarlo a través de su mutua. No tienen que darse de baja ni en actividades económicas ni en seguridad social y su cuota de autónoma se hará cargo la mutua.

Las empresas deben solicitar el procedimiento de despido temporal por fuerza mayor ante las autoridades de la comunidad autónoma, pero ya se están encontrando situaciones en las que el gobierno ha tirado para atrás el ERTE, al considerarlos que no pueden acogerse por causa de fuerza mayor. Y ¿Cuáles son éstas? Cuando su causa directa de pérdida de actividad sea consecuencia del Covid-19, incluida la declaración del estado de alarma. Puede implicar suspensión o cancelación de actividades, cierre temporal de locales de afluencia pública, restricciones en el transporte público y, en general, de la movilidad de las personas y/o las mercancías, falta de suministros que impidan gravemente continuar con el desarrollo ordinario de la actividad. También las empresas que como consecuencia del coronavirus han visto reducida en un 75% su facturación pueden acogerse al ERTE.

El gobierno se ha encontrado una situación sobrevenida, a la que tiene que hacer frente en pocos días, con miles de empresas y de trabajadores esperando acogerse a la medida.

Ya hemos podido contemplar algunos de los casos más significativos, como el ERTE de Burguer King, en el que mandaba a la calle a 14.000 personas argumentando que se producía una suspensión inmediata de su actividad a pie de calle. Éste fue rechazado porque el gobierno entiende que puede seguir operando algunos de sus servicios, como la entrega a domicilio o la recogida desde el coche, por lo que el despido de la totalidad de la plantilla no estaría justificado.

Iberia, por su parte, presentó este jueves un ERTE para 13.900 de sus 17.000 empleados en España, pero sigue operando, lo que supone que no se puede acoger a un caso de fuerza mayor.

Ese motivo, la fuerza mayor, también es la que aduce el fabricante de coches Nissan, que ha presentado un ERTE para 3.000 de sus empleados en Cataluña e indica en sus causas de fuerza mayor la escasez de suministros y a la necesidad de proteger a sus empleados a causa del impacto del coronavirus.

Este es solo el ejemplo de tres grandes empresas nacionales, pero son más las pequeñas y medianas que, además, se están encontrando con otro obstáculo y es que no llegan a presentar de forma correcta toda la documentación, por lo que sus expedientes se paralizan y retrasan, o no se encuentran en la lista de los sectores a los que se aducen motivos para poder acogerse, lo que genera cierta sensación de desamparo y mucha confusión entre los empresarios y sus trabajadores.

Casado (ATA): "Los autónomos nos llaman y preguntan qué deben hacer"

Desde la Asociación de Trabajadores Autónomos (ATA) de la Región indicaban a Murcia Plaza sentirse desbordados por las llamadas que están recibiendo de autónomos que preguntan qué deben hacer. El coordinador General de ATA en la Región, Paco Casado, afirma que los teléfonos no paran de sonar para pedir información. "Son muchos los que nos preguntan ¿qué hago?", porque sigue existiendo un enorme desconocimiento del decreto y de cómo justificar sus motivos. 

"El caso típico al que nos estamos enfrentando es el del autónomo que por causa del Estado de alarma ha tenido que cesar en su actividad o que pudiendo trabajar , su facturación desciende en un 75 % como mínimo", dice Casado, quien remite a una guía que han elaborado desde ATA para hacer mucho menos engorroso el papeleo y evitar sorpresas cuando presenten el ERTE. 

En un principio, los ERTEs deben ser resueltos en cinco días, pero la multitud de casos y las múltiples justificaciones esgrimidas dan al traste en una gran parte de las solicitudes presentadas. Algunos ya se atreven a hacer una estimación y afirman que el 70% de los ERTE serán rechazados.

Noticias relacionadas

next