El decreto de Sánchez y la presión de fabricantes paralizan millones de mascarillas de Yecla

1/04/2020 - 

MURCIA. Las direcciones de una treintena de fábricas de Yecla, fabricantes de mobiliario que se habían ‘reconvertido’ en productores de mascarillas y otro tipo de prendas sanitarias, han comunicado a sus trabajadores que dejan de hacerlas ante la presión del sector de material sanitario y, principalmente, el propio decreto de actividades “esenciales” que no les permite seguir con esta fabricación.

Informan de que el mueble, al no estar considerado sector estratégico, no puede mantener abiertas las instalaciones y sus propietarios y trabajadores carecen de seguridad jurídica que lo ampare. Ni siquiera cuando la autoridad laboral y los cuerpos y fuerzas de seguridad, que en estas semanas de Estado de Alarma vigilan el cumplimiento del confinamiento, conozcan el cambio puntual de actividad. Pero al tiempo, estos propietarios de las fábricas en las que se cortaban mascarillas y otros en las que se cosían, se han enfrentado en los últimos días a las 'amenazas' de las asociaciones que engloban a los fabricantes de equipos de protección que habían divulgado que las mascarillas que salían de Yecla no solo eran un equipo insuficiente para protegerse ante el virus, sino además un peligro para quienes las portaban. 

Responden desde Yecla que estos equipos se estaban elaborando de forma altruista, tanto por las empresas que ofrecían el material con el que de manera habitual se realizan las tapicerías de muebles, como por los trabajadores que de forma voluntaria han estado cortando y cosiendo las mascarillas.

En las notificaciones que los responsables de las empresas han dirigido a los trabajadores -algunas por escrito y otras verbalmente- se indica también que han recibido presiones para que homologaran el producto y les ‘invitaban’ a darse de alta como fabricantes de mascarillas. Recuerdan estos empresarios que la actividad que venían realizando desde hace unos días era voluntaria para elaborar unos equipos de protección que han entregado al hospital comarcal, a los comerciantes, centros de mayores y de salud y vecinos de Yecla, además de otros hospitales, centros sanitarios, unidades de Policía y prisiones de media España, como lo acreditan las cartas de agradecimiento que han recibido y muestran orgullosos.

Desde mediados del mes pasado han confeccionado más de 400.000 mascarillas, además de batas, gorros y calzas para los sanitarios.


Noticias relacionadas

el tintero

Sube el paro y baja la corbata

La ridiculez de intentar eliminar la corbata del protocolo de vestimenta del mundo occidental no puede ni debe ocultar los asuntos por los que debemos de preocuparnos y sobre todo juzgar a nuestro Gobierno. 

next