Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

ATLETISMO

"Cuanto más tiempo pase más fuerte estaré", afirma Sergio López con los Juegos en el punto de mira

11/04/2020 - 

MURCIA. La decisión de World Athletics, el organismo que rige el atletismo mundial, de suspender el periodo de clasificación de los Juegos Olímpicos hasta el día 1 de diciembre de este año por la expansión del coronavirus COVID19 condiciona sensiblemente a los atletas que aspiran a estar en Tokio en el verano de 2021 y uno de ellos, el velocista murciano Sergio López Barranco, lo ve con buenos ojos. "Cuanto más tiempo pase más fuerte estaré y, además, podremos competir todos de igual a igual", afirma.

López Barranco, quien el 5 de julio cumplirá 21 años, aspira a conseguir el billete olímpico y, de hecho, confía en estar presente en dos pruebas: los 100 metros y el relevo 4x100.

"La clasificación está cara pues se ha fijado una mínima de 10 segundos y 5 centésimas para los 100 y mi marca ahora es de 10.36, aunque me veo con opciones de rebajarla. Ya podía haberlo hecho el pasado año, pero una lesión me lo impidió, y me veo con mucho margen de mejora para darle un buen mordisco a mi récord personal y estar cerca de esa marca y si no fuera así confío en clasificarme por puestos", señala.

"Mi récord en 100 metros es de 10.36, pero me veo con mucho margen de mejora para darle un buen mordisco y estar cerca de la mínima olímpica de 10.05"

"En cuanto al relevo ahí las opciones son todavía mayores, pues la clasificación por países es más asequible y nosotros contamos con una generación de velocistas jóvenes y con mucho talento, chicos de entre 20 y 25 años con una chispa que se transmite al relevo y que somos una piña. Si clasificamos a España, como esperamos hacer, ya será cuestión de estar entre los seis elegidos para la convocatoria y luego entre los cuatro que corran", añade Sergio, quien hace poco más de un mes se proclamó subcampeón de España en los 60 metros lisos en pista cubierta con plusmarca personal en la distancia -6.67 segundos- y cediendo tan sólo dos centésimas con respecto al ganador, que fue Orlando Ortega, vigente subcampeón olímpico de 110 vallas.

El de la pedanía de Aljucer se refiere al cambio de planes en el atletismo internacional. "Dentro de lo malo que es que se haya tenido que retrasar el periodo de clasificación por el coronavirus a mí me afecta para bien pues cuanto más tiempo pase más fuerte estaré y, además, podremos competir todos los atletas de todos los países en igualdad de condiciones pues hay que tener en cuenta que el virus ha llegado antes a unos que a otros y el confinamiento no ha sido simultáneo. Ya que se retrasasen los Juegos de 2020 a 2021 me vino bien ya que el desarrollo físico tiene su importancia y también la madurez mental para un atleta joven como yo", explica.

"QUE LOS JUEGOS PASARAN DE 2020 A 2021 YA ME VINO BIEN PORQUE EL DESARROLLO FÍSICO TIENE SU IMPORTANCIA Y TAMBIÉN LA MADUREZ MENTAL PARA UN ATLETA JOVEN COMO YO"

Por lo pronto la pandemia ha hecho que no se disputen, entre otras citas internacionales, el Mundial bajo techo que iba a tener lugar el pasado mes de marzo en la ciudad china de Nanjing -ha sido aplazado al año que viene- y está en peligro la celebración del Europeo al aire libre, que sería durante el mes de julio en París, aunque seguramente será trasladado a diciembre.

"El calendario se ve claramente modificado y, por lo tanto, la preparación también", admite López Barranco, quien está pasando el confinamiento en casa de sus tíos en Alcantarilla.

"Cuando vi que íbamos a tener que estar encerrados durante un tiempo opté por salir de casa de mis padres en Aljucer y venir a la de mis tíos porque ellos tienen una terraza y material para poder entrenar y se puede decir literalmente que me han adoptado y van a tener que disfrutar y soportar al sobrino algunas semanas más", manifiesta.

"Utilizo una cinta para correr, su tope es de 20 kilómetros por hora y la pongo al límite pensando que en cualquier momento se va a romper, pero yo alcanzo el doble de velocidad"

La vida, como a todos, le ha cambiado a Sergio. "Para empezar estoy durmiendo más de lo habitual, nueve o diez horas, y me levanto con ganas de quemar energías. Hago dos sesiones diarias de entrenamientos de lunes a sábado estando entre dos y tres horas en cada jornada. Tenemos una cinta para correr, su tope es de 20 kilómetros por hora y la pongo al límite pensando que en cualquier momento se va a romper, pero yo alcanzo el doble de velocidad, por lo que lo que hago es trotar rápido. De ahí paso a la bici estática, pero lo que más echo de menos es salir a correr y pisar la pista de atletismo, pues es lo que realmente me hace sentir libre", asegura.

López Barranco, quien los domingos descansa y sólo hace algunos estiramientos, también está aprovechando para estudiar on line -cursa Ciencias de la Actividad Física y el Deporte (CAFD) en la Universidad Católica San Antonio de Murcia (UCAM)-. "He hecho dos exámenes antes de Semana Santa y me han ido bien", cuenta este chaval quien agradece "el apoyo y la fuerza" que le transmiten su club, el Nutribán Sociedad Atlética Alcantarilla; su grupo de psicólogos, la Clínica de Fisioterapia Orgón y el Gimnasio Club Deportivo Élite. "Gracias a ellos este tiempo de confinamiento está siendo más llevadero", declara este joven que está deseando salir a 'quemar zapatillas' a 40 por hora.

Noticias relacionadas

next