maría dolores díaz denuncia el "ninguneo" de su socio de gobierno, Luis lozano, del pp

Ciudadanos agita el avispero en la Junta Vecinal de Isla Plana

23/02/2022 - 

CARTAGENA. La vicepresidenta de la Junta Vecinal de Isla Plana, María Dolores Díaz, vocal de Ciudadanos está harta de lo que denomina "ninguneo" del presidente de la junta, el popular Luis Lozano Uribe. Ambos partidos gobiernan, tal y como refleja su pacto en Cartagena y extensible a las juntas vecinales en las que obtienen mayoría, como es el caso de ésta de Isla Plana y La Azohía. Pero la buena armonía que transmiten que transmiten Noelia Arroyo y Manolo Padín no siempre es extrapolable al resto de militantes, tal y como ocurre en este caso.

María Dolores Díaz afirma que está cansada de ese desprecio que le transmite el presidente y que, según su versión, lo viene haciendo desde el primer momento de la legislatura. "Nuestros partidos son socios de gobierno, pero él cree que esta gobernando solo", apostilla Díaz, quien añade que todo es "secretismo" a la hora de tomar decisiones y que "no puedo permitir que nada se consensue con los demás. Es como si yo no existiera", explica. "Me ningunea y me contesta mal y esto no es de la semana pasada, es desde el primer momento", indica la vicepresidenta.

Sus quejas las ha transmitido a Manuel Padín, vicealcalde de Cartagena, con el que se reunía este pasado fin de semana. "Él -en referencia al líder del partido en Cartagena- sabe lo que ocurre, me apoya en todo" y ahora se plantean qué hacer. "Yo debería ser ahora la presidenta, pero Luis no ha cumplido su palabra en el relevo a los dos años y ahí sigue", por lo que pone el acento al siguiente paso. "No descartamos pedir su dimisión o hacer una moción de censura, porque yo así no puedo seguir trabajando", añade Díaz.

Lozano, por su parte, desmiente las acusaciones vertidas por la vocal de Ciudadanos y añade que el gran problema y enfado de María Dolores Díaz estriba en el hecho de que no es presidenta "está muy dolida porque le gustaría estar en este cargo". El relevo se debería haber hecho el pasado mes de junio, y así se anunció en noviembre de 2019, cuando quedó constituida la Junta VecinalLuis Lozano presidiría la junta los primeros dos años, tras el acuerdo alcanzado entre los vocales de PP y Ciudadanos, y los otros dos años presidirá María Dolores Díaz. 

No se produjo porque PP (tres votos) y Ciudadanos (1) decidieron mantener los cargos para no ser desbancados. MC tiene un voto y el PSOE, dos y los otros dos representantes Vox y de Unidas Podemos, ambos con un voto.

En una posible renuncia del presidente en un pleno, se convoca otro en el que el candidato a sucederle debe contar con una mayoría de vocales. Al no tener garantías de que eso favorezca a la vocal de Ciudadanos, desde alcaldía decidieron dejarlo todo igual, algo que Ciudadanos accedió.

"El pacto de gobernabilidad lo firmó mi partido con su partido y cuando el mí me diga que debo dejar la presidencia, lo que sí puedo decir es que no me voy a poner a llorar. Si ella no es presidenta no es porque yo lo haya decidido", añade Lozano, quien añade que "me da igual que ella sea vicepresidenta, yo hablo y trato de consensuar con todos los miembros de la junta, no solo con ella".

Manuel Padín ya ha transmitido el enfado de María Dolores, que también es el suyo, a la alcaldesa de la ciudad, Noelia Arroyo y ésta ha encomendado al concejal de Descentralización, Diego Ortega, que trate de poner algo de sentido común a la situación. Habrá, posiblemente, reunión a tres bandas -Lozano-Díaz y Ortega- para tratar de rebajar la tensión y evitar que el conflicto vaya a más. Además, Diego Ortega hablará con el presidente para hacerle ver la necesidad de que no debe actuar por separado en la adopción de propuestas y en la toma de decisiones y que éstas deben ser consensuadas con Díaz.

Noticias relacionadas

next