Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 13 de julio y se habla de MASCARILLAS MULTAS david bisbal covid-19 medicina

Cerca de 8.000 estudiantes de la Región de Murcia se darán cita en una atípica EBAU

24/05/2020 - 

MURCIA. La estimación inicial de estudiantes que realizarán la EBAU en la Región de Murcia -el 6,7 y 8 de julio- es de 7.200, pero muy probablemente pueda incrementarse de forma excepcional hasta al menos los 8.000, por lo que la administración autonómica asegura que han hecho previsiones para soportar ese aumento. En el interior del aula, en posición de examen habrá una distancia mínima de 2 metros entre estudiantes en todas las direcciones, es decir, 2,5 puestos libres a derecha e izquierda y, si se trata de aulas con bancadas fijas, una bancada libre completa delante y otra detrás.

Se recomienda que todo el alumnado que pueda llegar a la sede andando, lo haga. Quienes no puedan evitar que les traigan en coche, se ruega que solo sea para el estricto desplazamiento, de forma que los acompañantes abandonen la zona lo antes posible, evitando aglomeraciones y permitiendo el acceso de terceros. En este sentido, es conveniente que evitar que los acompañantes sean población de riesgo. Se solicitará la colaboración de los ayuntamientos con el fin de poder gestionar adecuadamente los flujos de estudiantes y su confluencia hacia las sedes.

Las nueve sedes tradicionales, que se correspondían con otros tantos edificios, aumentan hasta 24. Se establecen nuevas sedes/subsedes en Águilas, Mazarrón, Totana, Archena, Mula, Yecla, Alcantarilla, San Javier (en el campus universitario de la UMU) y El Algar, que se suman a las de Lorca (donde se incorpora también el campus universitario de la UMU), Jumilla, Cieza y Caravaca. Estas 24 sedes se denominarán con una numeración única precedida de la letra “R”, homenaje a dos actitudes colectivas: “Resistencia ante el virus” y “hacemos Región”. Además, el campus universitario de Espinardo pasa de disponer tres sedes a cinco y en la ciudad de Murcia se abre una sede en el campus de La Merced y otra en el IES El Carmen. En Cartagena las dos sedes clásicas (Industriales y Telecomunicaciones) se refuerzan con  el edificio de la Facultad de Ciencias de la Empresa (antiguo  C.I.M.).

Quedan además en reserva dos centros de grandes dimensiones y refrigerados, el IES Alfonso X el Sabio y el Instituto Maristas de la Merced, para el caso de que la matrícula creciese mucho más de lo esperado, y que han ofrecido sus instalaciones. Pasar lista en la puerta del aula no es posible este año. Se sustituye por citar al alumnado en puntos de encuentro en los exteriores de cada sede, uno por aula y materia, desde donde serán conducidos de manera ordenada y escalonada directamente a las aulas, distribuyéndose en el exterior en torno a las diferentes entradas al edificio y guardando en todo momento las medias de distanciamiento social. Cada estudiante recibirá un documento individualizado que contendrá información precisa sobre los puntos a los que ha de acudir para cada examen, acompañado de un plano informativo, que estarán convenientemente numerados y señalizados. La salida se realizará también de forma escalonada.

Se establece el uso obligatorio de mascarillas. A este  respecto, cada estudiante deberá traer aquella a la que esté más acostumbrado, más allá de que la organización disponga de una reserva suficiente que garantice que ninguna persona esté en los puntos de encuentro, pasillos o aulas sin este elemento de protección. En cuanto al gel hidroalcohólico, si bien su uso está permitido, la opción recomendada desde Sanidad es que el alumnado traiga su propio dispensador de hidrogel y lo use antes y después de cada examen.

En el caso de que dispongan de varios lavabos y urinarios, se clausurarán la mitad para favorecer el distanciamiento de 2 metros, advirtiéndose de la necesidad de mantener esa distancia. Se reforzará la limpieza de los aseos de manera sustancial, pudiendo reforzarse estas instalaciones en casos puntuales. Se recomienda que el alumnado que tenga previsto comer en la propia sede, o en sus inmediaciones, traiga comida propia y al menos una botella de 1,5 litros de agua. Se debe tener en cuenta la limitación del aforo en establecimientos de restauración que puede dificultar mantener las distancias de seguridad y despachar con la suficiente celeridad en los mismos, más cuando hablamos de tantas personas. Se está estudiando el modo de poder facilitar el acceso agua fresca, una vez que las fuentes están clausuradas y se desaconseja completamente beber de los grifos, no por la calidad del agua sino por el uso continuo de los lavabos. En las sedes en las que sea necesario, por la procedencia geográfica del alumnado, se habilitarán espacios al aire libre y con sombra para que puedan comer siguiendo como criterio prioritario el del distanciamiento.

Si en la propia sede un estudiante plantease dudas sobre un posible contagio por presentar síntomas compatibles con los del coronavirus, se le brindará la posibilidad de examinarse en un espacio aislado a tal fin en la propia sede, activándose un protocolo que incluye una intervención especializada de personal específico y la inmediata comunicación con la familia para que contacte con su centro de salud o el teléfono de emergencia de referencia, en su caso.

Las mesas empleadas en las pruebas, que estarán marcadas con un adhesivo, se limpiarán con desinfectante al finalizar cada examen, complementándose todo ello con las tareas generales de desinfección de las instalaciones, según establece la normativa vigente en relación con la crisis del COVID19. Se repartirán al alumnado instrucciones precisas sobre el obligado comportamiento durante las pruebas y medidas preventivas que deben seguir en todo momento.

Por último, se están modificando procedimientos internos para adecuar la organización al nuevo escenario y que afectan a la recogida y reparto de exámenes entre los correctores, impresión de enunciados, reducción de la movilidad geográfica de personal, etiquetado y descabezado de exámenes, y así una larga lista de cuestiones de carácter interno que se irán perfilando en los siguientes días por la entidad organizadora de estas pruebas, la Universidad de Murcia, a través de su Vicerrectorado de Estudios. Esta ingente tarea representa para nuestra institución un verdadero desafío y, a la vez, una nueva oportunidad de mostrar a la ciudadanía de la Región de Murcia nuestra disposición a seguir cumpliendo, junto con otras insituciones, nuestro tarea de servicio público de Educación Superior.

Noticias relacionadas

next