El BCE reforma sus controles de salud a los bancos para que sean más eficientes

Foto: KAY NIETFELD/DPA
28/05/2024 - 

MADRID (EFE). El Banco Central Europeo (BCE) renovará su proceso de revisión supervisora anual a los bancos con el objetivo de que este sea más breve y se acerque más a la supervisión en tiempo real.

La presidenta del consejo de supervisión del Banco Central Europeo (BCE), Claudia Buch, explicó en una entrada publicada este martes en el blog del organismo continental que el banco central de los países europeos decidió reformar su proceso de revisión y evaluación supervisora (PRES) con unos cambios que se aplicarán gradualmente a partir del segundo semestre de 2024 y finalizarán para 2026.

El PRES es el proceso a través del cual el BCE controla los riesgos a los que se enfrentan los bancos comerciales cada año.

Dicho proceso comprueba que los bancos están preparados para gestionarlos adecuadamente y que adoptan las medidas supervisoras necesarias.

Con el nuevo marco, el BCE quiere que este proceso sea más específico, eficiente, predecible y transparente, así como breve y que se acerque más a la supervisión en tiempo real.

"El nuevo PRES no significará menos supervisión ni un enfoque 'ligero'. Más bien, permitirá a la supervisión bancaria del BCE seguir cumpliendo su mandato de mantener a los bancos sanos y salvos. Este objetivo clave no cambiará, pero la supervisión será más eficaz", según Buch.

La máxima responsable de la supervisión bancaria de la eurozona ha explicado que este nuevo marco tiene seis objetivos, entre los que se encuentran centrar las evaluaciones de riesgos, integrar mejor las actividades de supervisión y utilizar todo el conjunto de herramientas que tienen disponibles.

Asimismo, el organismo quiere mejorar la comunicación a los bancos; hacer que las metodologías existentes sean más estables y, cuando sea posible, más simples y transparentes; y utilizar mejor los sistemas y análisis de tecnologías de la información (TI).

"A medida que evolucionan los riesgos, debe evolucionar también la supervisión. Los supervisores deben comprender los riesgos, tener visión de futuro, comunicarse claramente con los bancos y ser intrusivos en sus actuaciones para garantizar que subsanen sus deficiencias", explicó Buch.

Con el objetivo de reevaluar su proceso de revisión supervisora anual a los bancos, el BCE formó en 2022 un grupo de cinco expertos independientes que, en abril de 2023, recomendó al organismo centrar la supervisión en los modelos de negocio y la gobernanza, al tiempo que destacó que los actuales requerimientos de capital eran adecuados.

Noticias relacionadas

next