Las expectativas de inflación de los consumidores caen a mínimos desde 2021, según el BCE

28/05/2024 - 

MADRID (EP). Las expectativas de los ciudadanos de la eurozona sobre la evolución durante el próximo año de la tasa de inflación han disminuido hasta su nivel más bajo desde septiembre de 2021, según constata el Banco Central Europeo (BCE) en su última encuesta entre los consumidores de la zona euro, reforzando así la confianza de la entidad para acometer una bajada de los tipos de interés en su reunión de la próxima semana.

En concreto, con datos de abril, los ciudadanos esperan que la inflación se situará dentro de un año en el 2,9%, frente al anterior 3%, mientras que las expectativas a tres años vista bajan una décima, hasta el 2,4%.

De su lado, la tasa mediana de inflación percibida durante los doce meses anteriores se mantiene estable en el 5%.

En su análisis, el BCE indicó que la evolución de las percepciones y expectativas de inflación se mantuvo relativamente alineada en todos los grupos de ingresos, aunque fue algo menor entre aquellos ciudadanos con mayores ingresos, mientras que, en función de la edad, los encuestados más jóvenes (de 18 a 34 años) expresaron expectativas de inflación más bajas.

Asimismo, las expectativas de los consumidores sobre el crecimiento de la renta nominal se mantuvieron estables en el 1,3%, mientras que las percepciones de crecimiento del gasto nominal durante los 12 meses anteriores disminuyeron ligeramente hasta el 6,3%, desde el 6,4% de marzo. De su lado, las expectativas de crecimiento del gasto nominal en un año se mantuvieron estables en el 3,6%.

En cuanto a las expectativas sobre la tasa de desempleo a 12 meses vista, estas aumentaron hasta el 10,9%, frente al 10,7% de marzo. De este modo, los consumidores esperaban que la tasa de desempleo futura fuera sólo ligeramente superior a la tasa de desempleo actual percibida (10,6%), lo que implicaba un mercado laboral ampliamente estable.

Los datos trimestrales mostraron que los encuestados desempleados indicaron una disminución en su probabilidad esperada de encontrar un trabajo durante los próximos tres meses, que cayó al 27,5% en abril, desde el 30,5% en enero, mientras que aquellos encuestados ocupados expresaron que la probabilidad esperada de perder el empleo durante los próximos tres meses aumentó al 10,6% en abril, desde el 8% en enero.

De su lado, las expectativas de crecimiento económico para los próximos 12 meses fueron algo menos negativas, situándose en el -0,8%, frente al -1,1% de marzo.

Noticias relacionadas

next