Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

con la ilusión puesta en la feria del libro de octubre

La asociación cultural Palin se convierte en editorial: "Seguiremos reinventándonos, pero la cultura tiene que seguir"

4/09/2020 - 

MURCIA. Organiza ferias literarias, concursos para escritores, actos culturales, talleres... y ahora también se ha lanzado a la aventura editorial. Palin, Asociación de Creadores y Artistas, nació hace poco más de cuatro  años para brindar apoyo a cualquier tipo de proyecto cultural y para actuar como intermediaria entre el creador y el consumidor de cultura. Con el entusiasta Asensio Piqueras a la cabeza, consiguió la proeza de recuperar la exitosa Feria del Libro de Murcia, que no ha arrojado la toalla a pesar de los tiempos que corren. Ahora suman un nuevo retos a su lista de servicios: reivindicar y apoyar a nuevos escritores que no encuentran hueco en las editoriales convencionales.

“Hay escritores que se sienten desamparados porque no ven que haya editoriales a las que ellos puedan llegar. Por ello, Palin intenta ofrecerles hueco e invita a crear cultura también con concursos literarios”, explica el presidente de la asociación, quien recuerda que "hace más de cuatro años nos juntamos unos cuantos escritores un poco locos; éramos unos diez y ahora somos casi 400 los que conformamos Palin”. Añade que “entre estos socios se encuentran integrantes de distintos sectores culturales: escritores, editores, editoriales, creadores, escultores, bailarines, gente del teatro, maquetistas, artistas…”.

Ejemplo de este trabajo para fomentar la escritura han sido los numerosos concursos que se han llevado a cabo durante el confinamiento, incluso, con alguno de ellos han decidido editar un libro recopilatorio con los relatos de todos los concursantes. “Genera mucha ilusión, sobre todo, para aquel que hizo un pequeño relato y lo ha visto publicado por primera vez”, señala el director. Añade, además, que esto "nos ha llevado a convertirnos en una editorial, porque no podría haber libros editados por Palin sin serlo; podrían acusarnos de competencia desleal”.

Asensio Piqueras

Pero Palin se diferencia de las editoriales al uso: “No vamos a cubrir una faceta de la editorial típica, cubrimos las necesidades de los escritores que no llegan a las editoriales corrientes. No somos competencia de las editoriales nacionales y, ni siquiera, de las murcianas”. Ellos se reivindican como “un pequeño eslabón para el escritor que tiene un pequeño borrador y no sabe qué hacer”. Además, ofrecen toda la ayuda posible: “De alguna forma, si nosotros no llegamos a editarle, le ponemos en contacto con las editoriales murcianas y que, además, son socias de Palin”.

¿Es imprescindible el marketing para una asociación cultural? “Para poder vender, primero hay que dar a conocer la imagen de marca de Palin”, declara el director de la Asociación. “Hemos realizado más de 300 actos culturales de envergadura y ferias del libro, también exposiciones y talleres. Hace cuatro años nadie nos conocía, ahora nuestro nombre suena mucho en la Región”, añade para argumentar que han generado “una imagen de solvencia y seriedad con un compromiso cultural”.

Palin cuenta con un servicio de librería en su web desde el que se puede acceder a la compra de productos. Además, cuenta con la ventaja de que los portes son gratuitos. Una muestra más de su compromiso con el producto cultural; al igual que las últimas exposiciones llevadas a cabo, como la que contó con artistas de la talla de Nicolás de Maya o Miguel Cano en el LAC (Laboratorio Artístico del Carmen), la exposición artística de la Biblioteca Regional o la de la Biblioteca de Alcantarilla. A lo que se suman talleres de escritura, poesía, lectura, haiku…

El confinamiento y las consecuencias posteriores han sido y están siendo muy duras para el sector cultural. En Palin, su director indica que “durante los meses de marzo, abril y mayo la actividad ha sido delante de un ordenador. Se han hecho concursos literarios virtuales, exposiciones virtuales, se han editado libros virtuales, exposiciones de fotografía virtuales, videoconferencias en el mundo entero virtuales, charlas online… Incluso, una presentación de seis personas en el Auditorio Víctor Villegas que vieron 11.000 personas de todo el mundo (EEUU, México, Uruguay, Venezuela…)”. 

Además, apunta una idea adaptada a los nuevos tiempos: “El escritor realiza una presentación virtual y firma los libros, que después podrán ser ya comprados con esa firma”.

Un evento que genera casi 300.000 euros en ventas

Detalle del cartel de la Feria del Libro   

Por lo que respecta a la Feria del Libro de este año, las palabras son alentadoras pero de incertidumbre. “Tenemos la tremenda ilusión de que se pueda hacer, pero las circunstancias son difíciles. La irresponsabilidad ciudadana tiene gran parte de culpa de la situación que vivimos. El año pasado el impacto de ventas tras la feria fue de casi 300.000 euros, si no se hiciera, el sector va a perder muchísimo”, señala Asensio Piqueras, que desvela una de las sorpresas: “En la feria haremos una presentación de un libro de un autor peruano, de manera virtual, estando él desde Lima. Todo es posible ahora. Seguiremos reinventándonos, pero la cultura tiene que seguir”.

Esta asociación sin ánimo de lucro, formadas por personas que se autodenominan “locos de la cultura”, manifiesta que no buscan “beneficios o apoyos de la administración”. No obstante, es evidente que conviven con ellas. De hecho, el director reconoce que “si algo como una feria del libro no contase con parte de apoyo económico de las instituciones y de los patrocinadores, sería muy difícil. Pero poco a poco vamos consiguiendo solvencia económica”.

La Región de Murcia, aunque resulte pequeña en dimensiones es muy grande en muchos aspectos culturales por su identidad y la fuerza de sus raíces. “Murcia tiene una solvencia cultural tremenda, tiene actos culturales de todos los tipos, incluso tiene más cultura que gastronomía, si me apuras”, comenta el director, que recurre a las cifras para argumentarlo: “Tenemos censados más de 700 autores, escribiendo y publicando al año, 2.500 libros en un año, según cifras de la Biblioteca Regional”. 

Sin embargo, “la cultura es siempre como la niña fea. Hay que mimarla porque representa mucho valor añadido, desde las políticas se debe reivindicar un trabajo que es muy duro y sacrificado con medios, salas ayudas, IVA más reducido, visibilidad…”. Aunque en Palin creen que “Murcia tiene muchos espacios, muchas posibilidades y gran vida cultural”, también señalan que “estamos para pedir más, porque queremos más”.

next