Hoy es 25 de mayo y se habla de

ENTREVISTA | LELI GARCÍA, CANDIDATA A LA ALCALDÍA DE CARTAGENA POR PODEMOS‐IU‐VERDES-av

"Aportamos sentido común en nuestras propuestas, además de cercanía, diálogo y participación ciudadana"

26/05/2023 - 

CARTAGENA. Es la segunda legislatura de Aurelia García Muñoz, conocida por Leli, pero la primera como aspirante a la Alcaldía de Cartagena por la candidatura que encabeza Podemos y en la que están, además, Izquierda Unida, Verdes y Alianza Verde. 

Leli nació en Cartagena en 1971. Está casada y es madre de dos hijos. Graduada en Secretariado de Dirección, como Técnico Superior en Asistencia a la Dirección, cursó sus estudios en el Instituto Carlos III de Cartagena en el año 2008. Desde entonces y hasta 2017, ha realizado su trabajo como administrativa y asistente jurídica en un Bufete de Abogados de la ciudad, finalizando su relación laboral por jubilación del Letrado. En 2018 realizó curso de formación, a través de la ADLE y realizadas en la ONG CEPAIM, "Docencia de la Formación Profesional para el Empleo", obteniendo Certificado de Profesionalidad Nivel III como Docente.

Conocedora en primera persona de la dificultad del mercado laboral, de los efectos de la mal llamada crisis y de la precariedad tanto laboral como social, elementos que le han convertido en luchadora por los Derechos Humanos y Sociales, colaborando con diversos colectivos y plataformas del municipio.

 -Pregunta: ¿Es este 28M más difícil que nunca detectar quién o quiénes gobernaran en Cartagena?

-Respuesta: Pues, sinceramente, no tengo ni idea de lo que va a suceder. Nosotros, eso sí, salimos a ganar y a dar lo mejor de nosotros mismos. Las encuestas, depende de quién las haga, te dan un resultado u otro. La única verdadera será la de la noche del recuento: ahí veremos, correremos y sabremos lo que hay que hacer.

-P. ¿Qué sería un éxito para la coalición y qué sería un fracaso?

-R. Un éxito sería mejorar lo que ya se tiene y un fracaso, evidentemente, perder lo que tenemos. A partir de ahí, nuestras intenciones son las de sacar bastante más de las dos concejales que tenemos, porque llevamos un programa muy de sentido común. La gente lo puede entender y compartir perfectamente, lejos de todo el ruido mediático que perjudica a unos y beneficia a otros. Estas dos semanas hemos pateado mercadillos y calles para explicarlo.

-P. ¿Qué va a aportar usted que otros no harán?

-R. Pensamos aportar sentido común a la hora de ejecutar las propuestas que nos traigan los ciudadanos. También cercanía, diálogo y participación ciudadana. Los políticos no nos podemos poner en un pedestal, sino que debemos escuchar a la gente, que son los que saben las necesidades que hay. Queremos poner en marcha el reglamento de participación ciudadana. Además, hemos pensado activar el 'escaño ciudadano' para que la gente pueda intervenir en un Pleno municipal -a día de hoy el reglamento plenario lo impide-, exactamente igual que los partidos políticos.

-P. ¿Cómo define el gobierno de esta legislatura que ahora acaba?

- R. No nos ha gustado, porque se rompió el pilar fundamental de la democracia. Un partido, 20 días después de las elecciones, traicionó a sus votantes, pactó con el adversario de toda la vida, me refiero al PSOE, por mucho que digan que son socialistas de corazón, la realidad es que son tránsfugas. Esperemos que sus votantes ahora vean en quién depositan la confianza.

Creo que lo primordial en política, además de la voluntad de servicio, es ser leal a la gente por la que tú has dado la cara y eso lo ha incumplido completamente el PSOE. En esta legislatura hemos tenido momentos en el que el grupo de concejales no adscritos, junto con las vergüenzas ajenas de Vox, era el más numeroso de la Corporación, por lo que eso no es bueno para la ciudadanía, los gobernantes ni para la imagen de los políticos. La sensación, a veces, ha sido una vergüenza, cargada de crispación en los Plenos.

La política tiene que ser la herramienta para poner soluciones a lo que la gente pide. Si algunos se pasan la vida peleando en los Plenos, es un circo mediático para la prensa y tu club de fans, pero no para poner medidas reales.

"Las grandes concesionarias son un coladero de dinero público que está llenando los bolsillos y beneficios a otros"

-P. ¿Con quién sí gobernaría y con quién no?

-R. Tenemos una frase para ello, que la voy a utilizar y es que 'ante las derechas, más derechos'. Nunca jamás pactaremos, en eso pueden estar seguros nuestros votantes, con quienes no respeten ni los derechos sociales ni los humanos conseguidos. Seguro que no nos aliaremos con estas personas, que para mí no son ni respetables. Estoy hablando específicamente de Vox y del PP, ya que Vox es una escisión del Partido Popular. Con las derechas, está claro que no, porque no respetan lo básico para nosotras. Todo lo demás, está por ver. Dependiendo del resultado, siempre habrá que hacer caso al maestro Anguita 'programa, programa, programa'. Aquí no estamos para poner a nadie en sillones, sino para gobernar para la gente.

-P. ¿Es bueno para la salud política que se pusiera fin a ese bipartidismo?

-R. Todo lo que sea pluralidad democrática, bienvenido sea. Claro que es más complicado, pero para eso debemos tener una concienciación ciudadana, un compromiso para saber qué es lo mejor para los vecinos, me refiero a la hora de hacer pactos.

No vamos a hacer pactos para estar por estar, sino para el cuidado de lo cercano, de lo público y de todas las personas de nuestro entorno, incluidos aquellos que vienen de fuera. No hay nadie ilegal, puede ser que haya personas que son irregulares, pero para eso debemos poner soluciones.

-P. ¿Vive Cartagena un estado de parálisis o, por el contrario, está en el momento ideal para despegar?

-R. Hemos pasado por todas las fases que se podían pasar en una legislatura. Jamás podría pensar en 2019 haber vivido lo que he vivido, pero ni yo ni nadie. Dentro de lo complicado, hay una cosa positiva y es que en los momentos más duros, hemos sabido comportarnos. Más allá de ideologías, se hizo un trabajo muy bueno para gestionar la pandemia y hay que decirlo. Fuimos capaces de cerrar filas y funcionó muy bien, lejos de ideologías.

Es verdad que soy una ingenua y me pensaba que esto nos iba a hacer cambiar para mejor, pero no, cada uno tira para lo suyo. La gente ha cambiado, se ha vuelto más individualista, todo lo contrario a como pienso yo. La unidad, el compromiso, la solidaridad entre las personas es lo que hace que avancemos. Por desgracia, veo que hay mucha apatía, puede que sea un efecto secundario de la Covid.

-P. ¿Cree que esa apatía se ha trasladado al mundo de la política y los ciudadanos saben bien poco del municipalismo?

-R. Se sabe bastante poco de política municipal entre los vecinos. Se ha convertido todo en muy mediático, de política de Madrid. Siempre se ha centralizado todo. Aquí en nuestras mesas informativas se habla de Ayuso. Es ese concepto de que la gente no conoce realmente a los concejales de su corporación municipal. Si preguntas a cualquiera el nombre de los 27 concejales de Cartagena, te contestan que conocen solamente a Noelia Arroyo, Pepe López y a Ana Belén Castejón.

"En Podemos tenemos garantizado el voto femenino, pero nos preocupa la apatía de los jóvenes a la hora de ir a las urnas"

-P. ¿Qué asuntos son los que más le preocupan y cuáles son los en los que hay que actuar con urgencia?

-R. Nos preocupa muchísimo la limpieza de las calles, pero nos preocupa porque le preocupa a la gente. La limpieza es la mayor queja ciudadana. Es un servicio ineficaz y pésimo. Si se interviene la empresa y se remunicipaliza el servicio puede ser una gestión pública que puede ser mucho más barata y mejor. Queremos remunicipalizar todo lo que se pueda y cuándo se pueda, ya que los procedimientos hay que estudiarlos y buscar la mejor fórmula de rescindir los contratos. Es un coladero de dinero público que está llenando los bolsillos y beneficios de grandes empresas y, por contra, los servicios prestados son indeseables. Hablo de FCC, pero también hay que echarle un vistazo a Hidrogea o a Alsa. 

No podemos presumir de una agenda 2030 y al mismo tiempo que no tengamos una ampliación de paradas que hemos pedido en infinidad de ocasiones. Si no se puede hacer eso tan simple y luego no se ha de presumir de ciudad sostenible. En un municipio sostenible hay que invertir en el transporte.

-P. ¿Y de lo urgente?

- R. Pues las auditorías a las grandes contratas, para saber qué dinero se dispone para invertir en barrios y diputaciones, que son los grandes abandonados. Es prioritario el tema medioambiental del Mar Menor, aunque la competencia municipal es escasa. Debemos hacer todo lo posible con el resto de administraciones, porque el Mar Menor hay que recuperarlo. Si no es así, los pueblos ribereños se irán muriendo poco a poco.

-P. Los indecisos, el voto joven, voto femenino, el de las diputaciones… ¿dónde puede estar la clave?

-R. El voto femenino está muy de nuestra parte, o eso es lo que creemos. Desde la parte de Podemos en el Gobierno de España se ha luchado mucho por el feminismo. Tenemos unas leyes estupendas que son bien reconocidas en Europa, aunque no por el resto de los partidos políticos. Todo lo que sea la creación de nuevos derechos, bienvenidos sean.

Me preocupa el voto joven, porque ellos son el futuro, tienen mucha apatía pero hay necesidades que debemos afrontar ahora mismo para que más adelante estén garantizadas. La búsqueda del primer empleo, el acceso a la vivienda, la emancipación, planes de ocio alternativos son problemas que más les acucian.

-P. ¿Está el caladero de votos en diputaciones y barrios?

-R. Pues no sabría decir, porque en nuestras mesas informativas he visto aceptación en todas partes, en barrios, diputaciones pero también en el centro de la ciudad. El vecino debe conocerte y saber que tú estás ahí. Debe tener mecanismos suficientes para coger un teléfono y que el político le responda.

-P. ¿Cómo se ha preparado física y mentalmente para esta carrera hasta el 28M?

-R. Necesito un rato cada día para desconectar y relajarme, aunque sea por la noche.

-P. Confiéseme una virtud, un defecto y una manía suya.

-R. Soy muy empática. Mi familia me dice que empatizo hasta con las piedras. A veces es un problema, porque te llevas los problemas y no sabes quitártelos de encima. El defecto es que soy muy impetuosa y eso pasa factura.

Creo que soy muy supersticiosa. Tengo muchas varias manías, entre ellas, mi sentido particular sentido del orden.

Noticias relacionadas

next