Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

No quedan enfermos por coronavirus

Abrazos y alegría con el alta de la última paciente de covid-19 en el Centro Médico Virgen de la Caridad

2/06/2020 - 

CARTAGENA. Llantos de alegría, risas, satisfacción y aplausos es lo que se vivió ayer en el hospital Centro Médico Virgen de la Caridad de Cartagena, con la salida de la última paciente infectada por coronavirus que quedaba en el centro y que fue dada de alta. La enferma, que supera los 80 años de edad, fue despedida con todos los honores: enfermeros, trabajadores del hospital, camilleros, médicos, policías y diferentes responsables del hospital le rindieron un caluroso adiós a la última paciente que ha superado la enfermedad.

De esta manera, 70 días después de que llegara al hospital el primer enfermo por la covid-19, el Centro Médico Virgen de la Caridad consigue dejar en suspenso esa cuarta planta a la que llegaban derivados, principalmente del Servicio Murciano de Salud, enfermos infectados y procedentes de residencias de mayores y, por tanto, con un riesgo mucho mayor de que que tuvieran más complicaciones.

"Hemos tenido la suerte de que en la Región el impacto del coronavirus ha sido menor que en otros sitios, pero a la vez hemos sido capaces de superarlo de forma rápida y muy profesional", afirma Jesús Martínez Victorio, director de gestión hospitalaria del CMVC de Cartagena.

Sobre las paredes de los pasillos queda constancia, en forma de imágenes, de muchos enfermos que han compartido con el personal del hospital los momentos más duros de sus vidas. Las imágenes del día a día en el esfuerzo titánico de evitar infecciones, alentar a compañeros o pacientes, compartir duros momentos y decir adiós a los que han pasado por allí, quedarán para siempre como un testimonio gráfico de la dura experiencia 

Ningún sanitario infectado

Han sido alrededor de 25 las personas que han trabajado en la planta donde estaban ingresados los enfermos por coronavirus y los protocolos de seguridad funcionaron a la perfección, evitando el contagio de todos y cada uno de ellos.

Hay que hacer mención especial a los doctores Albaladejo -director médico- y Peláez, quienes fueron los responsables de diseñar los circuitos Covid del hospital. "Además, estos circuitos protegían al resto de trabajadores y usuarios que han tenido que utilizar el centro", añade Martínez Victorio, quien tampoco se olvida de Sandra Jaulen, responsable de planta COVID, que ha velado para que los circuitos, epis y protocolos de protección se cumplan, además de dar servicio a todos los pacientes así como supervisar que la comunicación con sus familiares se pudiera hacer casi de forma diaria a través de video conferencias.

El doctor Ferrer, gerente y responsable máximo del centro, fue el encargado de firmar el acuerdo con el Servicio Murciano de Salud para poder acoger pacientes covid en Hospital CMVC Cartagena. "Dejando, de esta manera, a los hospitales públicos mayor capacidad para afrontar el reto COVID. Estamos muy orgullosos de ser el único hospital privado en Cartagena que hemos colaborado de forma activa y valiente en este problema", añade el director de gestión hospitalaria del centro.

La carrera contra el coronavirus no ha terminado, pero el trabajo de tantos profesionales de la sanidad pública y privada durante estos casi tres meses de pandemia en España no es difícil de agradecer. El esfuerzo de todos se ha vuelto a ver esta vez en Cartagena, con otra paciente que puede abrazar y besar a sus familiares por superar este obstáculo que le ha puesto la vida y que ha superado por su fortaleza y la de todos aquellos que la han acompañado en este viaje.

next