Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Hoy es 25 de septiembre y se habla de PAREJAS peñarroya APC asamblea psoe carmina fernández

Por primera vez, los bebés nacidos por reproducción asistida pesan igual que los nacidos por vía natural

26/02/2020 - 

MURCIA (EP). Por primera vez desde la llegada de la fecundación 'in vitro', hace más de cuatro décadas, los bebés nacidos con la ayuda de técnicas de reproducción asistida presentan un peso similar al de los nacidos por vía natural, según un estudio llevado a cabo por el Instituto Valenciano de Infertilidad (IVI).

"Hemos trabajado duro para conseguir revertir el porcentaje de bebés nacidos con bajo peso y asemejarlo al obtenido en embarazos espontáneos a término", ha explicado el director médico de IVI, Antonio Requena.

El experto afirma que menos del 8% de los bebés concebidos en alguno de los centros IVI en 2019 presentaron bajo peso al nacer. "Teniendo en cuenta que el porcentaje en el caso de bebés concebidos naturalmente, según los últimos datos conocidos al respecto que datan de 2017, se sitúa en un 7,8%, esta es una cifra esperanzadora que permite desmontar algunos de los estigmas que han marcado el campo al que nos dedicamos", ha añadido.

Asimismo, el especialista ha querido aclarar que no todos los bebés que nacen con bajo peso son prematuros. "Se estima que entre el 3 y el 5% de los bebés nacidos a término se sitúan en la parte inferior de las tablas de talla y peso, lo cual no significa que vayan a tener un desarrollo anormal", ha señalado.

"En poco más de 15 años, hemos visto una reducción de más del triple en el riesgo de bajo peso al nacer en bebés de fecundación 'in vitro', algo tranquilizador, ya que es evidente que las técnicas de hoy ya no equivalen a gemelos prematuros que pueden pasar semanas en la unidad neonatal, sino a un bebé sano, nacido con el mismo peso que un bebé concebido de forma natural", ha añadido el experto.

La disminución del riesgo, según Requena, se relaciona con la transferencia de un único embrión, práctica que actualmente llevan a cabo todas las clínicas IVI y que permite a los médicos "reducir drásticamente las gestaciones múltiples y aumentar las posibilidades de embarazo a término y nacimiento de un bebé sano", ha detallado.

Así, la reducción progresiva del riesgo de bajo peso al nacer ha coincidido con importantes avances en la medicina reproductiva en las últimas dos décadas. "Los bebés nacidos con nuestra ayuda, y gracias a la transferencia de un único embrión, presentan un peso similar al de los bebés concebidos de forma natural y tasas de embarazo a término parecidas a las de los bebés concebidos naturalmente".

"Estas cifras son una evidencia de que la brecha se cierra entre la fecundación 'in vitro' y la concepción natural, y es una muy buena noticia para quienes luchan contra la infertilidad", ha concluido el especialista.

next