Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

entrevista miguel lópez abad

"El salario mínimo vale, pero no lo subamos todo porque si no estamos muertos"

11/01/2020 - 

MURCIA. La Cámara de Comercio de Murcia está integrada por 93.000 empresas de 39 municipios. Su presidente, Miguel López Abad, que es también gerente de Global París, lleva al frente desde abril de 2018 y defiende que “somos algo más que una asociación empresarial”. La institución, que ha cumplido 120 años, persigue dar servicio a las empresas, autónomos y emprendedores, desde formación e internacionalización a innovación o nuevas tecnologías. Todo con el fin de que las empresas murcianas puedan vender más y mejor dentro y fuera de nuestras fronteras. No les va mal: este año tienen previsto hacer 20 misiones comerciales.

-¿Qué valoración hace de su tiempo como presidente de la Cámara de Comercio?

-Muy positiva, sobre todo porque llegar a una entidad como la Cámara, que es la gran desconocida empresarial y socialmente, y descubrir todo lo que puede dar de sí, para personas que nos gustan los retos como a mí, es muy motivador. He encontrado una Cámara saneada, bien estructurada y bien llevada por mi predecesor, lo que ayuda a afrontar retos de futuro con ilusión.

-¿Por qué tiene esa sensación de que la Cámara de Comercio es la gran desconocida?

-La gran desconocida no, pero como empresario que soy, y llevo ejerciendo 30 años, la impresión es que no se aprovecha al 100%. Los empresarios tenemos mucho lío y quizás no focalizamos lo que deberíamos. Hay que hacerlo bien y, además, comunicarlo.

"La situación no es muy halagüeña. La sensación de los empresarios no es buena y lo vamos a ver en breve"

-En este 2020, ¿cuáles son sus prioridades como presidente?

-Estamos en una línea de continuidad en los programas de formación que se venían haciendo en los últimos años. Tenemos cursos propios de todo tipo y una línea de formación ejecutiva más especializada que antes no se hacía. La internacionalización de las empresas es otro de los objetivos. Seguimos creciendo en las misiones comerciales que hacemos desde la Cámara. Este año llegaremos a las 20. En 2018 fueron nueve, el año pasado 14 y ahora ya alcanzamos esas 20. Son acciones muy importantes y algo que la Cámara hace muy bien para apoyar a las empresas a salir. Y además, queremos a nivel interno hacer cambios para mejorar la atención a los usuarios.

-¿Como ve la situación de las empresas de la Región?

-Hay un dato que la Cámara comparte cada trimestre, el Índice de Confianza Empresarial, y que viene cayendo desde hace un tiempo. La situación no es muy halagüeña. Cerramos el año con datos positivos, con ese impulso y ese viento a favor, pero la sensación de los empresarios no es buena y lo vamos a ver en breve.

-Datos positivos pero previsiones negativas. ¿No se está alarmando demasiado? Se puede dar ese fenómeno de la profecía autocumplida.

-No conozco a ningún empresario que se quiera suicidar. Son ellos los que creen que las cosas no van a ser fáciles. No alarmamos ahora ni provocamos el auge cuando eran positivos los datos. El empresario es lo que prevé que va a pasar el próximo trimestre. Estamos en positivo pero en caída. 

-¿Pero por qué se tiene ese miedo?

-Influyen muchos factores. El empresario lleva escuchando 25 años que va a venir el AVE, y no viene; que viene el agua, y no viene; que vamos a tener un aeropuerto, y ahora tenemos uno con tres líneas que no sirven para nada; que hay un proyecto de El Gorguel, que no va a salir; que el Corredor Mediterráneo resulta  que llega hasta a Monteforte en dos plataformas y desde allí sólo una… Todo eso, más el preacuerdo de gobierno de coalición, que implica revertir todas las medidas que se hicieron en 2012 para que las empresas empezarán a resurgir y a crear puestos de trabajo... Se van a subir impuestos, la reforma laboral se va a derogar y el salario mínimo se va a subir. Es preocupante.

-Ha hecho ya pública su preocupación con las medidas del nuevo gobierno. ¿Las ve todas negativas?

-En los últimos años, se han creado muchos puestos de trabajo. En la Región de Murcia estamos por debajo de los 100.000 desempleados después de 10 años. ¿Qué nos ha traído hasta aquí? Todo lo que se hizo. Si ahora se le da la vuelta, ¿qué va a pasar? No creo que vaya a ser bueno.

-¿Ninguna medida? ¿La subida del salario mínimo cree que es negativa? Porque los trabajadores tendrían más capacidad de consumo.

-Pero las cosas hay que hacer moderadas, consensuadas y dialogadas. Las decisiones unilaterales no son buenas. Ni para lo bueno ni para lo malo. ¿Qué hace falta un salario digno? Por supuesto, pero no se puede hacer de golpe. ¿Veo positivo la subida del salario mínimo interprofesional? Sí, pero vamos a hacerlo de una manera ordenada donde todos pongamos de nuestra parte.

"Es verdad que estamos financiados injustamente pero eso no puede ser la causa de todos nuestros males"

-¿Qué es lo más importante mantener? ¿Qué elegiría?

-La reforma laboral y no subir los impuestos. Que se deje como están al menos esas dos cosas. La subida del salario mínimo, vale, pero no lo toquemos todo porque si no estamos muertos. Cualquier medida que castigue a la economía, que castigue al empresario, no es buena. Al final la riqueza y el empleo la crea el empresario.

-¿Qué le pediría al Gobierno regional? ¿Cómo ve la situación?

-Lo veo complicado. Tener un signo político en Madrid y otro en Murcia no es fácil. Por experiencia, como te decía al principio, después de 25 años seguimos reclamando lo mismo. Te apaleo y además me río de ti. Son cosas que no se pueden entender muy bien. Por eso la situación no la veo bien. Nos faltan muchas cosas: infraestructuras, agua… Es verdad que siempre que llamamos a la puerta del Gobierno regional están, acogen nuestras peticiones, pero no vemos resultados y es lo que necesitamos para poder seguir siendo competitivos. Es verdad que estamos financiados injustamente pero eso no puede ser la causa de todos nuestros males. 

"El empresario murciano es un superviviente y un emprendedor. Pero podríamos estar muchísimo mejor"

-¿Tienen en su hoja de ruta algún plan para fomentar la presencia femenina en los puestos directivos de las empresas?

-Estamos trabajando con la dirección general de Diálogo Social y Bienestar Laboral, que lleva Manoli Marín, para hacer un semanario específico sobre igualdad. Es un tema que no descuidamos. Las empresas están concienciadas. Nosotros tenemos dos directivas en la Cámara. Y todo lo que podemos hacer con iniciativas y formación, lo hacemos.

-¿En qué aspectos considera que los empresarios deben ponerse las pilas?

-Los empresarios debemos ponernos las pilas siempre en estar actualizados, en formación, en digitalización, que es sumamente importante, y en la internacionalización. Estamos ayudando a que la exportación sea un pilar más en el que podamos apoyarnos.

-¿En qué considera que las empresas murcianas son un ejemplo?

-En sacrificio y capacidad de supervivencia. Si con estos medios estamos donde estamos, si tuviéramos todo lo que demandamos, no sé donde llegaríamos. El empresario murciano es un superviviente y un emprendedor. Pero podríamos estar muchísimo mejor.

- Imagino que el Brexit les da muchos dolores de cabeza.

Hasta que no se produzca, no sabemos qué va a pasar. Nosotros pasamos las inspecciones de aduanas en nuestro edificio de San Ginés. Si ponen una aduana con el Reino Unido, todo lo que se exporta tendrá que pasar por allí. Imagínate. La preocupación es total.

Noticias relacionadas

next