Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

FÚTBOL SALA

El parón juega a favor de Miguelín, Santana, Pol, Batería e Ique, lesionados de ElPozo y Jimbee

23/03/2020 - 

MURCIA/CARTAGENA. El parón en la Liga de la Primera División de fútbol sala por la expansión del coronavirus COVID19 afecta a los dos equipos de la Región que militan en la máxima categoría nacional -ElPozo Murcia Costa Cálida y Jimbee Cartagena-, aunque en cierto modo favorece a los jugadores de estos conjuntos que estaban de baja o en fase de recuperación tras lesiones de larga duración -los granas Miguelín, Leo Santana y Pol Pacheco y los rojiblancos Batería e Ique-.

El coronavirus, que también ha obligado a aplazar la celebración de la Final a Cuatro de la Liga de Campeones de fútbol sala que ElPozo iba a disputar del 24 al 26 de abril en Minsk, capital de Bielorrusia, hará que la Liga Nacional de Fútbol Sala (LNFS) no se reanude hasta, al menos, dentro de tres semanas.

Ante este panorama los jugadores trabajan en casa para tratar de mantener o recuperar la forma física y es el caso de quienes ya no estaban al 100% en el momento en el que se paralizó la competición.

En esa situación están Miguel Sayago "Miguelín" y el brasileño Leo Santana, más Pol Pacheco, en ElPozo; y los brasileños Dione Alex Veroneze "Batería" y Carlos Henrique Ribeiro "Ique", en el Jimbee Cartagena, todos ellos operados de diversas dolencias durante los últimos meses.

Miguelín, intervenido de la lesión de menisco que arrastraba en la rodilla izquierda desde la pasada campaña y que apenas ha participado en la presente; e Ique, igualmente con molestias de menisco, son dos de los afectados y ambos, de 34 años, han hablado de su preparación en vídeos que han grabado y han sido difundidos por sus clubes.

El ala mallorquín, capitán del equipo murciano, ha comentado que sigue preparándose en casa individualmente y siguiendo el trabajo del preparador físico y los fisioterapeutas del club.

"Es un momento delicado para todos, pero hay que mirar hacia adelante para llegar a la normalidad", ha apuntado el balear para añadir que "era el momento de coger ritmo para ponerme al nivel de los compañeros".

Ique también ha dicho que "ahora mismo lo más importante es estar en casa" y ha recordado que "ha transcurrido un mes desde la cirugía a la que me sometí y todo está yendo genial".

"Estoy haciendo rehabilitación en casa con los ejercicios que me recomendó el preparador físico y espero poder hacer pronto vida normal", ha apostillado el jugador nacido en Sao Paulo.

Así pues, el técnico argentino Diego Giustozzi, de ElPozo; y el hispano brasileño Eduardo Sao Thiago Lentz "Duda", del Jimbee, saben que los procesos de recuperación de sus lesionados siguen su curso y que ya queda menos para que puedan reaparecer. 

Noticias relacionadas

next