Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Se ha disparado un 129% en las últimas cuatro sesiones

El 'índice del miedo' (Vix Index) refleja el pánico que se vive en bolsa

28/02/2020 - 

VALÈNCIA. Auténtico 'jueves negro' el vivido ayer en las principales bolsas del planeta, que en el caso de la española vio como su índice de referencia Ibex 35 perdía la cota psicológica de los 9.000 puntos tras desplomarse un 3,55%. Un batacazo al que hay que sumar el del pasado lunes, cuando se precipitó al vacío un 4,07% ante la propagación del coronavirus. De este modo, el barómetro de la renta variable doméstica ha perdido casi un 11% desde el pasado 19 de febrero, día en el que cerró en los 10.083 puntos. O lo que es lo mismo: se han esfumado 1.100 puntos en tan corto espacio de tiempo.

Y la cosa apunta a peor a la vista del duro correctivo que recibieron en la noche española de ayer los tres índices de referencia de Wall Street. El histórico Dow Jones de Industriales, el tecnológico Nasdaq Composite y el que agrupa al medio millar de las principales cotizadas como es el S&P 500 se hundieron más del 4%. Casi nada.

Un panorama ciertamente muy preocupante y más echando un vistazo a uno de los indicadores que en situaciones como la actual siguen analistas, operadores, gestores e inversores en particular: el Volatitily Index (Vix Index). O como se le conoce en el mercado: el 'índice del miedo', que refleja la ansiedad y el miedo existente en el mercado como está sucediendo actualmente. Y ya no es miedo lo que denota su evolución, tal y como se aprecia en el gráfico inferior de Investing, sino auténtico pánico.


Solo ayer se disparó un 42% para alcanzar los 39,16 puntos, su nivel más alto desde septiembre de 2011. Y en las últimas cuatro sesiones, el Vix se ha más que duplicado, concretamente un 120,3%, al pasar de los 17.08 puntos del pasado día 21 hasta los 39,16 puntos de ayer. "Ni cuando se conoció que los británicos habían votado a favor de la salida de la Unión Europea (UE) se había comportado así. La situación es ciertamente muy complicada en estos momentos porque se está vendiendo sin parar", advertían desde una gestora de fondos de inversión consultada por este diario ayer tras el cierre de la bolsa española.

"El problema del virus chino es que está comenzando a pasar factura sobre las empresas de fuera de China, que no reciben los suministros por la paralización que sufre el país asiático. Y eso significa menores beneficios de las empresas, que incluyen 'profit warnings' o estimaciones a la baja, y una mayor ralentización económica. Y eso es precisamente lo que el mercado está descontando en estos momentos, pese a que ya muestra evidentes síntomas de sobreventa... pero el miedo es libre claro", añadían.

Por encima de 30 puntos, mala cosa

El Vix, que fue creado en 1993 por el Chicago Board Options Exchange (CBOE) o principal mercado de opciones y futuros de todo el planeta. Históricamente un Vix por encima de los 20 puntos invita a la relajación y al optimismo, todo lo contrario de cuando franquea la barrera de los 30 puntos. Empíricamente un índice por debajo de los 20 puntos ha dado lugar a periodos de mercados alcistas como sucedió entre 1990-1997, 2003-2007 y desde 2011 hasta hace bien poco; mientras que cuando se sitúa arriba de los 30 puntos da lugar a periodos bajistas, tal y como pasó entre 1998-2002 y 2007-2011.

Este índice que mide la volatilidad de los mercados alcanzó su máximo histórico el 20 de octubre de 2008, cuando se disparó hasta las puertas de los 90 puntos y a nadie se le olvida lo que vino detrás: la mayor recesión económica desde la Gran Depresión de los años treinta. Sin embargo, y a diferencia de entonces, los bancos centrales siguen inyectando liquidez en cantidades industriales bajo sus programas no convencionales de estímulos monetarios.

Noticias relacionadas

next