Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Asamblea Regional

Educación "no negociará con la salud" y cifra en 120 millones la bajada de ratios en todas las aulas

2/09/2020 - 

MURCIA (EFE). La consejera murciana de Educación, Esperanza Moreno, ha cifrado en 120 millones el gasto que supondría crear grupos de 20 alumnos en todas las aulas de todos los centros escolares murcianos y ha defendido que la contratación de 800 docentes sitúa a la región por encima de la media en número de docentes por centro educativo.

Moreno ha comparecido ante el pleno de la Asamblea Regional, donde ha hecho un repaso de su gestión desde que el pasado mes de marzo se decretó el estado de alarma y se suspendió la actividad lectiva presencial en todo el país, lo que supuso, ha dicho, “un desafío sin precedentes” tanto para las familias como para los docentes, los alumnos y la administración.

En ese contexto, y ante un creciente repunte de los casos durante el verano, Moreno ha insistido en lamentar la “absoluta inacción del Ministerio de Educación”, que llevó a su Consejería a poner en marcha una comisión mixta con técnicos de Salud antes de que hubiera instrucciones estatales al respecto y ya en julio se puso en marcha una protocolo para desarrollar la vuelta a las aulas apostando “por la educación presencial siempre que sea posible”.

No obstante, ha defendido que la situación epidemiológica ha empeorado desde entonces, lo que ha obligado a la comunidad autónoma a activar el escenario de semipresencialidad “para reducir el aforo de los centros educativos” facilitando así que se pueda guardar la distancia de seguridad entre los alumnos, que acudirán 4 días semanales desde Educación Infantil (3 años) hasta segundo de Secundaria, y en días alternos en el resto de los cursos.

Moreno ha respondido al cuestionamiento que hace la oposición por la falta de consenso con la comunidad educativa de esa medida aludiendo a que está indicada por el servicio de Epidemiología: “No hay negociación posible respecto a las medidas sanitarias, siento ser tan dura, pero con la sanidad no se negocia”, ha apuntado.

Asimismo, ha recordado que se contratarán 800 nuevos docentes, lo que supone un incremento del 3 por ciento de la plantilla de la comunidad autónoma, y ha lamentado que PSOE y Podemos comparen esas cifras con las contrataciones de otras regiones sin tener en cuenta el punto de partida.

En ese sentido, ha asegurado que la incorporación de docentes en relación con el número de centro escolares será superior a la de comunidades gobernadas por los socialistas, como Baleares, Extremadura y La Rioja, al tiempo que la media de docentes por centro educativo (23,11) es superior a la media estatal (18,29).

En cuanto a la media de alumnos por docente, 12,4, es “exactamente” la misma que la media nacional.

Por todo ello, ha considerado poco realistas las propuestas planteadas por la oposición y ha insistido en que lograr ratios de 20 alumnos por clase en toda la comunidad autónoma supondría la creación de 1.600 nuevas aulas, lo que equivale a una inversión de 120 millones de euros anuales solo para pagar los sueldos de los docentes, todo ello sin contar con la educación concertada, al tiempo que propuestas como hacer dobles turnos no son aceptadas por las familias y generan un gasto de 600 millones de euros.

Además, ha puesto en valor la inversión de 10 millones de euros para obras de adaptación de los centros educativos (5 millones), material sanitario, y refuerzo de la limpieza (2 millones), así como las ayudas para las familias, que incluyen ampliaciones de las becas del comedor, ayudas a los ayuntamientos para ampliar los centros de conciliación y ayudas a la contratación de empleados de hogar.

Piden la dimisión de la consejera

Desde el grupo parlamentario socialista, el diputado Antonio José Espín, ha lamentado que se haya retrasado el inicio del curso por la “falta de previsión” de la consejera, a la que ha echado en cara su falta de diálogo y ha pedido su dimisión, como también ha hecho la diputada de Podemos María Marín.

Ambos han insistido en que Moreno debe aclarar el destino de los casi 74 millones de euros que la comunidad autónoma recibirá del Estado para afrontar la crisis sanitaria en el plano educativo, unos fondos que la consejera ha reiterado que aún no han sido recibidos.

Además, han lamentado que Murcia sea la única comunidad de España que haya renunciado a rebajar las ratios y tomado como alternativa la semipresencialidad, excluyendo a parte del alumnado de las clases en lugar de apostar por más contrataciones de docentes.

Por su parte, el diputado de Vox Juan José Liarte ha abogado precisamente por ampliar la posibilidad de que las familias que lo deseen puedan acogerse a un sistema educativo no presencial, lo que permitiría además anticiparse a una posible situación generalizada de esa opción si las cifras de la pandemia siguen empeorando.

En cuanto a Ciudadanos, Juan José Molina, ha planteado algunas medidas adicionales para mejorar el control de la pandemia en los centros escolares, que pasan por “medicadizarlos” con sanitarios de referencia, pruebas continuas de cribado y test de detección y una adecuación real de los medios tecnológicos a las necesidades.

Por último, el diputado popular Víctor Martínez Carrasco, ha insistido en resaltar el “absoluto abandono” al que, en su opinión, ha sometido el Ministerio a la comunidades autónomas, en las que ha delegado todas las decisiones mostrando una total “dejación de funciones”, y limitándose a proponer un protocolo que ha quedado “obsoleto” y se basa en meras recomendaciones que solo generan más incertidumbres.

next