Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

exposiciones en la sala Glorieta 1

Cinco horas dan para mucho: ExLibris le rinde homenaje a Delibes y descubre su faceta como ilustrador

22/09/2020 - 

MURCIA. "Si las palabras no se las dices a alguien no son nada", le comenta entre otras tantas cosas Carmen a Mario en la famosa obra de Miguel Delibes. Porque cinco horas dan para mucho, como se puede contemplar en la exposición Cinco horas con Mario. 50 años de historia que acoge la sala Glorieta 1 del Ayuntamiento de Murcia. Una muestra que comparte protagonismo en este nuevo espacio expositivo con Los dibujos del camino -con ilustraciones realizadas por el propio escritor-, ambas procedentes de la  Fundación Miguel Delibes y enmarcadas en la Semana Internacional de las Letras ExLibris, que ofrece durante esta semana una amplísima programación dedicada a la literatura.

Encantada con como había quedado el montaje, una de las hijas del célebre autor, Elisa Delibes de Castro, quiso estar presente este lunes en la inauguración de las dos exposiciones, junto con el director de la Fundación Miguel Delibes, Fernando Zamácola Feijoo, el alcade, José Ballesta, y el director de ExLibris, Victorio Melgarejo.

Cartas manuscritas, recortes de prensa, estudios y traducciones... y, cómo no, referencias a Lola Herrera -doña María del Carmen Sotillo por antonomasia-, con imágenes de carteles, fotografías y correspondencia con el autor... La exposición Cinco horas con Mario. 50 años de historia, impulsada por la Biblioteca Nacional de España, conmemora el cincuenta aniversario de una de las más representativas novelas del escritor vallisoletano, publicada en 1966, a través de numerosos documentos expuestos de forma cronológica y con una coherencia en los contenidos.

El material seleccionado se agrupa en cuatro secciones temáticas: primeros pasos de una novela distinta; muchas ediciones y muchas traducciones, lecturas y relecturas de la novela; libros y artículos sobre Cinco horas con Mario; y la novela en escena: una obra teatral, el origen de una película y el argumento de una ópera, que abarcan desde las primeras referencias al texto por parte de su autor y editor, hasta las numerosas y distintas manifestaciones artísticas originadas por la novela.

Destacan los organizadores que Cinco horas con Mario es "una de esas novelas que marcan un hito importante en la representación artístico-literaria de una sociedad" y que "pasados cincuenta años, sigue sirviendo a las generaciones futuras como referencia para adquirir conocimientos acerca de los problemas, obsesiones, el vivir cotidiano de los españoles de los años 70 y las formulaciones lingüísticas de su experiencia".

Ilustraciones naïf realizadas por el propio autor

       

Los dibujos del camino, por otra parte, está compuesta por las ilustraciones que el propio Delibes realizó para su novela El camino. Cabe recordar que, en 1941, el primer trabajo del escritor en El Norte de Castilla -el periódico de Valladolid al que estuvo ligado toda su vida y del que fue director entre 1959 y 1963- fue el de caricaturista. De los 21 dibujos que pueden verse en esta exposición, veinte fueron realizados por Delibes para una edición norteamericana de El camino que se publicó en 1960. Poco tiempo después, añadiría una nueva ilustración -la número seis de esta exposición- para la edición de la novela publicada en Londres en 1963.

Las ilustraciones expuestas se caracterizan por la nitidez y seguridad en su ejecución, y una cierta ingenuidad naïf que se acomoda perfectamente con el contenido de una novela que tiene como protagonista a un niño, Daniel, el Mochuelo, que recuerda experiencias, juegos y travesuras con sus amigos de infancia. Cada uno de los dibujos está acompañado por el pasaje de la novela al que hace referencia. Con esta exposición, el espectador podrá acercarse a una faceta menos conocida del escritor vallisoletano, como es la de ilustrador. 

El alcalde José Ballesta apuntó que "se trata de un reconocimiento a la obra del genial autor vallisoletano en el año en el que se conmemora el centenario de su nacimiento". Añadió que "Cinco horas con Mario, con más de medio siglo de vida, sigue siendo un extraordinario documento de la España de los años 70 del pasado siglo".

El alcalde de Murcia y la consejera de Cultura con Elisa Delibes     

next