Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Suspende los dividendos de 2019 y 2020 y pone en revisión el de 2021

Banco Santander celebra su junta más atípica tratando de salir de mínimos en bolsa

3/04/2020 - 

VALÈNCIA. Banco Santander (SAN) ha citado a sus accionistas este viernes... de forma telemática como consecuencia de la actual pandemia. Será la junta más atípica de la entidad de origen cántabro, que además celebrará el evento en Madrid -en la llamada 'Ciudad Financiera del Banco Santander' en Boadilla del Monte- y no en el habitual Palacio de Exposiciones y Congresos de Santander donde ha llegado a congregar a más de 2.000 accionistas. Pero en esta ocasión manda el coronavirus.

Únicamente estarán presencialmente la presidenta, el consejero delegado, el secretario y el notario, con las medidas de seguridad y el distanciamiento necesarios; mientras que el banco ha puesto a disposición de accionistas y consejeros una pluralidad de canales y medios alternativos para participar, así como los sistemas técnicos necesarios para que los accionistas puedan efectuar su voto previo a distancia o la delegación previa en algún asistente.

Una junta que llega en pleno acoso y derribo sobre los títulos del SAN en bolsa, que el pasado 16 de marzo llegaron a tocar durante la sesión los 1,928 euros, es decir, mínimos de hace más de 20 años. Solo en lo que va de año pierde un 42,32% de su valor -tomando los 2,15 euros del cierre de ayer-, lo que ha mermado su capitalización hasta los 35.754 milones de euros. Conviene recordar que no hace mucho que llegó a superar a la todopoderosa Inditex (68.192 millones ayer); mientras que Iberdrola (56.714 millones) ya ha superado al banco presidido por Ana Botín. 

Voto de confianza de Goldman Sachs

Todo ello pese a que Goldman Sachs emitió un informe el mismo día 16 de marzo, cuando el SAN se desplomó un 10,61%, señalando que es junto al BBVA la entidad minorista más resistentes al actual contexto de elevada incertidumbre por la expansión del coronavirus y su impacto en la economía debido a la alta diversificación geográfica de sus ingresos. El banco de inversión estadounidense recomendaba comprar acciones de ambas entidades.

Mientras tanto, el consejo de administración del también llamado 'banco rojo' anunció ayer la cancelación del pago del dividendo complementario de 2019 y la política de dividendos para 2020. Así lo informó al mercado por el pertinente hecho relevante comunicado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) donde comunicó que pospone cualquier decisión relativa a la retribución al accionista durante este año por la crisis del coronavirus y en línea con las recientes recomendaciones del Banco Central Europeo (BCE).


De esta manera, se cancela el reparto en mayo del segundo dividendo de 2019, de 0,13 euros por acción. La nueva propuesta se someterá a la aprobación de una junta general del banco que previsiblemente se celebrará en el mes de octubre y se destinará a incrementar la reserva voluntaria, sin perjuicio de que la situación pueda ser reevaluada cuando desaparezca la incertidumbre causada por la crisis del coronavirus.

Según el orden del día de la atípica junta de este viernes, está previsto que los accionistas voten las cuentas anuales de 2019 y la gestión social, la aplicación del resultado del pasado ejercicio, varios cambios en el consejo de administración, la reelección de PwC como auditor de cuentas para 2020 y la política de remuneraciones de los consejeros, entre otros asuntos.

La política de dividendos, a revisión

Por otro lado, se revisará la política de dividendos del banco, incluyendo la aplicación de resultados de 2020, de manera que el consejo no propondrá la distribución de dividendos a los accionistas hasta que se clarifiquen los efectos que causa el coronavirus y se conozca los resultados del presente ejercicio. 

Los accionistas de Santander también deberán dar el visto bueno a la propuesta de nombrar consejero ejecutivo a Sergio Agapito Lires Rial, quien mantendrá sus funciones actuales como 'country head' del grupo en Brasil, responsable de Sudamérica y del proyecto de Global Trade Services, la plataforma global que Santander ha puesto en marcha para facilitar el comercio internacional de las pymes. El nuevo consejero ejecutivo cubrirá la vacante que deja en el consejo Ignacio Benjumea Cabeza de Vaca, quien decidió no someterse a reelección en la junta, tras casi cinco años como consejero y habiendo sido anteriormente secretario general y del consejo de Banco Santander.

Asimismo, la junta deberá aprobar el nombramiento de Luis Isasi Fernández de Boadilla como consejero externo (en sustitución de Guillermo de la Dehesa), reelegir como consejeros a Ana Patricia Botín, Rodrigo Echenique, Esther Giménez-Salidas y Colomer y Sol Daurella y ratificar el nombramiento y reelección de Pamela Ann Walkden.

Una vez que estos nombramientos se hagan efectivos, el consejo de Banco Santander quedará integrado por 15 miembros, el 40% mujeres, de nacionalidades española, británica, estadounidense, portuguesa y brasileña. Además, pasará a contar con tres consejeros ejecutivos: Ana Botín, José Antonio Álvarez y Sergio Rial, siendo el resto de miembros externos.

Noticias relacionadas

next