Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

el consejero pide cautela

Villegas llama al orden: "No ha llegado el momento de los abrazos"

12/05/2020 - 

MURCIA. La euforia que se ha desatado en la Región de Murcia por el inicio del desconfinamiento es "hasta comprensible" -en palabras del consejero de Salud-, después de tanto tiempo de encierro. Pero las aglomeraciones en las calles para festejar la buena venida no son nada recomendables. La lucha contra el covid-19 no ha concluido, pese a la buena marcha de la evolución de la pandemia. "Estamos en el descanso de un partido que no se sabe cuánto va a durar", subrayaba Manuel Villegas. Por esa razón, ante las escenas que se han visto en terrazas y plazas, el titular de Salud llamaba al orden: "No ha llegado el momento de los abrazos".

El riesgo existe y no ha desaparecido. El virus sigue al acecho, máxime en una población que empieza a moverse y que se encuentra poco inmunizada (es decir, menos incidencia equivale a menos personas inmunes). En el recuerdo quedan las imágenes de los hospitales de otras comunidades, colapsados y con enfermos en los pasillos. Y no hay que ir muy lejos de Murcia para comprobar los estragos de la enfermedad: Albacete, una provincia castigada por el virus (casi 500 fallecidos y casi 5.000 contagios, el doble que la Región), permanece en fase 0. Por eso Villegas apelaba a no perder el control de la situación y advertía: "Un irresponsable puede poner en cuarentena a 100 personas". De hecho, ninguno de los hospitales de la Región ha sido declarado libre de coronavirus y aunque todos vuelven paulatinamente a la normalidad están preparados para afrontar un rebrote. 

Pero no sólo hay que recordar para preocuparse. Basta observar el Jardín del Malecón de Murcia, en el que se ven "escenas muy preocupantes", que complican saber si se cumplen o no con las medidas de seguridad al no discernir entre las salidas a las terrazas o a la compra con las salidas en fases horarias. Por ese motivo la Comunidad ha solicitado al Gobierno de España que se respeten las franjas horarias para los mayores y personas dependientes, para evitar que coincidan con el resto de grupos de edad. Con todo, el consejero quiso lanzar un mensaje de responsabilidad a la ciudadanía: "Si lo hacemos bien, vamos a ser un ejemplo". Y si el autobús aparece en la parada repleto de gente, como así ha pasado en algunas líneas de Murcia, "pues se espera al siguiente". Es decir: sentido común. 

Villegas hizo hincapié en la importancia del uso de las mascarillas, especialmente en lugares cerrados. "Es fundamental que cubran la nariz y la boca, y se deben colocar correctamente y no se pueden manosear, de lo contrario perderían su capacidad de protección", comentó el consejero, que es médico de profesión (cardiólogo y facultativo de familia). Los guantes no son tan decisivos, ya que no sirven de nada si con ellos nos tocamos partes sensibles de la cara -como la boca o los ojos-. Es mejor, aconsejó Villegas, "lavarse las manos constantemente".

Noticias relacionadas

next