Hoy es 20 de julio

el expresidente reivindica su legado y pide "no pensar" en cábalas de pactos

Valcárcel eleva el listón a López Miras y le exige la mayoría absoluta para 2023

15/07/2022 - 

MURCIA. No defrauda. Ramón Luis Valcárcel siempre habla claro, sin pelos en la lengua. Era una de los momentos más esperados del congreso y su intervención fue diáfana: el PP debe volver a la mayoría absoluta. No vale otro resultado. "No podemos pensar en cábalas para ver con quién se puede sumar una cierta mayoría" para mantenerse en la gobernabilidad. "Ese no es el objetivo del PP", advirtió. El presidente de honor de los populares murcianos, que gobernó la Comunidad Autónoma entre 1995 y 2014 con cinco incontestables mayorías absolutas, elevó el listón de Fernando López Miras y le pidió un triunfó inapelable en las urnas.

Valcárcel logró la última mayoría absoluta del PP regional. Pedro Antonio Sánchez se quedó a un escaño de revalidarla en 2015. Fernando López Miras todavía no ha conocido una victoria electoral. Llegó al poder en 2017 tras la dimisión de PAS y en 2019, en su primer contienda electoral, sufrió la primera derrota autonómica de su partido en 26 años. El PSOE se llevó la gloria por menos de un millar de votos. Los pactos poselectorales, sin embargo, permitieron que el PP salvara los muebles y pudiera retener la Presidencia. Ahora las encuestas pronostican que sí ganaría en las urnas, pero ningún sondeo hasta la fecha ha previsto que consiga llegar a los 23 escaños. 

"Esta historia de ayer y de hoy nos obliga a ganar las elecciones. Tenemos que ganarlas", arengó Valcárcel, que reivindicó el trabajo de su partido en los últimos 27 años. "Costó llegar a la responsabilidad en el año 1995. Costó y cuesta mantener esa responsabilidad. Desde entonces han pasado muchas cosas", expuso antes de incidir en que su generación logró un punto de inflexión en la política murciana. "En la Región el peso ideológico estaba en el PSOE y en la izquierda, pero nosotros cambiamos el rumbo de la historia de Murcia".

El pasado marca la exigencia del PP, vino a decir Valcárcel. "Nuestro éxito no puede consistir sólo en vencer a la oposición, cuya mayoría de partidos no termina de ocupar su lugar, e incluso otros están a punto de perderlo de forma definitiva, sino que", añadió, "hay que convencer al electorado", exhortó. "No toca en este momento hacer cábalas. Ahora no podemos ver otra cosa que no sea la meta del éxito de la mayoría absoluta". A su juicio, "es el momento de trabajar en ese sentido olvidándonos de cualquier otro componente". Y agregó, bajando el tono: "Sé que en ello está el PP. Y me satisface".

"Divididos y endiosados no conseguiremos nada"

"Queremos que el partido salga más fortalecido que nunca para las elecciones de 2023", insistió el presidente de honor. "Toca trabajar duro. No se puede alcanzar lo más alto si no es trabajando duro. Y eso en el PP sabemos mucho". Cuando se trata de la Región de Murcia, apostilló, "merece la pena dejarnos la piel por ella". Y alentó: "Hagamos las cosas bien. Dios quiera que no estemos en la oposición hasta el siglo que viene o al siguiente". El éxito electoral no "es sólo orgullo" sino también una cuestión de "murcianía".

"Divididos y endiosados no conseguiremos nada", avisó, parafraseando a Alberto Núñez Feijóo"Nuestro partido no se ha construido sobre la división y el enfrentamiento, sino sobre la unidad", reiteró al tiempo que remarcaba que, cuando no se ha hecho así, ha quedado abocado "al fracaso". Por supuesto, Valcárcel deslizó también algunas de sus recetas: "Hay que conectar con la gente. Y hay que escucharla con atención, humildad y respeto. Eso nos permitirá ganar el futuro año en contienda electoral", concluyó. Claro y directo. Sin rodeos.

Noticias relacionadas

next