Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Una pesadilla la que viven los vecinos de La Manga para moverse en autobús público desde este mes

15/09/2020 - 

CARTAGENA. Desde este pasado lunes ha entrado en vigor el nuevo horario de autobús urbano de La Manga, que es el mismo, al menos así lo aseguran los usuarios, que padecieron durante la etapa del confinamiento. Frecuencia de 90 minutos cada autobús; se interrumpe el servicio de tres y media a seis, y finaliza a las siete y media.

De esta manera, el nuevo horario es: 7'30, 9'15, 10'45,12'15,13'45 y 14'30 horas y a la tarde 18'00 horas y 19'30  horas el ultimo. El anterior era cada 45 minutos desde las 7'30 hasta las 23 '30 horas.

Las personas que residen en La Manga han alzado el grito al cielo ante esta circunstancia, que le impide, tanto a trabajadores como a jubilados, esgrimen, desarrollar sus labores y acudir a sus puestos de trabajo.

En la mañana de este pasado lunes 14, cuando empezaba el servicio, surgían los primeros problemas. Todos aquellos usuarios que no se habían enterado del cambio de horario, esperaban a las ocho y media la llegada del transporte, pero éste no llegó -tampoco indicaba en la parada el cambio de horarios-, por lo que hubo que aguardar a las 9.15 horas. En la primera parada -Veneziola- se han subido 20 personas. El aforo, al ser reducido al 50%, supone que solo se admitan 25 viajeros, por lo que todos aquellos que a partir de ahí esperaban el autobús se han quedado compuestos y sin viaje. Quien tuviera que ir a trabajar, ya llegó tarde este lunes.

Denuncian, además, que nadie ha avisado ni situado cartel en los puntos de parada de los nuevos horarios, por lo que muchos usuarios se encuentran con esta nueva realidad. "Para más confusión esperan a las horas que no pasa y que sí pasaba hasta el domingo", dice Pedro Sánchez, presidente de la asociación de vecinos La Veneziola-Manga Norte.

Un autobús por la tarde "no da tiempo más que a bajar en el destino y volver a subir, porque es el último", dicen los vecinos

"Por la tarde el servicio es nulo, pues solo hay uno sale a las seis y el servicio finaliza a las siete y media. No da tiempo más que a bajar y subir del bus", indica el presidente de la asociación de vecinos. "Mi mujer es vendedora ONCE y por la tarde no puede ir a trabajar. Como ella, con minusvalías, somos muchos viviendo aquí, algunos tenemos citas médicas en el hospital y los taxis son muy caros", añade Pedro.

Con un solo autobús por la tarde "que si se avería o pasa algo, nos encontramos sin servicio", dice el presidente de la asociación, quien añade que al final de la Manga, en Veneziola, no llega el autobús de Cartagena "por lo que hay que coger dos y con el nuevo horario es imposible y volver a la tarde, igual de imposible".

"Las personas que vivimos aquí todo el año somos trabajadores, pensionistas y personas con minusvalías, no turistas. Pagamos un 20% más de impuestos, como para escatimar tanto en servicios necesarios", dice el presidente de la AAVV Veneziola-La Manga Norte

No entienden esta decisión en horarios de paso y servicio, "¿un transporte público restringido sin estar confinados? Las personas que vivimos aquí todo el año somos trabajadores, pensionistas y personas con minusvalías, no turistas. Pagamos un 20% más de impuestos, como para escatimar tanto en servicios necesarios"

La Consejería de Fomento no lo ve igual. Aclaran desde la administración que "los horarios en esta época del año no tienen nada que ver con las fases de confinamiento con motivo de la pandemia de coronavirus", y añaden que "como cada año, reforzamos de manera significativa las expediciones de la línea 12 (Cabo Palos – Veneziola) y la línea 10 (Cartagena - La Manga) desde el 1 de julio hasta el 31 de agosto, con el fin de responder a la demanda propia de la época estival. Este año lo hemos extendido hasta el pasado domingo, y hoy -ayer para el lector- vuelve a su horario habitual".

Cuando creían que el problema empezaba a solucionarse, llegó la pandemia que lo ha vuelto todo del revés y que, incluso, ha supuesto una restricción mayor. "En febrero hablamos con el alcalde San Javier y nos dijo que iba a mejorar el horario de siempre, el anterior, por los problemas que teníamos de desplazamiento. Ahora nos ponen la mitad de la mitad de lo que teníamos", denuncia el presidente de la asociación de vecinos.

De ahí que se hayan movilizado e iniciado una campaña de firmas en change.org con una petición dirigida al Ayuntamiento de San Javier para que el horario sea mucho más accesible.

"Los actuales servicios dan respuesta a la demanda", esgrimen desde la Consejería de Fomento

Desde la Consejería de Fomento indicaban a Murcia Plaza que si bien la Dirección General de Movilidad y Litoral, que es el conducto habitual para trasladar alguna incidencia en el servicio por parte de los ciudadanos, no ha recibido ninguna queja al respecto, consideran que "los actuales servicios dan respuesta a la demanda según muestran los datos reales de ocupación. La media de viajeros por autobús la semana pasada en la línea de Veneziola fue de 5 personas (con 30 expediciones de ida y 30 expediciones de vuelta), y en la línea de La Manga a Cartagena de 27 viajeros (con 13 expediciones de ida y 14 de vuelta)".

A partir de ahora los servicios serán los siguientes en días laborales 8 expediciones ida y vuelta tanto en Cabo Palos - Veneziola y en Cartagena - La Manga. Sábados y domingos, 7 ida y vuelta Cabo Palos Veneziola, y 6 ida y vuelta Cartagena- La Manga.

Torrecillas, concejal de San Javier: "Entendemos el enfado de los vecinos"

"En reiteradas ocasiones hemos trasladado las quejas de los vecinos y residentes de La Manga a la Dirección General de Movilidad. Hemos solicitado una reunión con la Dirección General de Movilidad y la concesionaria del transporte urbano que es ALSA", añadía, por su parte, Antonio Marcelo Torrecillas, concejal de transporte del Ayuntamiento de San Javier. "Entendemos el enfado de los vecinos y de las asociaciones que les representan y estamos intentando darle una solución al problema del transporte público urbano en La Manga".

Noticias relacionadas

next