MARNYS

Una empresa cartagenera 'entrena' el olfato y el gusto, perdidos tras sufrir la covid

2/11/2021 - 

CARTAGENA. La pérdida de gusto y olfato es uno de los síntomas menos habituales del coronavirus, según la Organización Mundial de la Salud, aunque algo más de 5 de cada 10 pacientes suelen padecerlo. Una prevalencia del 53%, sobre todo en pacientes jóvenes y no hospitalizados, según ha podido comprobar la Sociedad Española de Otorrinolaringología y Cirugía de Cabeza y Cuello en diferentes estudios.

Una empresa cartagenera ha puesto en el mercado un plan de entrenamiento, pensado para aquellas personas que han sufrido una pérdida del sentido del olfato y el gusto y que necesitan una ayuda para recuperarlos utilizando la aromaterapia. Este plan de la firma Marnys y diseñado  por médicos especialistas, está basado en la estimulación y recordatorio olfativo mediante la inhalación de aceites esenciales.

"La idea surge tras observar que una secuela frecuente tras la infección por el virus Sars-Cov 2, responsable de la covid-19, era la pérdida de olfato y/o gusto. La alteración del olfato asociada a la infección por la covid-19 puede aparecer hasta en el 85% de los pacientes. Hay trabajos que demuestran que la utilización de la aromaterapia produce un efecto positivo en pacientes con anosmia y ageusia, acortando el periodo de recuperación. Por este motivo se planteó crear RecuSenses, un Plan de Entrenamiento para el olfato y el gusto, basado en aromas naturales", explica el doctor Luis Gutiérrez Serantes, médico especialista que ha diseñado el plan.

El doctor Gutiérrez Serantes

El plan de entrenamiento está diseñado por médicos especialistas y desarrollado por Marnys, con un método basado en los trabajos realizados por distintos investigadores, que han demostrado ser eficientes en sujetos que requieran de un entrenamiento olfativo.

"Está pensado para aquellas personas que quieran un apoyo para el entrenamiento olfativo y del gusto a través del uso de aromas naturales y esenciales. El 'entrenamiento olfativo' es una estrategia de autocontrol, que consiste en un programa regular de uso de olores fuertes o aromas esenciales para activar la memoria del sistema olfativo. La aromaterapia puede ser utilizada en pacientes que han tenido pérdida de olfato y/o gusto derivado también de infecciones víricas como la gripe. Siempre el diagnóstico de la pérdida de estos sentidos debe ser realizado por un médico especialista, para descartar procesos tumorales o enfermedades neurológicas, que requieren otro tipo de tratamiento", apunta el doctor Gutiérrez Serantes.

"Cada paciente requiere un tiempo de recuperación distinto, no podemos predecir cuanto tiempo transcurre desde que comienza la aromaterapia hasta que se empieza a sentir mejoría, lo que sí sabemos, es que cuanto antes se comienza, los resultados son mejores, acortándose el tiempo de recuperación del olfato y gusto", subraya el doctor.

El ‘entrenamiento olfativo’ es una estrategia de autocontrol que consiste en un programa regular de uso de olores fuertes o aceites esenciales para activar la recuperación del sistema olfativo. Su origen se remonta a 1916, donde se desarrolló un modelo llamado 'prisma del olor' por el psicólogo alemán Hans Henning, y en 2009, el profesor Thomas Hummel (Clínica del Olfato y el Gusto - Universidad Dresde, Alemania), diseñó un estudio donde investigó la exposición repetida a corto plazo a los olores procedentes de aceites esenciales durante un período de doce semanas, y su efecto en la capacidad olfativa de individuos con anosmia. 

Los resultados fueron muy significativos, ya que el 30% de los sujetos con aceites esenciales experimentaron mejora en su capacidad olfativa. Recientemente un análisis de 10 estudios clínicos de entrenamiento olfativo, que incluyeron a más de 600 sujetos demostró tasas de recuperación entre 30-60% de la capacidad olfativa. Así mismo, otro estudio demostró que la exposición repetida a los olores puede mejorar la sensibilidad olfativa evaluada mediante electroencefalogramas y registros de actividad cerebral relacionados con eventos olfatorios. 

Estos aceites puestos en el mercado por Marnys entrenan el olfato y la capacidad cerebral para identificar olores, almacenarlos y recordarlos. El plan de entrenamiento consiste en oler los diferentes aceites esenciales que componen los sets. Cada uno soporta cuatro de diferente origen e intensidad, que se utilizan impregnando tiras olfativas incluidas en el estuche. Durante un periodo corto y en dos sesiones diarias se huelen los aceites esenciales con intensidades del 1 al 6, que contienen aromas de cítricos, herbáceos, balsámicos y florales. A continuación, se determina en una escala la intensidad del aroma percibido, durante un proceso que continuará a lo largo de siete semanas.

Las recomendaciones de uso Marnys indicadas por médicos especialistas consisten en una rutina diaria de 2 sesiones, mañana y tarde, de unos 10 minutos de duración cada una, durante varios meses, las pautas y duración pueden variar según las indicaciones del médico especialista. Durante estos 10 minutos, se emplearán unos 2'5 minutos por cada uno de los 4 aceites esenciales que componen el estuche.

Noticias relacionadas

next