Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

tribuna libre / OPINIÓN

Tristeza climática

28/11/2020 - 

MURCIA. Decepción y tristeza son los sentimientos que me invadieron el 11 de noviembre al terminar la votación en sesión plenaria de la Asamblea Regional para la admisión a trámite de la Proposición de Ley de Cambio Climático, que yo misma defendí. Una proposición de ley propuesta por Nueva Cultura por el Clima y CEBES (Universidad de Murcia) y que ya fue presentada a todos los grupos parlamentarios en 2017.

Entonces se convocó a todos los partidos con representación en la cámara, el mismo día a la misma hora, para que la proposición no tuviera ninguna tendencia partidista, pues el cambio climático es un problema de enorme gravedad y complejidad que trasciende de ideologías. Una propuesta neutral desde el punto de vista político, pero cauta y con posibles enriquecimientos desde el punto de vista medioambiental.

PP y Ciudadanos dejaron olvidada esta propuesta en un cajón y han intentado bloquear su trámite hasta la fecha. El pasado 11 de noviembre volvieron a ratificarse las tres derechas en una misma voz: "Ahora no es el momento de tramitar una Ley de Cambio Climático", dijeron.

¿De verdad que no es el momento? Vivimos en una Región con unas características orográficas, climáticas y geográficas que hacen de Murcia la zona cero del cambio climático, gobernada por negacionistas. El Gobierno de López Miras solo cree en la emergencia climática para la foto del periódico.

Ante la emergencia climática, los socialistas presentamos la proposición de ley, que fue rechazada PP, Ciudadanos y Vox. El voto en contra de Vox era predecible atendiendo a su argumentario negacionista. Mi pregunta es si los votantes de este partido irán a las consultas médicas. ¿Seguirán tratamientos farmacológicos? ¿Utilizan ordenadores y móvil?  Porque todo ello deriva de la ciencia e investigación. ¿Cómo justifican la alta concentración de CO2 sin precedentes? ¿Tendrá algo que ver la ciencia en estos datos?

Por su parte, Ciudadanos reconoció la gravedad del problema, pero criticó la proposición por ser poco ambiciosa. Pero para ser enmendada, primero ha de ser admitida a trámite y el grupo naranja olvida el discurso de Arrimadas sobre “la regeneración”, que también debe regenerar las políticas medioambientales de la Región.

Respecto al PP, ¿qué puedo decir sobre los que nos (des)gobiernan la Región? Anuncian proyectos que se quedan en los cajones. Dicen entender la gravedad del problema, pero sus acciones no acompañan a sus palabras.

Lo triste es ver que, en la Asamblea, sede de la soberanía de los murcianos, no se puede hacer política, las derechas solo buscan confrontación y enemistad, y si las propuestas provienen del PSOE, directamente las rechazan. Es una decepción ser testigo de la imposibilidad de consenso en la cámara legislativa por el mero hecho de ser una propuesta del grupo de la oposición.

Con el voto negativo de las tres derechas seguiremos siendo la única región que no posee Ley de Cambio Climático. Niegan la necesidad urgente de mitigarlo e iniciar el proceso de transición ecológica hacia modelos productivos más sostenibles.

Concretamente, en Región de Murcia las políticas medioambientales del PP han sido inexistentes durante 25 años. Los grandes problemas medioambientales necesitan de la concienciación y compromiso a nivel local. Esta ley es necesaria para la protección del medio ambiente en la Región, pero ahora deberá esperar otro año más para volver a debatirse.

María Dolores Martínez Pay

Diputada del PSOE en la Asamblea Regional



Noticias relacionadas

next