un soplo de vida

Tardeo más cena: la hostelería de Cartagena aguanta el tipo con la hora 'extra'

26/04/2021 - 

CARTAGENA. Los hosteleros de la Región de Murcia estiman  que en estos momentos cerca de un 20% de los empresarios del sector ha tenido que cerrar de forma definitiva sus negocios y que la situación provocará, previsiblemente, la desaparición del 30% de los locales de hostelería de la Región. La hostelería aglutina, en total, a unas 8.500 empresas y cien mil familias porque, además de las 35.000 personas dedicadas directamente a la hostelería, hay que sumar el resto de profesiones ligadas directa o indirectamente con el sector.

Por su parte, la hostelería española concluyó 2020 con unas pérdidas de 70.000 millones de euros en la facturación, alrededor del 50% de sus ventas, y con el cierre definitivo de 85.000 bares y restaurantes por el impacto de la crisis sanitaria del coronavirus.

A finales del pasado año, las asociaciones de hostelería y la CARM llegaron a un acuerdo para recibir ayudas directas, no reembolsables, para que los empresarios de hostelería puedan compensar las pérdidas por el cierre de sus negocios, que iban desde los 3.000  a los 10.000 euros. Este pasado mes de febrero se anunció, por su parte, un segundo plan de rescate, que se suma al aprobado el 7 de noviembre de 2020, incluye una dotación de 34 millones de euros.

Pero estas concesiones siguen siendo más bien escasas y apenas ayudan a sobrevivir a un sector tocado de muerte. Desde hace dos semanas, los negocios tienen una hora más para poder cerrar, por lo que el servicio de cenas se ha convertido en una tabla a la que agarrarse para minimizar el terrible impacto económico que padecen en sus economías.

"La hora de más nos ha servido para poder dar el servicio de cenas que cuando teníamos que cerrar a las diez de la noche era prácticamente imposible", explica Juan José López, presidente de los hosteleros de Cartagena. Si bien siguen pensando que las franjas horarias son demasiadas restringidas, afirman que esta mínima ampliación en los horarios de cierre les ha dado la vida. Destaca, Juan José, otro dato tan importante como el anterior, que es la posibilidad que están teniendo muchos hosteleros de empezar a recuperar a algunos de sus trabajadores hasta ahora en el ERTE para trabajar en el horario nocturno que estaba completamente perdido. "Es un pequeño respiro, aunque sabemos que es insuficiente". 

Además, añade López, los hábitos del consumidor han tenido que cambiar de forma irremisible, porque así lo exigen los tiempos. En la ciudad portuaria el tardeo, más habitual en las épocas festivas -principalmente en Navidad- se ha convertido en un escenario habitual en el centro de la ciudad. "La gente, al no poder salir a cenar, ha cambiado ese tiempo para aprovechar más el día, de ahí que sea más normal ver a los clientes en nuestros establecimientos alargando la sobremesa con el tardeo", añade López.

"No es un cambio voluntario, sino obligado por la situación. Se hace una comida como siempre y luego las tardes, que aquí en Cartagena estaban perdidas se han revitalizado" añade el presidente de los hosteleros.

Habrá que esperar a que llegue mayo y ver qué va a pasar con el Estado de Alarma y los próximos horarios", porque la incertidumbre no deja de hacer sombra sobre las cabezas de los hosteleros.

Noticias relacionadas

next