Hoy es 17 de abril y se habla de FÚTBOL SALA PRIMERA DIVISIÓN LNFS JIMBEE CARTAGENA DUDA

TRIBUNA LIBRE / OPINIÓN

¿Semana Santa en septiembre?

21/03/2020 - 

La noticia corrió como la pólvora en la tarde de ayer, convulsionó al mundo cofrade de todos los rincones de España y saltó a la portada de no pocos medios digitales: “El Vaticano plantea a las diócesis que las procesiones de la Semana Santa pasen al 14 y 15 de septiembre”.

Pasada la primera impresión que causa semejante titular, lo inmediato es atender al cuerpo de la información. Y en él se lee que la Congregación para el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, del Vaticano, ha emitido un decreto, dirigido a todas las diócesis, en el que señala directrices e indicaciones para los actos y cultos de la Pasión, Muerte y Resurrección del Señor, que se celebrarán en sus fechas (9, 10 y 11 de abril), con las limitaciones que la situación sanitaria permita.

El notición viene en un párrafo al final, donde se indica: “Las expresiones de piedad popular y las procesiones que enriquecen los días de la Semana Santa y del Triduo Pascual, a juicio del Obispo diocesano podrán ser trasladadas a otros días convenientes, por ejemplo, el 14 y 15 de septiembre”.

Poniendo las cosas en su sitio, lo que hace el Vaticano es abrir la puerta a que, según se determine en cada diócesis, puedan celebrarse algunas de las procesiones propias de la Semana Santa los días en que la iglesia celebra la Exaltación de la Santa Cruz (14 de septiembre) y los Dolores de la Virgen (15) “por ejemplo”, que este año, dato también a considerar, son un lunes y un martes.

Como es sólo una posibilidad a considerar por los pastores diocesanos, y las fechas son ofrecidas a título de ejemplo, significa que otro día posible, si las cosas hubiesen mejorado lo bastante para entonces, sería el 3 de mayo (domingo), día de la Invención de la Santa Cruz, cuando en muchos lugares se celebra la popular ‘cruz de mayo’ y en algunos procesiones infantiles. O también el 2 de noviembre (lunes), día de los Fieles Difuntos. Son, también, sólo ejemplos.

Cosa distinta, para la que no es necesario ese decreto vaticano, sería que, como ya se baraja en algunos medios, se lleven a cabo procesiones de acción de gracias para cuando se dé por erradicada la pandemia. Pero eso, que se ha hecho en numerosas ocasiones a lo largo de la historia, nada tiene que ver con “las procesiones que enriquecen los días de la Semana Santa”.

Y aplicando el caso a la ciudad de Murcia, en concreto, no se puede olvidar que los días 14 y 15 de septiembre están inmersos en la feria de la ciudad, que comenzará este año, si todo va bien, el 3 del mismo mes y concluirá, con la multitudinaria romería de Nuestra Señora de la Fuensanta a su santuario… el mismo día 15. Fechas, por tanto, más que improbables para sacar procesiones.

Claro que siempre podríamos salir por la mañana temprano camino del monte, acompañando a la Patrona y, a la vuelta, cambiar la gorra campestre por el capuz y sacar a las calles los Misterios de la Pasión.


José Emilio Rubio es periodista


next