Hoy es 20 de julio

'dÁlogos mp. una mirada a 2022: sectores y empresas'

La Región exhibe sus fortalezas para los desafíos económicos: "Tenemos futuro"

31/10/2021 - 

MURCIA. El tejido empresarial de la Región de Murcia ha demostrado su fortaleza durante la pandemia debido al músculo de sectores como el logístico o el agroalimentario y a unas empresas familiares sólidas. Pero los vaivenes que se están viviendo a nivel nacional y global con la subida de los precios de la energía o la falta y encarecimiento de las materias primas se están notando en la Comunidad cada vez más. 

Esta mezcla de positivismo e incertidumbre puede resumir el sentir de varios de los principales representantes de los sectores productivos regionales que participaron en el foro 'Diálogos Murcia Plaza. Una mirada a 2022: sectores y empresas', organizado por este diario cuando se cumplen dos años de la puesta de largo de Murcia Plaza.

En el encuentro estuvieron presentes el presidente de CROEM, José María Albarracín, así como el presidente de Proexport, Juan Marín; Alfonso Hernández, presidente de FREMM; Olga García, directora territorial de CaixaBank; Javier López, director general de Hefame; Francisco Cervantes, directivo de COEC y vicepresidente de APIRM; Tomás Martínez Pagán, presidente de AEMIN, y Pedro Díaz, presidente de FROET.

El foro, presentado por el gerente de Murcia Plaza, Miguel Llobell, y moderado por el director del diario, Francisco Valero, puso sobre la mesa una radiografía económica y empresarial de la Región en la que se trataron temas tan importantes como la crisis energética, los fondos europeos Next Generation, la necesidad de impulsar la formación como pasarela a la digitalización y las perspectivas en el corto y medio plazo en el consumo y las ventas industriales.

"Tenemos más futuro que presente pero en el presente tenemos una nube negra encima". Estas palabras de Juan Marín, en referencia a la tormenta perfecta que hay en estos momentos debida a la crisis energética, y que afectan al sector agroalimentario, tuvieron una segunda parte en la que se mostraba a las claras que una solución pasa por repercutir estos sobrecostes a otros actores de la cadena. Y fueron refrendadas por Pedro Díaz, representante de los transportistas, que apostilló que "no podemos seguir como hasta ahora manteniendo los mismos precios".

Pero lo que ambos tienen claro es que la Región tiene potencial y que esperan que pronto se vea un recoveco de claridad que lleve a una estabilización que haga que todo vuelva a la normalidad.

Albarracín recordó que los empresarios murcianos son un ejemplo a nivel nacional y dijo estar convencido de que serán capaces de capear la situación actual con algunas nubes, aunque exige al Gobierno central que dé un paso adelante en temas tan importantes como la reforma laboral, "que no debe tocar" y lamentaba que "hay más diálogo entre patronal y sindicatos que con el propio Gobierno".

El director general de Hefame, Javier López, destacó en sus intervenciones que la evolución de las últimas semanas en cuanto a la situación de la industria nacional le hace pasar de ser "optimista a cauteloso". La compañía farmacéutica ha sido clave en el proceso de vacunación contra la covid debido a su potencial logístico y López recordaba que para ello se aprovecharon sus potentes instalaciones, pero no pasó de largo que debe haber regulación y políticas nacionales que permitan un desarrollo normal de las actividades en un momento en que "el gasto energético se ha disparado".

Más dinamismo en la industria y actividad exportadora

La directora territorial de CaixaBank, Olga García, remarcó el comportamiento de la economía en la pandemia, que fue "más positivo" que en el resto del país. El retroceso del PIB regional en 2020, indicó, se situó en un 6,8% frente el promedio nacional del 10,8%. "Eso pone de relieve la sensación de que hemos empezado antes la recuperación económica". En su opinión, "se nota más dinamismo en la industria y en la actividad exportadora". El mercado laboral también deja otro indicador favorable: la tasa de paro se encuentra dos puntos por debajo de la media nacional. "Se está recuperando la afiliación y se están gestionando los ERTE de una manera progresiva y adecuada", apuntó.

García, además, subrayó que la morosidad española se encuentra al 4,4%, "39 puntos por debajo de febrero de 2020. "Nadie hubiera pensado que 18 meses después de la covid estaríamos en esa situación", destacó, agregando: "Se está demostrando la capacidad de adaptación del casco regional ante las circunstancias". El turismo, asimismo, se está recuperando, aportando al consumo. "Entre esas sensaciones buenas de los sectores esenciales y entre lo que va a venir, los fondos Next Generation, creemos que en 2022 tendremos el PIB de hace dos años", dijo, convencida de las "buenas expectativas".

Juan Marín aclaraba, por su parte, que su sector ha sido capaz de "dar la talla" en una situación de crisis como la atravesada. "Durante la pandemia hemos sido capaces de garantizar el suministro. Hemos podido demostrar que tenemos un sector primario muy potente, capaz de abrir mercado" y que no se ha arrugado ante unas circunstancias excepcionales como las vividas durante el último año y medio".

Pero Marín explicaba, por otro lado, que la segunda parte, la postpandemia no tiene un futuro tan claro. El desabastecimiento "indicaba" puede llevar a una inflación brutal. "Nos falta de todo", apostillaba, para añadir que "no sabemos qué precios podremos marcar el año que viene" bajo esta actual coyuntura. "Tenemos que repercutir esa inflación en el resto de la cadena, pero el consumidor tampoco está preparado para asumir esa subida. De aquí al verano próximo si no somos capaces de regular el suministro y la materia prima, tenemos una nube sobre nuestras cabezas que no sabemos si llevará o no granizo".

Un polo clave y con "carga de trabajo" en Cartagena

Para Martínez Pagán, el problema era uno bien distinto al relatado por Marín. Si bien destacó, para coincidir, que en el sector naval, energético e industrial en el polo industrial de Cartagena la situación es de "ocupación plena", gracias a la importante carga de trabajo de grandes empresas como Navantia (en su proyecto del S-80) o Repsol, Sabic e Ilboc, el presidente de AEMIN puso el acento en la falta de trabajadores especializados.

"La Región tira de ese polo, pero tenemos que estar importando mano de obra de otros sitios porque no hay alternativas de trabajadores cualificados y eso es un problema ahora, a medio y a largo plazo".

Francisco Cervantes, vicepresidente de APIRM y directivo de COEC, daba un dato "terrorífico" según sus palabras, para explicar la realidad de su sector, el de la construcción. "El acero, por poner un ejemplo, ha subido un 108%", por lo que es muy complejo mantener los precios anteriores "y nos preocupa tanto la subida como el desabastecimiento de la materia. Tenemos una seria amenaza de alerta amarilla por tormenta".

Recordaba que Cartagena ha aprendido muy bien de otras graves etapas de crisis anterior para tomar nota y "aguantar" la pandemia con solvencia. "Hay 500 millones de europeos que quieren vivir en nuestra zona. Tenemos músculo que nos ha ayudado a soportar este tiempo tan cambiante", por lo que pedía al Gobierno regional que "sea valiente" y "no nos deje ser el patito feo" y defienda con uñas y dientes proyectos como el AVE o la ampliación del Puerto de Cartagena.

Optimismo y una posición geoestratégica clave

"En un momento de incertidumbre como el que nos ha tocado vivir, gozamos de una perfecta posición geoestratégica, que supone un gran impulso logístico", apostillaba Alfonso Hernández, de FREMM, quien destacaba, por otro lado, el gran recurso que baña las tierras de la Región, como es el sol, "hay que caminar a una autosuficiencia energética", para añadir que será básico a la hora de mantener las fortalezas de la Región "cuidar al sector agrícola sin dejar de impulsar el I+D+i".

Como epílogo del encuentro se pueden usar las palabras del máximo dirigente de la patronal CROEM. Y es que Albarracín destacaba que "los empresarios son los auténticos héroes", en referencia a su papel para salvar a las compañías y mantener el empleo durante la pandemia y con una proyección hacia el futuro, ya que su rol "seguirá siendo clave". Todo, remarcaba, teniendo en cuenta que el tejido empresarial tiene la llave de la recuperación y "las administraciones deben de tener en cuenta las fortalezas que tiene la Región". Pese a las nubes actuales el resumen es que la Región "tiene futuro".

Noticias relacionadas

next