Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

El PSOE lleva su 40º Congreso Federal a la segunda quincena de octubre para que pueda ser presencial

Foto: PSOE
11/01/2021 - 

MADRID (EP). La Comisión Ejecutiva Federal del PSOE ha decidido este lunes, en su primera reunión de este año, que su 40º Congreso Federal se celebre en la segunda quincena de octubre, cuatro años y cuatro meses después del 39º Congreso en el que el ahora presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, recuperó el liderazgo del partido tras vencer en las primarias a la presidenta andaluza, Susana Díaz.

El objetivo de llevar a octubre el congreso es que este pueda ser "mayoritariamente presencial", según ha explicado la dirección del PSOE tras la reunión telemática que han mantenido, y que no ha estado presidida por Sánchez sino por la vicesecretaria general del PSOE y portavoz en el Congreso, Adriana Lastra. Con estos plazos, el calendario precongresual se iniciaría a primeros de septiembre.

La previsión del Gobierno es que para finales del verano el proceso de vacunación contra la covid-19 haya logrado ya inmunizar a gran parte de la población, lo que debería hacer posible la celebración de este tipo de eventos multitudinarios.

Según los estatutos que se aprobaron en ese 39º Congreso de la segunda quincena de junio de 2017, este debía celebrarse de forma ordinaria entre el tercer y cuarto año desde la celebración del congreso ordinario anterior.

Ya a principios de 2020, cuando Sánchez logró ser investido de nuevo presidente y conformar un Gobierno de coalición con Unidas Podemos, la dirección del PSOE aseguró que su intención era dejar el nuevo Congreso para 2021, apurando así ese plazo de cuatro años, aunque pudiera celebrarse ya desde junio de 2020.

El motivo que esgrimieron entonces fue el de dar prioridad en los siguientes meses a consolidar ese nuevo Gobierno, apoyando y explicando desde el partido sus actuaciones, además de afrontar las elecciones que había previstas en Galicia y País Vasco.

Cuatro años después del anterior 

La irrupción en marzo de la pandemia del coronavirus enfrió aún más si cabe estos plazos, hasta el punto de que finalmente el Congreso ni siquiera será en junio, cuando se cumplen cuatro años del anterior, sino en octubre, es decir, cuatro años y cuatro meses después.

Esta es la propuesta que se aprobará en el Comité Federal ordinario que se celebrará de forma telemática el próximo 23 de enero a las 10.30 horas, con la presencia en Ferraz del secretario general y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, de algunos miembros de la Ejecutiva y de los miembros de la Mesa del Comité Federal.

La celebración del 40º Congreso desencadenará a continuación los respectivos Congresos regionales, entre ellos, el de Andalucía, donde el PSOE sigue en manos de Susana Díaz.

Sánchez llegará a este nuevo Congreso en una situación radicalmente opuesta al anterior, cuando logró vencer a Díaz en contra de los pronósticos, tras haber sido descabalgado por la dirección socialista, por su negativa a permitir con su abstención la investidura del Mariano Rajoy en octubre de 2016.

En estos cuatro años ha logrado hacerse con el control del partido y aplacar las críticas internas de los barones que entonces apoyaron a la dirigente andaluza, como el presidente de Castilla-La Mancha, Emiliano García-Page, o el de Aragón, Javier Lambán.

No obstante, el acercamiento del Gobierno a ERC en estos últimos meses y el apoyo de Bildu a los Presupuestos han despertado los recelos y el malestar en algunos sectores, al que han puesto voz algunos de esos barones y también históricos socialistas como Felipe González.

Noticias relacionadas

next