Hoy es 17 de julio

Sin embargo, alerta de las "incertidumbres" de la operación  

El 'proxy' ISS recomienda a los grandes accionistas de BBVA que apoyen la opa sobre Sabadell

Foto: SILVIA FABREGAT
18/06/2024 - 

MADRID (EP). El 'proxy advisor' ISS ha recomendado a los grandes accionistas de BBVA que voten a favor de la ampliación de capital que el banco necesita para lanzar la opa de carácter hostil sobre Sabadell, pero ha alertado que la falta de apoyo del consejo de administración de la entidad catalana y el proceso de autorizaciones regulatorias crea "incertidumbres" sobre el éxito de la operación.

En el informe que ha emitido para los grandes fondos que están en el accionariado de BBVA, y al que ha tenido acceso Europa Press, el 'proxy' basa su decisión de recomendar la operación en la "convincente lógica estratégica" que tiene la combinación de ambas entidades, puesto que permitiría al banco presidido por Carlos Torres consolidarse en el panorama bancario europeo, en España y en la Comunitat Valenciana.

Sin embargo, advierte de que la falta de apoyo por parte del consejo de administración de Sabadell y el proceso de autorizaciones regulatorias "crean incertidumbres" sobre el éxito de la opa y la posterior integración de Sabadell y sobre la creación de valor para el entidad resultante.

El próximo 5 de julio los accionistas de BBVA han sido convocados a una junta extraordinaria para votar sobre la ampliación de capital, de 551 millones de euros, que el banco necesitará para lanzar la opa sobre Sabadell y realizar el canje de acciones propuesto, de una acción de nueva emisión de BBVA por 4,83 acciones de Sabadell.

BBVA cuenta con al menos dos grandes fondos como accionistas significativos: por un lado, BlackRock, que posee un 5,917% del capital del banco; y por el otro, Capital Research, que tiene un 5,027%, según los registros públicos de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). Sin embargo, en su accionariado también están otros inversores institucionales como Vanguard, Norges Bank, JP Morgan o Goldman Sachs.

Para lanzar la opa, BBVA necesita la autorización del Banco Central Europeo (BCE), que vigila la solvencia de la entidad resultante y que la operación no afecte a la estabilidad del sistema financiero, y de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que analizará que la información contenida en el folleto esté acorde a la legislación.

Asimismo, la eficacia de la opa está sujeta a que acuda, al menos, el 50,01% de los accionistas de Sabadell, a la aprobación por parte de los accionistas de BBVA de la ampliación de capital para afrontar el canje de acciones, a la autorización de la CNMC y de la Autoridad de Regulación Prudencial (PRA, por sus siglas en inglés) de Reino Unido.

Noticias relacionadas

next