proyecto cefesol

Navantia instalará 25 cabinas de soldadura para formar a nuevos operarios que trabajen en los S-80

21/10/2021 - 

CARTAGENA. La compañía pública Navantia ha encargado la construcción de 25 cabinas de soldadura para el nuevo centro de formación de soldadura (CEFESOL) en las instalaciones del astillero de Cartagena para la formación en procesos desarrollados en la serie S-80 y futuros submarinos.

Se trata, por tanto, en un paso más de Navantia en la búsqueda de trabajadores especializados en la construcción de los sumergibles que están por venir para la Armada española y que han sentado la base con el S-81. El astillero cartagenero quiere dar prioridad al centro de formación de soldadura, de ahí que se haya dado los primeros pasos para acometer las obras de rehabilitación del antiguo taller de aprendices, lugar donde irá Cefesol.  La constructora Pavasal es la encargada de dicha obra.

Para ello, se ha procedido a la transformación integral del taller de aprendices, con nuevos departamentos y espacios abiertos y la ejecución nueva cubierta edificación y urbanización de la zona entre otros aspectos. Paralelamente, se sacaba a licitación un nuevo centro de transformación con aparamenta de media tensión para la alimentación del edificio, que ha sido cuantificado en 135.000 euros. Cefesol (Centro de Formación Especializada de Soldadura), es considerado como uno de los sectores más importantes y con mayores expectativas para la empresa, de ahí que la dotación material y económica de estos últimos meses se haya intensificado con el propósito de tenerlo en funcionamiento cuanto antes.

Las escuelas de soldadura son uno de los puntos donde Navantia se ha apoyado durante su historia en Cartagena, ya que se convertía en la fuente de futuros trabajadores de la factoría para la construcción de barcos, principalmente para la Armada española. 

De esta manera nacía la 'Escuela de Soldadura' con la idea de ofrecer a los alumnos la posibilidad de mejorar su formación en soldadura, con el fin último de obtener su homologación y tener más posibilidades de acceder al mercado laboral. De hecho, todos ellos salían con un puesto de trabajo en empresas relacionadas con la construcción naval. Con tal iniciativa se perseguía el fomento de la empleabilidad de los estudiantes y facilitarles herramientas y estrategias que favorezcan su desarrollo profesional, mediante el contacto con empresas y profesionales altamente cualificados.    

En cuanto a las cabinas de soldadura, Navantia, que acaba de sacar a contratación la construcción de las mismas, ha previsto una inversión de casi 100.000 euros y un plazo de ejecución de 9 semanas.

Noticias relacionadas

next