Hoy es 25 de junio y se habla de

el valor total del contrato asciende a 2,8 millones de euros.

Navantia Cartagena busca empresa que gestione las más de 17.000 toneladas anuales de residuos industriales 

25/03/2024 - 

CARTAGENA. Navantia Cartagena ha sacado la licitación para la subcontratación de la gestión integral de los residuos peligrosos y no peligrosos producidos en la dársena mediante su actividad industrial. A lo largo de un año, y según los datos que aporta Navantia en su licitación, son más de 17.000 las toneladas de residuos peligrosos y no peligrosos que genera la empresa dentro de su actividad industrial. En la misma incluyen los volúmenes y/o cantidades de los servicios demandados según registros de los últimos años, entre los que se encuentran hasta 99 productos peligrosos y 60 no peligrosos.

El plazo de ejecución será de 1 año, prorrogable hasta un máximo de 3 prórrogas de un año cada una, por lo que el valor total del mismo asciende a 2,8 millones de euros.

Entre los primeros (2.288 toneladas según datos de años anteriores), hasta 500 toneladas se producen de ‘Solución acuosa de limpieza con sustancias peligrosas’, que va directamente al reciclaje, mientras que se producen 200 toneladas anuales de ‘Solución ácida’ o 60 toneladas  de ‘Tierras y piedras que contienen sustancias peligrosas’ o 300 toneladas de ‘Aguas oleosas (agua y aceite)’. En cuanto a productos no peligrosos (15.236 toneladas), que ocupan por volumen y cantidad, la mayoría de los residuos que produce la factoría, hasta 2.000 toneladas llegan fruto de ‘arena de chorreo’, 3.000 toneladas de hormigón, 1.000 toneladas de asfalto, 2.500 toneladas de lodos y fangos de drenaje y 1.200 de chatarra de acero, por ejemplo.

En Navantia Cádiz, por ejemplo, la cifra se eleva a las casi 30.000 toneladas de residuos peligrosos y no peligrosos. Recientemente ha salido la adjudicación que ha recaído en FCC por 7,2 millones de euros para cuatro años.

La gestión que ha sacado a licitación Navantia incluirá la recepción de los residuos en los correspondientes almacenes temporales de residuos, la segregación de estos (si fuera necesaria), la paletización y etiquetado para la expedición de los bultos y la carga en los vehículos, así como el transporte y tratamiento final de los residuos. La gestión incluirá también labores de generación y control documental de los mismos.

El servicio abarcará la retirada interna de los distintos residuos, ya sean peligrosos o no peligrosos, desde los puntos de recogida establecidos hasta los parques de almacenamiento temporal, depositándolos en ellos debidamente etiquetados, de acuerdo a los procedimientos de Navantia y a la legislación vigente, o para su gestión directa a centros de transferencia o a gestor final. El adjudicatario deberá proporcionar contenedores o bidones adecuados en tamaño, homologados y debidamente etiquetados según formato Navantia, para la retirada de los residuos, reponiendo aquellas etiquetas deterioradas.

La empresa que se quede con el contrato ha de asumir la responsabilidad de los residuos y la gestión final de los mismos, en el momento que la empresa pública haga entrega de los residuos al transportista en las instalaciones cartageneras, garantizando su destino final y certificando las operaciones realizadas, conforme a Residuo Cero.

En colaboración con Medio Ambiente Navantia, analizará y desarrollará vías alternativas para el tratamiento final de los residuos en el campo de la valorización y reciclaje de los mismos, para una mejora del medio ambiente y la reducción de costes.

En un informe publicado en su propia página web, la compañía se indica que en lo que se refiere a un consumo responsable, destaca la gestión de residuos. En línea con su compromiso con el cuidado y protección del planeta, la compañía va mucho más allá de la correcta gestión y establece criterios de economía circular en sus políticas con el objetivo de invertir el modelo tradicional en favor de uno nuevo en el que la prevención (reducir su generación) y valorización de residuos (reutilización, reciclado o valorización energética) sean las principales directrices. Así, materiales que hasta hace poco eran considerados residuos inservibles se han convertido en materia prima para otros procesos, alargando su ciclo de vida y minimizando el impacto ambiental de la compañía.

En cuanto a otros consumos, Navantia ha reducido su consumo total de agua en cerca de un 15% desde 2016, y apuesta por energía de origen renovable en 3 de los 5 centros geográficos: Ría de Ferrol, Dársena de Cartagena y Bahía de Cádiz.


Noticias relacionadas

next