Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

Los hoteleros de la Región esperan un capote de los políticos: "Están dejando escapar al turismo británico"

La ocupación media de los hoteles de la costa en agosto es del 50% por el turismo nacional, pero el sector cruza los dedos para la campaña de otoño y exigen medidas concretas a las administraciones

13/08/2020 - 

MURCIA. El sector turístico regional continúa cruzando los dedos para ver cómo termina la campaña de verano y sobre todo, cómo se da la de otoño. Los hoteleros de la costa están viviendo un mes de agosto con una ocupación media de un 50% gracias al turismo nacional. Pero de cara a los meses de septiembre y octubre preocupa ver cómo reaccionará el turismo británico.

Y es que desde Gran Bretaña vinieron el año pasado el 42,5% del total de los llegados desde fuera del país, la comunidad recibía casi 450.000 visitantes que se gastaron cerca de 500 millones de euros. Pero las cancelaciones de las reservas no paran de llegar. La presidenta de la Asociación de Hoteles y Alojamientos de la Costa Cálida (Hostetur), Soledad Díaz, explica que buena parte de la culpa de que los británicos "estén yéndose a otros países como Grecia y Turquía" es de la mala gestión de la crisis por parte del Gobierno central.

Díaz lamenta que desde Madrid no se negocie directamente con el país anglosajón para que se hagan pruebas PCR en origen y en destino y que no se impulsen otras medidas directas para el sector. "En Grecia el Gobierno está tomando medidas, como la de rebajar el IVA, y facilitan la llegada de los turistas, mientras que aquí no se ha hecho nada aún", remarca.

Además recuerda casos como el del director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias nacionales, Fernando Simón, quien dijo que "si no vienen los turistas extranjeros, mejor" o el del consejero de Salud, Manuel Villegas, cuando en primera instancia dijo que la comunidad se estaba planteando aislar Mazarrón. "Los políticos tienen que comunicar y hacerlo bien, ya que que esté la situación clara es básico para el turismo. Hay que ser muy cuidadosos con las expresiones que se usan, porque para que vengan turistas debe haber confianza y claridad y los políticos tienen que ser claros", destaca.

Lo cierto es que por unas causas o por otras el verano el coronavirus se complica aún más para un sector turístico regional que ya se ha puesto en guardia y espera que la pandemia dé un respiro. "Estamos abriendo los hoteles en la Región y se han bajado los precios porque tenemos que incentivar el sector, pero debe haber medidas rotundas para que se recupere el turismo, porque si hay parón no es por los precios es por el miedo", asevera. 

Incertidumbre y la necesidad de un plan

Por su parte, el presidente de la Agrupación de Hoteles de Cartagena y director de Los Habaneros, Bartolomé Vera, cree que la incertidumbre es muy grande debido a las noticias cambiantes que surgen a cada momentosobre contagios, confinamientos o cierres. "La gente está disfrutando del día a día. No hay una previsión a tres días vista. Sale el sol y vamos adelante; mañana veremos si llueve o no llueve. La gente no sabe qué hacer: si quedarse en su casa o irse de vacaciones". Por lo que pide que haya claridad en la información.

Respecto a la gestión de la crisis que viene haciendo la Consejería de Salud, el presidente de Agruphotel explica que "hacen lo que creen conveniente: alertar a la gente de las consecuencias de la covid-19", aunque apunta que "esos titulares que dan a veces, como que confinarán tal o cual zona si la cosa sigue así, afecta directamente a los turistas y, por tanto, a los hoteles, los comercios y la economía de la ciudad. Deberían de, sin dejar de alertar, medir las palabras que utilizan". 

"Cuando haya que actuar se actúa, pero mandar mensajes por si acaso, hace que los negocios no terminen de despegar", remarca. Asimismo hace un llamamiento a las administraciones para que actúen con celeridad en previsión de lo que pueda pasar de cara al otoño y también está preocupado por la llegada de turistas extranjeros, como los británicos. 

"Nos planteamos si nos dejarán volver a meter a gente en Erte a partir de septiembre. Si en otoño la situación no mejora, los trabajadores que regresaron en agosto no estarán trabajando. Espero que las administraciones tengan un plan para el turismo y comercio muy versátil para que no cierre ninguna empresa este otoño hasta que la situación se normalice".

Noticias relacionadas

next