Hoy es 13 de julio

piden una rebaja de las cuotas al menos un 30%, aunque este mes ya les ha subido un 17%

Los armadores de la dársena deportiva se plantan ante lo que consideran "precios abusivos" del RCR Cartagena por sus atraques en el puerto

25/01/2024 - 

CARTAGENA. La Asociación Naútica Deportiva de Usuarios del Puerto de Cartagena (ANDUPCT) han decidido plantarse al considerar que el Real Club de Regatas de Cartagena está cobrando unos precios desorbitados en sus amarres, acrecentados, ahora, con otro incremento de un 17% este mismo mes de enero. 

"Sin tener siquiera aprobada la concesión por parte de la Autoridad Portuaria, desde el RCRC nos han alegado que como les subirá el canon del mismo cuando lo consigan, hay que redundarlo ya en los recibos de los usuarios. Además, nos anuncian que a ese 17% habrá que aplicarle un 10% en los próximos meses", explica el presidente de este colectivo, Andrés García.

Este colectivo, que congrega a cerca de 200 propietarios de pequeñas y medianas embarcaciones que tienen sus naves en la dársena deportiva situada en el Muelle Alfonso XIII, vienen quejándose desde hace años -antes de que llegara la junta directiva actual- que el gestor de dicha concesión, el RCRC, está aplicando unas subidas desproporcionadas, nada conformes al pliego de condiciones de la concesión y afirman que el incremento ha escalado al 300% desde el año 2000, cuando, aseguran, debería ser de un 90% (aplicando una subida del 20% más el IPC). 

"Han triplicado el canon en atraques fijos, por lo que estamos pagando el doble de lo que estimamos. Pero es que cuando hablamos de atraques para transeúntes, el precio se eleva incluso al doble de lo que nosotros abonamos", añade el presidente de ANDUPCT. "Es un puerto público, pero están echando a los pequeños armadores porque hay mucha gente que ya no puede mantener estos precios del atraque para sus pequeñas embarcaciones" añade García. Se pregunta si lo que pretende el actual concesionario es dejar atraques solo para extranjeros y "cobrarles siete veces más que a nosotros. El 90% de las embarcaciones que hay en el Puerto a día de hoy son de gente de Cartagena. Tememos que quieren echarnos a nosotros para que vengan embarcaciones de lujo que paguen mucho más aún".

Hay que recordar que el Real Club de Regatas está a expensas que desde la Autoridad Portuaria de Cartagena se decida si serán adjudicatarios de la concesión administrativa de la marina del puerto, que habían solicitado el pasado año. En los dos últimos consejos de administración de la APC no se ha llevado en el orden del día dicha concesión y a día de hoy la APC no se ha pronunciado sobre este asunto. Afirman fuentes del propio Puerto de Cartagena que está "en tramitación".

Respecto de las quejas del colectivo de propietarios, hace un par de semanas mantuvieron un encuentro con dirigentes de la APC, a los que manifestaron sus quejas, los problemas económicos que algunos de los armadores están sufriendo por esta subida escalonada de precios y, además, reiteraron la falta de cuidado de las instalaciones. Desde ANDUPCT afirman que calculan que el RCRC recibe en concepto de pago de sus atraques de forma anual cerca de 800.000 euros, una que, por el contrario afirman los miembros de la asociación, no revierte en la mejora de los pantalanes, los servicios prestados o las tarifas aplicadas, tal y como ellos mismos indican.

A la espera de la decisión de la APC, los armadores han decidido reunirse el próximo 31 de enero en una Asamblea Extraordinaria para dar a conocer a los socios que aún desconozcan la problemática más a fondo, la situación actual y las posibles acciones que se lleven a cabo. Entre ellas, no descartan una suspensión de pagos de sus cuotas -que oscilaban entre los 100 y los 300 euros- y depositarlas en una cuenta en el juzgado a la espera de un entendimiento para poner fin a sus reclamaciones.

Sus reclamaciones

Ellos piden, entre otros asuntos, "una rebaja del 30% de las cuotas, pero también que se pasen a fijas todas las embarcaciones de los armadores residentes en Cartagena con más de seis meses de permanencia con tarifas de transeúntes". Además, quieren que se dejen disponibles para transeúntes "los atraques indispensables e impuestos por ley". Proponen, además, "desasociar los pantalanes 1 y 2, embarcaciones de menos de nueve metros de armadores de la ANDUPCT de lo que concierne al mantenimiento del RCRC y sus actividades. Apuestan, por otro lado, de una tarifa única de 70 euros al mes para embarcaciones de eslora inferior a los 7 metros atracadas en el pantalán 1 y de 90 euros para embarcaciones de eslora inferior a 9 metros atracadas en el pantalán 2".

Las tarifas se basan en la última conocida y documentada Gestión directa, incrementada con el IPC, como antes indicábamos, más el 20% de la cláusula 10 del pliego de condiciones de la concesión. Piden efectuar el pago mensual por transferencia a cuenta de la APC y que sea el propio Puerto el que abone al RCRC por su gestión y servicios una vez descontado el canon de la concesión".  

Los precios no se han cambiado desde 2016, dicen desde el RCRC

Por su parte, desde la concesionaria, es decir el RCRC afirman que los precios son iguales para todo usuario del puerto, sea socio del RCRC de la asociación o un particular. Todo el mundo recibe el mismo servicio y los precios no se han cambiado desde 2016.

Añaden que este año los precios se van a subir a todo el mundo, debido a la inflación de 2023 estimada en el 3,5% "por lo que nos suba la APC sus cánones para 2024 con la nueva concesión. Según conversaciones iniciales con la APC su incremento equivale a subir todos los amarres de media un 25% que se revierte íntegramente a la APC. En enero hemos aplicado sólo una subida del 12,5% a la espera de la decisión final de la APC", añaden desde la concesionaria.

Insisten, por otro lado, que las tasas que pagan a la APC, aún con este aumento para 2024 "son menores que en otras marinas "ya que el RCRC es un club sin ánimo de lucro y la asociación se beneficia de ese descuento sin ser socio del RCRC (sin tener que hacer las inversiones de 242.000 euros para obtener la nueva concesión, sin asumir la gestión ni ningún riesgo asociado con ella, sin gestionar el personal, sin incurrir en los gastos, sin asumir, en definitiva, el riesgo de explotar una actividad)".

Apostillan, además, que la nueva concesión la va a tener probablemente el RCRC "quien la explotará de acuerdo con el pliego de la concesión, con unos criterios de gestión sanos y aplicando los mismos precios a todos los barcos de iguales características, días de estancia etc. como se ha venido haciendo desde hace años".

Recuerdan desde el club que durante la exposición pública del expediente de 2023 para la nueva concesión de la dársena "expusieron oficialmente sus reivindicaciones por escrito a la APC mediante alegaciones a nuestro proyecto. La APC no ha recogido ninguna de sus reivindicaciones en el pliego de condiciones para la nueva concesión de la dársena que nos ha sometido y que ya ha sido aceptado formalmente por el RCRC".

Noticias relacionadas

next