pide que no sólo se indemnice a los alemanes

La UE presiona a Volkswagen para que indemnice por el 'Dieselgate' a todos los clientes europeos 

28/09/2021 - 

BRUSELAS. La Comisión Europea y la red de Cooperación para la Protección del Consumidor (CPC) instan a Volkswagen a que indemnice a todos los consumidores de la Unión Europea (UE), también a los que residen fuera de Alemania, por haberlos engañado vendiéndoles vehículos que no cumplían las normas de emisiones de CO2. La compañía alemana sólo inició un proceso de compensación voluntaria, respecto de los residentes en Alemania en el momento de la  compra, pero se niega a indemnizar al resto de clientes, pese a las sentencias condenatorias nacionales y europeas que afectan a 8,5 millones de vehículos.

La Comisión y las autoridades del consumidor de la UE consideran que las prácticas comerciales de Volkswagen violaron la ley de protección del consumidor de la UE en lo que respecta a la comercialización de automóviles diésel equipados con sistemas que no cumplían la normativa. También afirman que la comercialización de dichos coches diésel fue un claro ejemplo de práctica engañosa, prohibida en la UE. 

Didier Reynders, comisario de Justicia, explicaba que “hace seis años que se descubrió el caso 'Dieselgate'. Hasta ahora, no todos los consumidores han sido compensados. Ha habido fallos judiciales que exponen el trato injusto de Volkswagen a los consumidores y, sin embargo, el fabricante de automóviles no está dispuesto a colaborar con organizaciones de consumidores para encontrar soluciones adecuadas”. El comisario también ha recordado la carta que remitió a la empresa el año pasado, exigiéndole que, “no sólo los consumidores que residen en Alemania, sino todos los consumidores deben ser compensados”. 

La empresa sigue negándose

Hasta la fecha, Volkswagen sólo ha acordado compensar a los consumidores de la UE que residían en Alemania en el momento de la compra del automóvil. El fabricante de automóviles alemán ha informado a la Comisión y a las autoridades de que los pagos voluntarios a los consumidores europeos que residen fuera de Alemania no están justificados, ya que los automóviles afectados ahora se han modificado para cumplir los requisitos legales. La posición de la empresa no ha cambiado a pesar de las recientes decisiones de los tribunales nacionales y de la UE, por lo que la Comisión y las autoridades de los consumidores de la UE están aumentando la presión.

Tras el escándalo “Dieselgate”, las autoridades del CPC enviaron una carta al Grupo Volkswagen, el 7 de septiembre de 2017, instando al grupo a reparar rápidamente todos los coches afectados. En diciembre de 2017, Volkswagen se comprometió a seguir ofreciendo reparaciones gratuitas en 2018. En julio de 2018, la Comisión Europea y las autoridades nacionales de consumo publicaron sus conclusiones sobre los 8,5 millones de retiradas de automóviles realizados en la UE por el grupo Volkswagen después del “Dieselgate”. 

Tasa de reparación del 80%

Las autoridades acogieron con satisfacción el esfuerzo del Grupo VW por generar confianza en la retirada y la mejora significativa de la información proporcionada a los consumidores. La tasa de reparación está alcanzando el 80% y el Grupo se comprometió a continuar con la actualización gratuita hasta finales de 2020. Sin embargo, la Comisión y las autoridades de consumidores lamentan que la empresa no pudiera dar una garantía completa y clara en el caso de problemas después de la reparación.

El 11 de agosto de 2020, el Comisario de Justicia y Consumidores, Didier Reynders, escribió al Grupo Volkswagen para alentar encarecidamente al grupo a ofrecer una compensación justa a todos los consumidores afectados de la UE, haciendo hincapié en que los consumidores esperan ser tratados con justicia y recibir una compensación adecuada por el daño que han sufrido de manera similar en toda la Unión.

Tras una sentencia del Tribunal de Justicia europeo, las autoridades del CPC, coordinadas por la Comisión Europea, emitieron una declaración el 28 de septiembre de 2021 concluyendo que las prácticas comerciales de Volkswagen con respecto a la comercialización de automóviles diesel equipados con sistemas ilegales de manipulación de gases de escape violaban la legislación de protección del consumidor de la UE. Las autoridades pidieron a la empresa que encontrara soluciones adecuadas para los consumidores de la UE que buscan reparación en varias demandas en toda la UE, para evitar años de nuevos litigios.

next