La compañía china Lenovo es la que más unidades vendió en 2022

Las ventas de ordenadores caen un 16% en 2022 tras el 'boom' de la pandemia

Foto: CHRISTINA MORILLO/PEXELS
14/01/2023 - 

MURCIA(EFE). El mercado de ordenadores, incluidos de escritorio, portátiles y terminales de trabajo, ha dejado atrás el 'boom' de la pandemia del coronavirus después de registrar una caída en los envíos en 2022 que ronda el 16 %, según las cifras publicadas por las consultoras IDC, Gartner y Canalys.

Tras dos años en el que las ventas de ordenadores registraron aumentos que no se habían dado desde hacía una década, las consultoras señalan que el mercado descendió en 2022 debido a la situación económica, el hecho de que los usuarios cuentan con dispositivos nuevos y la comparativa con 2021, que estuvo cerca de batir el máximo histórico con 350,1 millones de unidades vendidas.

Concretamente, IDC cifra en un 16,5 % la caída de los envíos de ordenadores durante el año pasado si se compara con 2021 hasta los 292,3 millones de unidades.

Unas cifras que van en concordancia con las publicadas por Gartner o Canalys, que coinciden en señalar que el mercado de los ordenadores bajó un 16 % hasta los 286,2 millones y 285,1 millones de unidades enviadas, respectivamente.

Foto: FAUXELS

"Está claro que el 'boom' de la pandemia ha terminado para el mercado de los ordenadores", resume la consultora IDC, aunque señala que, pese a la contracción del mercado, los envíos el año pasado se situaron por encima de los niveles de 2019, cuando la cifra fue de 261 millones de unidades, un 10 % menos que en 2022.

La pandemia del coronavirus impulsó las ventas de ordenadores a nivel mundial, con aumentos que no se veían desde 2010, después de que en 2020 el mercado creciera un 13,7 % y en 2021 lo hiciera un 14,8 %.

De hecho, entre 2010 y 2020 se habían registrado hasta seis años de descenso de ventas que terminaron durante la pandemia gracias al teletrabajo, la enseñanza a distancia y los juegos, que se situaron en máximos históricos.

Tras el retroceso de 2022, IDC y Canalys prevén que el mercado comience a mejorar a finales de 2023 gracias al aumento de la demanda entre los consumidores y en la educación, para recuperarse completamente en 2024.

Lenovo sigue siendo el rey

Aunque varían en la cuota de mercado y el descenso experimentado, las tres consultoras tecnológicas coinciden en situar a la china Lenovo como la compañía que más unidades vendió en 2022, seguida de HP, Dell Technologies, Apple y Asus.

Foto: NAO TRIPONEZ

La tecnológica china vendió 68 millones de ordenadores, con una cuota de mercado del 23,3 % pese a experimentar un descenso del 16,9 % con respecto al 2021, según los datos de IDC.

Tras ella, HP cayó un 26,5 % hasta las 55,3 millones de unidades enviadas en 2022, un 18,2 % del total, y Dell Technologies lo hizo un 16,1 % hasta los 49,8 millones de unidades, 17 % del total.

Por su parte, los envíos de Apple crecieron un 2,5 % hasta los 28,6 millones de unidades en 2022 (el 9,8 % del total), mientras que los de Asus descendieron un 5,7 %, tras vender 20,6 millones de unidades (7 % del total).

Un cuarto trimestre malo

Pese a que el mercado de los ordenadores encadenó varios descensos trimestrales consecutivos durante 2022, la caída fue especialmente pronunciada entre octubre y diciembre, con un retroceso que oscila entre el 28,1 % y el 29 %, dependiendo de la consultora.

Según IDC, las ventas de estos dispositivos descendieron un 28,1 % en el cuarto trimestre de 2022 si se compara con el mismo periodo de 2021 hasta las 67,2 millones de unidades, frente a la caída del 28,5 % hasta los 91,3 millones que recoge Gartner y la bajada del 29 % hasta los 65,4 millones de Canalys.

Por zonas geográficas, Gartner señala que el mercado en EEUU disminuyó un 22,5 % en el cuarto trimestre de 2022 si se compara con el mismo periodo de 2021, mientras que en la región de Europa, Oriente Medio y África (EMEA) se produjo "una caída histórica" de los envíos del 37,2 % interanual debido a la guerra en Ucrania, la inflación, el aumento de las tasas de interés y la recesión económica.

next