una zona estrangulada

Las obras del colector del barrio de la Concepción levantan las quejas por el caos circulatorio y la asfixia al pequeño comercio

2/09/2021 - 

CARTAGENA. El lunes 23 de agosto comenzaron las obras del colector de la calle Peroniño en el Barrio de la Concepción cortando un camino muy transitado en horas punta por trabajadores de Navantia y del Arsenal, así como por los vecinos del Barrio.

El corte ha sido repentino, comenta el presidente de la Asociación de Vecinos de dicho barrio Raúl Pastor, quien explica que la previsión era que el colector estuviera instalado en septiembre, "para que nos sirviera en épocas de lluvia y afectara lo mínimo posible a los comercios de la zona". 

Añade que desde el Ayuntamiento se les avisó de que la obra comenzaría con retraso "y nos prometieron avisarnos con antelación para que pudiéramos estar prevenidos". No ha sido así, la llamada del Ayuntamiento ha llegado el mismo día que empezaban las obras.

Al desconcierto de los vecinos se ha unido el caos provocado por el tráfico. Los conductores que han intentado cruzar la calle Peroniño y se han encontrado con la carretera cortada.
"Los vehículos llegan desde el cruce de cuatro caminos o desde la rotonda de Tentegorra y, al ser la señalización deficiente, acaban deambulando por las calles de la urbanización La Rosaleda (más conocida como pisos rojos) en busca de una conexión, con el otro lado del barrio, que no existe", explica el presidente.

En tres días han tenido lugar tres accidentes y los vecinos temen que con la vuelta de las vacaciones de los trabajadores de Navantia y el Arsenal, unido al comienzo del curso escolar en la guardería municipal la situación empeore.

En tercer lugar se encuentran los comerciantes. Son pocos los comercios que siguen funcionando en el barrio a pesar de la cercanía al centro de la ciudad, superar las restricciones derivadas de la pandemia supuso un gran esfuerzo para estos que se encuentran otro obstáculo con la realización de esta obra.

"Es catastrófico para los comerciantes de nuestro barrio que esta obra se haya retrasado a septiembre, los meses de verano, que el barrio se vacía, hubieran supuesto un impacto menor en su economía. Ahora se enfrentan a, como mínimo, dos meses de desconexión que puede suponer el cierre de muchos de ellos", explica Raúl.

Piden mejoras en la señalización y acceso a los negocios

El pasado martes comerciantes y vecinos se reunieron con la técnico encargada de la obra, así como el jefe de obra de la empresa adjudicataria. Por parte de los vecinos se les ha propuesto mejoras en la señalización y se ha expuesto el problema que supone para los comerciantes, urgiéndoles a adoptar medidas que permitan el paso del tráfico lo antes posible. 

Además, los vecinos proponen abrir, al menos de manera provisional, un acceso a la avenida el Cantón desde C/ Malvavisco para evitar los problemas que genera el corte de calle. "También hemos solicitado al Ayuntamiento que, durante los primeros días de la vuelta de vacaciones, envíe una patrulla de la policía local que evite los problemas que estamos teniendo con el tráfico en horas puntas".

Noticias relacionadas

next