Hoy es 25 de junio y se habla de

optimismo en entre los empresarios

Las grandes expectativas del sector turístico se topan con la realidad: pocas reservas para el verano

1/05/2021 - 

CARTAGENA. "Vamos a tener un verano histórico", así de contundente se manifestaba la representante de los empresarios de Cartagena, Ana Correa, cuando se le preguntaba por las previsiones de cara a la época estival y las estimaciones de turistas para un verano que no se parecerá en nada al del año pasado si las vacunaciones contra la covid-19 aceleran.

Pero sus buenas y optimistas previsiones se topan con la dura realidad de hoy, primero de mayo, las reservas en las plazas hoteleras y alojamientos turísticos brillan por su ausencia. "Las familias no han gastado y ahora vendrán con ganas de hacerlo", argumentaba la presidenta de Coec. "Hay países, como Gran Bretaña, que tienen un elevado nivel en la vacunación de su población y están deseando venir a pasar aquí sus vacaciones", esgrimía la mandataria cartagenera, lugar donde se focaliza la principal afluencia turística de la Región.

Sin embargo, una cosa son las previsiones y otra es la realidad. Y ésta les dice a los empresarios del sector que el movimiento es poco o nada. Metidos como estamos aún en el confinamiento perimetral, y a falta de saber qué ocurrirá en mayo con el estado de alarma, los hoteles de la Región aún esperan las llamadas de reservas para vacaciones. "No hemos visto ningún movimiento, nada, cero. Abril ha sido muy duro", añade Bartolomé Vera, Presidente de la Agrupación de Hoteles de Cartagena, quien matiza. "Hay una realidad, que nos dice que una vez que se acabe el estado de alarma, y el cierre perimetral de la Región se elimine, tendremos la apertura lógica y la gente nos llegará por la inercia propia del que tiene que viajar para ver a la familia o a los amigos". Mas allá de eso, el presidente de AgrupHotel, añade que agencias de viajes, touroperadores o las reservas de los propios hoteles: "nada, ni una, absolutamente nada. No voy a decir que la gente no tenga ganas de viajar, pero la realidad nos dice, en estos momentos que no hay movimiento".

Soledad Díaz, presidenta de Hostetur (patronal hotelera de Costa Cálida), es de las que prefiere mirar la próxima estación con optimismo y coincide con Ana Correa en su previsión: "Creemos que el verano va a ser bueno, si el control de la pandemia continúa como hasta ahora", explica Díaz. "La gente tiene necesidad de salir y lo hace. Yo lo veo en mi hotel", añade. 

Explica que aquel que quiere viajar anda expectante "con el tema de vacunaciones y movilidad entre comunidades autónomas, por ejemplo la nuestra, que sigue perimetrada", pero apostilla que "en general, las previsiones son buenas".

El presidente de la Asociación de Apartamentos y Viviendas Turísticas de la Región de Murcia, Gregorio Morales, reconoce, por su parte, que el sector turístico "está despegando, sí que es cierto que se nota un gran cambio", aunque la experiencia del pasado año le hace ser cauto. Los propietarios de apartamentos turísticos en la Región tuvieron que adaptarse a un escrupuloso control anticovid y el retorno en cuanto al número de visitantes fue mucho menor del que podían esperar. "Ojalá no haya ningún contratiempo  motivado por un repunte de la pandemia: cruzaremos los dedos".

¿El turismo nacional es suficiente?

España va a estar lista en junio para utilizar el certificado verde digital europeo y para decir a todos los turistas del mundo que pueden volver a visitar el país, tal y como anunciaba el secretario de Estado de Turismo, Fernando Valdés, en la cumbre anual del Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) esta misma semana. En el encuentro, que reúne a más de 600 representantes del sector turístico privado y público, procedentes de 20 países, Valdés hacía hincapié en que "no estamos ahora como en el verano pasado" y que la situación es "totalmente diferente", por lo que es el momento de ofrecer certidumbre a los turistas y darles una información correcta y seguridad de que pueden viajar y regresar a sus países, sabiendo lo que pueden esperar.

Todos coinciden en que el turismo nacional no puede compensar al extranjero (se prevé la llegada de entre un 30% y un 40% de los turistas internacionales que venían al país hasta 2019). Ayudan a aliviar la temporada de verano, pero no la pueden salvar, de ahí que el 'semáforo verde' que esperan que el gobierno británico ponga a España a partir de mayo, supondrá una gran noticia para este verano de incertidumbres y esperanzas.

Noticias relacionadas

next