En la sala Isidoro Valcárcel de la UMU

La fotografía que no mira a otro lado: Javier Pérez muestra la cara humana de las ciudades en 'Identidades urbanas'

21/09/2021 - 

MURCIA. Cuando la fotografía no mira hacia otro lado se encuentra de bruces con la cara más humana de las ciudades, con los rostros que habitan en sus calles y con las historias que cada uno de ellos esconde. Esto es lo que el fotógrafo murciano Javier Pérez Pérez ha querido mostrar en la exposición Identidades urbanas, un trabajo que busca visibilizar diferentes perfiles de personas que coexisten en el espacio urbano y que podrá verse durante los meses de septiembre y octubre en la sala Isidoro Valcárcel de la UMU (Facultad de Comunicación y Documentación, en el Campus de Espinardo).

Cuenta Javier Pérez Pérez que Identidades urnabas la componen una veintena de imágenes tomadas durante los dos últimos años en ciudades como Murcia, Madrid, París o Lisboa. El lugar es en cierto modo indiferente, ya que no existe ningún elemento en las fotografías que identifique la ciudad. De hecho, "no van datadas, nombradas ni fechadas para resaltar el anonimato de los protagonistas de las fotografías", apunta el autor, quien se ha decantado "por el blanco y negro para que el color no distraiga ni marque las diferencias entre los protagonistas, lo cual no quita que las diferencias raciales, de clase o culturales se presenten con gran peso en toda la obra".

La mayoría de las fotografías son 'robadas', explica Javier Pérez, quien ha capturado instantáneas que hablan de las realidades existentes en la sociedad de una manera respetuosa y honesta, sin caer en el sensacionalismo. Se tratan de momentos que al autor le han llamado la atención de una forma u otra en su afán de querer "contar una historia a través de la imagen". A veces basta con un primer plano o un gesto, mientras que en otras capta con su cámara paralelismos y metáforas visuales sobre la sociedad en la que vivimos.

Las historias que hay detrás de Identidades urbanas son las que el espectador quiera entrever, según sus propias construcciones y prejuicios. "Sus imágenes interpelan al espectador y lo hacen cómplice de su objetivo, cuya finalidad última resulta ser plantear interrogantes antes que generar respuestas claras, dar un lugar a lo invisible y poner en valor la humanidad de los marginados", se señala en la presentación de la muestra.

En este sentido, la exposición de Javier Pérez recoge el testigo del movimiento de la 'fotografía directa' en el que participaron fotógrafos como Alfred Stieglitz, Imogen Cunningham o Edward Weston. "La mayoría de mis referentes vienen del cine kinki y de películas donde las calles son protagonistas como, por ejemplo, El Odio de Mathieu Kassovitz o Criando ratas de Carlos Salado. Conforme fui descubriendo la fotografía encontré inspiración en grandes fotógrafos clásicos como Cartier Bresson o la fotoperiodista Joana Biarnes", señala Javier Pérez.

Precisamente, fue un reportaje de esta última la que le abrió los ojos a un nuevo mundo en el que podía ser lo que quisiera. "Es así como empecé a interesarme, primero por el cine, y más tarde por la manifestación fija de la imagen fotomecánica: la still photography". Es por ello que se matriculó en Comunicación Audiovisual, en la UMU, donde realizó un fanzine basado en sus fotografías sobre las desigualdades sociales de nuestro país, expuesto en el proyecto de OD Sesiones de la profesora María Abellán; el mismo que ahora se presenta ampliado y mejorado. 

"Considero la fotografía no solo como una pasión; espero que se convierta en mi trabajo de vida y en un legado que dejar a las generaciones futuras", afirma el joven autor, que ha hecho suyas las palabra de Berger: "Las fotografías son primeros planos, tanto en el sentido fotográfico de la expresión, como en el sentido humano, el de acercarse mucho a alguien". 

      

next