Este sitio web hace uso de cookies con la finalidad de recopilar datos estadísticos anónimos de uso de la web, así como la mejora del funcionamiento y personalización de la experiencia de navegación del usuario. Política de Cookies Aceptar

La Xunta cierra durante cinco días la comarca de A Mariña (Lugo) tras dispararse a un centenar los contagios

5/07/2020 - 

MURCIA (EP). La Xunta de Galicia ha tomado la decisión de cerrar durante cinco días la comarca de A Mariña (Lugo) debido al brote de COVID-19 registrado en la zona, que acumula 106 positivos (aunque siete personas están curadas, por lo que los casos activos son 99). La medida entra en vigor a las 00,00 horas de este lunes, 6 de julio, y prohibirá entrar y salir del área salvo por causa justificada, reducirá aforos y exigirá el uso de mascarilla en todos los espacios públicos abiertos o cerrados.

Así se lo comunicó este sábado por videoconferencia el conselleiro de Sanidade, Jesús Vázquez Almuiña, a los alcaldes de los ayuntamientos afectados, un encuentro tras el que compareció en rueda de prensa. Las medidas, que se publicarán este domingo en el Diario Oficial de Galicia (DOG) estarán vigentes hasta el viernes, dos días antes de las elecciones autonómicas, convocadas para el domingo 12 de julio.

Almuiña indicó que la decisión se ha tomado, de acuerdo con los técnicos del Ministerio de Sanidad, tras el incremento de casos de los últimos días, pero los responsables gallegos consideran que no hay una transmisión comunitaria, puesto que los positivos tienen "una relación clara" y están "casi todos" en el mismo ayuntamiento, que es el de Burela.

De los positivos solo cuatro están hospitalizados, de los que dos presentan dificultades respiratorias asociadas al coronavirus y otros dos tienen "patologías principales" y, además, han dado positivo. El resto de los afectados tiene síntomas leves. El titular de Sanidade señaló que se trata mayoritariamente de personas jóvenes y la media de edad es de 35 años y la edad más frecuente, de 20. El foco, añadió, "se vincula fundamentalmente al ocio".

De entre las personas que están confinadas --tanto los que han dado positivo como los contactos que están a la espera de pruebas o que vigilan si se presentan síntomas-- un está en la ciudad de Lugo, pero "está relacionado" con el brote de A Mariña.

Las restricciones se aplican a los 14 municipios que integran el distrito sanitario de A Mariña: Alfoz, Barreiros, Burela, Cervo, Foz, Lourenzá, Mondoñedo, Ourol, Ribadeo, Trabada, O Valadouro, O Vicedo, Viveiro y Xove. El Gobierno gallego ha pedido la colaboración tanto de los alcaldes y las policías locales como de la Delegación del Gobierno en Galicia y los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado y de la Policía Autonómica.

"Se considera necesario en este momento aumentar los niveles de exigencia en el distrito sanitario de A Mariña para mejorar el pronóstico y adelantarnos a la posibilidad de un crecimiento exponencial", argumentó el conselleiro, que explicó que se hará una "evaluación diaria" de los datos durante esos cinco días. Transcurrido ese periodo se evaluará si se prorroga o no.

Uno de los factores que pueden "ayudar a controlar el brote", apuntó Almuiña, es que los positivos de estos días coinciden con el periodo de incubación desde las celebraciones de San Juan, en torno a cuando creen que se extendió el virus.

Las normas

El director xeral de Saúde Pública, Andrés Paz-Ares, concretó que queda prohibida la salida y entrada en el distrito sanitario salvo por motivos de trabajo u alguna otra causa justificada. De hecho, quienes se encuentren de vacaciones estos días en la zona y deseen salir, deben hacerlo en las próximas horas, antes de que entre en vigor el cierre, o permanecer en A Mariña los próximos cinco días, dijo Almuiña.

Aunque dentro de la comarca los ciudadanos se podrán mover sin restricciones, Paz-Ares llamó a evitar "en la medida de lo posible" traslados entre municipios. Quedan fuera de las limitaciones de movilidad quienes crucen por las autovías y las actividades de transporte, prestación de servicios y comercio y otras actividades económicas.

El uso de las mascarillas será "obligado" en la vía pública y en los espacios al aire libre o cerrados "en todo momento". "Desde el momento en que sales de casa es imprescindible que lleves la mascarilla y hacer un buen uso de ella; tiene que ir bien colocada", subrayó.

Reuniones de hasta 10 personas

Para los locales de ocio nocturno, agregó Paz-Ares, "se mantiene la demora". Las reuniones familiares y sociales se permiten para hasta 10 personas, mientras que los velatorios y entierros quedan limitados a 25 personas (se estaban permitiendo hasta 75), si son en espacios abiertos, y a 10 (se permitían 30) en lugares cerrados. En las comitivas podrán ir hasta 25 personas.

Los locales de hostelería deberán reducir el aforo del 75 al 50 por ciento y no se podrá consumir de pie o en la barra, solo en las mesas. Todos los trabajadores y clientes deberán llevar la mascarilla, salvo en el momento de consumir. Además, deberán tener desalojado el establecimiento y cerrar a medianoche.

También las piscinas reducen el aforo al 50 por ciento, con un límite de 100 personas, que no podrán estar en grupos de más de 10. Al igual que en la playa, habrá que llevar mascarilla en todo momento, salvo para el baño. En los arenales el espacio por persona pasará de tres a cuatro metros cuadrados y la Xunta sugiere a los deportistas que los eviten salvo que puedan garantizar las distancias de seguridad.

Cierre de Ludotecas  

Los establecimientos y locales comerciales en general pasan también del 75 al 50 por ciento del aforo y, en el caso de los centros comerciales, las zonas comunes serán solo de tránsito. Cerrarán las zonas recreativas infantiles y las ludotecas.

El mismo aforo se aplicará a mercadillos, academias, autoescuelas, centros privados de enseñanza, bibliotecas, archivos, museos, teatros cines y albergues turísticos, espacios todos ellos en los que no se podrán reunir grupos de más de 10 personas.

Más de 2.300 pruebas PCR  

El conselleiro de Sanidade recordó que el primer positivo se detectó el pasado 23 de junio y, desde entonces, se ha trabajado para rastrear a los contactos y se han hecho más de 2.300 pruebas PCR en la comarca, de las que 1.100 han sido a usuarios y trabajadores de residencias, que han dado negativo.

"Seguimos trabajando", indicó y pidió que cualquier persona con síntomas compatibles se ponga en contacto con los servicios sanitarios. Galicia, defendió, tiene un "sistema de detección precoz" y puede realizar la PCR en 24 horas.

El conselleiro pidió a la población que tenga síntomas de COVID-19 o de otra enfermedad que acuda a la sanidad. Si el caso es grave, recordó debe llamar al 061. Las consultas específicas relacionadas con el coronavirus pueden ser atendidas en el 900400116 y aquellos que no tengan un médico asignado en la zona (por ejemplo, quienes estén haciendo turismo), pueden llamar al 881002021.


Noticias relacionadas

next